La orden de prisión contra Morsi reaviva la violencia en Egipto

Al menos 65 personas murieron y más de 650 resultaron heridas por enfrentamientos entre la policía y simpatizantes del presidente destituido
Autor: Ben Brumfield, Hamdi Alkhshali y Ben Wedeman
(Reuters) -

Cualquier uso de fuerza para terminar con las protestas masivas de los simpatizantes del expresidente egipcio Mohamed Morsi solo resultará en más muertes, dijo este sábado el ministro del Interior interino, Mohamed Ibrahim.

La advertencia del funcionario llega luego de que decenas de personas murieron durante la madrugada en los enfrentamientos entre simpatizantes y opositores al gobierno del exmandatario, una escalada de la violencia que ha generado preocupación entre líderes occidentales sobre la estabilidad de la región.

Ibrahim culpó a los seguidores del depuesto presidente Mohamed Morsi por la violencia registrada este sábado en el país que causó docenas de muertos y cientos de heridos.

El funcionario no negó reclamos hechos por los Hermanos Musulmanes, que señalan que la policía disparó a los manifestantes. Pero, el vicepresidente interino Mohamed ElBaradei condenó el “uso excesivo de la fuerza” que resultó en las muertes, de acuerdo con un reporte de la agencia estatal EGYNews.

Las tensiones entre ambos bandos se incrementaron después de que Ibrahim dijo a reporteros en una conferencia de prensa televisada que Morsi podría ser trasladado a la misma prisión donde se encuentra el exdictador Hosni Mubarak.

La decisión, de acuerdo con Ibrahim será hecha por un juez. Por el momento, el depuesto mandatario permanecerá en prisión durante 15 días por señalamientos de que colaboró con el grupo palestino Hamas.

El Ministerio de Salud reportó que 65 personas murieron y más de 650 resultaron heridas, de acuerdo con medios estatales. Mientras que médicos en el hospital en Nasr City, dirigido por los Hermanos Musulmanes, señalan que la cifra de muertos fue de 66, 61 más se encuentran en terapia intensiva y hay miles de heridos. 

Morsi no ha sido visto en público desde que fue obligado a dejar el cargo. 

La decisión final, explicó Ibrahim, la hará un juez investigativo. Este viernes, otro juez ordenó el encarcelamiento de Morsi por 15 días bajo acusaciones de anticipar su elección con la colaboración de Hamas, informaron medios estatales.

Es poco probable que los manifestantes terminen con las protestas sin resistencia, pues los líderes del movimiento se rehúsan a reconocer al gobierno interino o cooperar con este. 

Desde que el Ejército egipcio sacó a Morsi de su oficina el pasado 3 de julio, seguidores de la Hermandad Musulmana y su brazo político, el Partido Libertad y Justicia, han realizado protestas masivas y plantones en todo el país. En El Cairo y en otras partes, manifestaciones de opositores han derivado en violencia. 

Hay varias cifras sobre las víctimas de los disturbios de este sábado en el barrio de Nasr City, donde simpatizantes de Morsi intentaron bloquear un puente. La zona es considerada un bastión del expresidente.

El Ministerio no ha respondido una solicitud de CNN para aclarar el número.

La jefa de relaciones exteriores de la Unión Europea, Catherine Ashton, condenó las muertes y el lenguaje belicoso de los funcionarios.

"No hay lugar para el discurso de odio y otras formas de provocación", señaló, de acuerdo con un comunicado de su oficina.

Tensiones en aumento

Los opositores a Morsi tomaron las calles este viernes y durante la madrugada de este sábado para celebrar al Ejército que lo sacó de su cargo.

El general Abdel Fattah al Sisi, jefe de la milicia, llamó a manifestaciones masivas para apoyarlo a él y al Ejército para terminar con el "terrorismo".

La Hermandad Musulmana condenó las declaraciones y las calificó como "provocación a la violencia y al odio".

La Hermandad, alguna vez liderada por Morsi, acusó a la policía de disparar a los manifestantes.

Un vocero policial rechazó la acusación este sábado y dijo que solo dispararon gas lacrimógeno, que no eran responsables por las muertes.

Ibrahim también dijo que las fuerzas no dispararon contra los manifestantes.

Fiscalía: Morsi colaboró con Hamas

Morsi se convirtió en el primer presidente de Egipto elegido de manera democrática en junio de 2012, pero se encontró con la oposición antes de que los militares lo sacaran del poder y lo detuvieran este mes.

Al menos 19 miembros de la Hermandad Musulmana, incluido el expresidente, están acusados de escapar de la cárcel tras la revolución de 2011 en Egipto, según medios estatales.

Los fiscales, que ordenaron una investigación hace dos semanas, dijeron que el escape fue planeado por "elementos extranjeros", incluido Hamas y su ala militar, el Ejército Islámico Palestino y Hezbollah.

La Hermandad fue incluida entre los grupos internos que cooperaron con la fuga. 

Morsi está acusado de escapar y destruir los registros oficiales de la prisión, así como de matar intencionalmente y de secuestrar a funcionarios de la policía y prisioneros.

Medios locales han reportado que el expresidente solo estuvo en la cárcel por un día.

Críticos del régimen de Mubarak dicen que la fuga fue organizada por el mismo gobierno en un intento por generar caos durante las manifestaciones en su contra.

Según el diario Al-Masri Al-Youm, Morsi estaba entre los 500 miembros de la Hermandad Musulmana que fueron arrestados tras planear protestas contra Mubarak.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Supuestamente no había cargos en su contra.

El Ejército no ha revelado dónde está Morsi. Cuando fue detenido, un vocero de la Hermandad dijo a CNN que inicialmente estaba bajo arresto domiciliario en la sede de la Guardia Republicana en El Cairo y que luego se movió al Ministerio de Defensa.

Ahora ve
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
No te pierdas
×