Manifestantes y policías se culpan por muertes en disturbios en Egipto

El gobierno militar y los seguidores del depuesto Mohamed Morsi se acusan de causar las revueltas en que murieron 66 personas
(Reuters) -

Todos concuerdan en que decenas en enfrentamientos entre los seguidores del gobierno militar en Egipto y quienes apoyan al depuesto presidente Mohamed Morsi, pero ambos bandos discrepan sobre quién disparó primero en los disturbios ocurridos el sábado en la capital del país.

El médico Mohammed Ali Sultan, director de los servicios de ambulancia de Egipto, dijo a CNN que 72 personas murieron en Nasr City, un área de El Cairo en la que tiene su base la Hermandad Musulmana, luego de que el expresidente egipcio y exlíder del grupo fuera derrocado y encarcelado.

Médicos del barrio musulmán fijaron la cifra de muertos en 66, con otros 61 heridos graves y miles de heridos más.

La Hermandad Musulmana —el grupo islamista marginado durante el largo mandato de Hosni Mubarak que tras la salida de éste en 2011 se convirtió en la primera fuerza política del país— sostiene que la policía inició el fuego con municiones reales contra los manifestantes el viernes y el sábado.

Un herido dijo que vio a hombres vestidos de civil disparar con escopetas contra los manifestantes.

“La policía estaban detrás de ellos. También, fuerzas militares estaban fuera bloqueando tres entradas al vecindario Rabaa Adawiya”, dijo el manifestante, quien detalló que vio cadáveres con huellas de escopetas en el hospital donde fue atendido.

Sin embargo, la oficina del fiscal general concluyó que los manifestantes no solo iniciaron los enfrentamientos, sino que dispararon municiones reales contra las fuerzas de seguridad, según un reporte emitido este domingo por la televisora estatal Nile TV

Un vocero policial rechazó cualquier acusación de que la policía haya abierto fuego, afirmando que los agentes solo usaron latas de gas y no eran responsables por las muertes.

El ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, ofreció un punto de vista similar durante una conferencia televisada. Los manifestantes incurrieron en faltas al iniciar la violencia que hirió a 14 policías, ninguno de los cuales respondió, dijo.

“Quiero enfatizar que la policía del Ministerio del Interior nunca ha disparado y nunca disparará contra ningún ciudadano egipcio”, aseguró.

Nuevos enfrentamientos iniciaron la mañana de este domingo en Helwan, al sur de El Cairo, entre residentes y simpatizantes de Morsi, reportó la televisora estatal citando testigos.

Los enfrentamientos iniciaron durante el fin de semana, luego de que Ibrahim dijera a reporteros que Mohamed Morsi podría ser trasladado a la misma prisión donde se encuentra Hosni Mubarak.  

En tanto, un fiscal presentó una demanda en una corte de El Cairo en el que exige la restitución de Morsi en el cargo. Tarek al Kashef basa su recurso en las fracciones específicas de la constitución egipcia que estipulan que el mandato presidencial dura cuatro años y que el presidente es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. Una audiencia sobre el caso fue programada para el 8 de octubre.

Con información de Greg Botelho, Hamdi Alkhshali y Ben Wedeman

Ahora ve
No te pierdas