La policía china recupera a unas gemelas que fueron vendidas al nacer

La obstetra Zhang Shuxia convencía a los padres de retener a sus hijos con falsos diagnósticos y luego vendía a los bebés
Una doctora participó en trata de personas en China
Autor: David McKenzie, Zhang Dayu y Tim Hume
(Reuters) -

La policía de China rescató a dos niñas bebés que presuntamente habían sido vendidas por una médico de maternidad, con lo que el número de niños recuperados bajo sospecha de tráfico de infantes llegó a tres, informó la prensa estatal.

El gobierno de la provincia de Shaanxi, al noroeste de China, anunció el rescate de las gemelas este jueves, informó el diario estatal China Daily. La madre Wang Yanyan y el padre Qi Kunfeng, de la aldea de Dongcheng,  tienen previsto encontrarse con sus hijas este sábado.

La policía había recuperado antes a un bebé supuestamente vendido por la misma obstetra a los traficantes, y lo entregó a sus padres este lunes pasado.

La médico involucrado en el escándalo es Zhang Shuxia, directora adjunta del departamento de maternidad del Hospital de Salud Materno Infantil de Fuping, informó la televisora estatal CCTV.

Desde que la noticia se dio a conocer, la policía ha recibido informes de 55 casos similares de los residentes locales, incluyendo 26 casos que apuntan a Zhang, informó China Daily. Los policías iniciaron investigaciones en cinco de los casos notificados, y Zhang fue detenida bajo sospecha de tráfico de personas.

Los padres de los gemelos que presuntamente fueron objeto de trata dijeron a CNN que después de que Wang dio a luz en el hospital el 29 de mayo, Zhang los convenció para que le dejaran retener a las bebés diciéndoles que las niñas tenían problemas de salud graves.

"La doctora estaba fingiendo estar muy ansiosa, me dijo que mis hijas tienen problemas congénitos. Dijo que las gemelas tenían el cerebro dañado o paralizado", dijo Wang. La pareja nunca vio a sus hijos después del nacimiento, dijeron.

"Yo insistí en ver a los bebés, pero ella no me dejó", dijo Wang. Confiaron Zhang. "Yo nunca sospeché que ella estaba vendiendo mis hijos, porque era una amiga de la familia", dijo.

El padre de los gemelos, Qi, dijo a CNN que la pérdida de los hijos tuvo un profundo impacto en la pareja. “Cada noche, durante dos meses, mi esposa lloraba, y ella no podía comer de preocupación".

Al respecto de Zhang, su antigua amiga, dijo: "Creo que es mala. Ella es una terrible persona". "Confiamos tanto en ella. ¿Cómo podía ser tan cruel para vender a nuestros bebés?"

El primer bebé, devuelto

Las autoridades devolvieron el primero bebé rescatado este lunes a sus padres, que estaban desbordados por la emoción. Su identidad se confirmó mediante pruebas de ADN. Mientras miembros de la familia lloraban, los padres se arrodillaron para agradecer a la policía por recuperar a su hijo, informó China Daily.

Autoridades de Fuping dijeron que Zhang vendió el bebé por 21,600 yuanes (unos 3,520 dólares) el 17 de julio, el día después de su nacimiento. Después, el bebé fue vendido dos veces más en diez días.

La policía dijo que Zhang había dicho a los padres del niño, Dong Shanshan y Lai Guofeng, que su hijo había contraído la sífilis a través de la madre, y así los convenció de que entregaran al niño a su cuidado, informó el diario estatal People’s Daily.

Pero la madre posteriormente tuvo un resultado negativo en la prueba de sífilis y comenzó a sospechar. Fue a la policía y el niño finalmente fue encontrado el domingo en un buen estado de salud en un pueblo de la vecina provincia de Henan.

La mayoría de las familias afectadas provenían de la misma aldea de Zhang y su madre, informó CCTV.

Zhang había estado mintiendo sobre que los niños tenían enfermedades graves, problemas de corazón y parálisis cerebral o falta de genitales para convencer a los padres a confiarle a sus bebés.

Funcionarios despedidos

Otra pareja de la zona dijo a CCTV que Zhang los había convencido de renunciar a su hijo recién nacido en el hospital en 2008, después de que dijo que poco después del nacimiento el bebé había dejado de respirar.

"Todo el parto fue de alrededor de 10 minutos, de forma natural. Y entonces ella salió y me dijo que el bebé no respiraba", recordó Dong Pengfei, el padre. "Estaba abrumado por ese tiempo, y yo no tenía dudas. Pero después de eso he estado pensando por qué se referiría a él como ‘un niño’ si no estaba respirando".

"No podía dejar de llorar desde que di a luz a mi hijo", dijo su esposa a CCTV. "Tenía ganas de llorar cuando veía a los niños de otras familias."

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dos funcionarios del gobierno y tres funcionarios del hospital fueron despedidos por el escándalo, según la agencia estatal de noticias Xinhua. La Comisión de Salud del Estado de China ha pedido un castigo severo para los involucrados.

Un equipo de la CNN fue reprendido por los funcionarios quienes les pidieron que se mantengan alejados de los residentes locales mientras se desarrolla la noticia.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×