El diálogo entre palestinos e israelíes se retoma con esperanza moderada

La administración de EU advierte la dificultad del proceso en Medio Oriente, pero vislumbra pasos hacia el progreso por los últimos gestos
El Medio Oriente, expectante por la paz
(Reuters) -

Por primera vez en tres años, los israelíes y los palestinos establecen este miércoles una mesa de negociaciones en Jerusalén. El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, reiteró sus elogios para el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y para el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, este lunes, en un encuentro preliminar en Washington.

Kerry admitió que las pláticas serán un “proceso difícil”, pero agregó que las consecuencias de no intentarlo serían peores. El secretario de Estado dijo que el objetivo es buscar compromisos nacionales en asuntos “difíciles, complicados, sensibles” y simbólicos.

El antiguo embajador de EU en Israel, Martin Indyk, será el representante de EU en las negociaciones. Indyk sostiene que “hay un camino estrecho hacia el progreso y debemos avanzar por ese camino urgentemente”.

El objetivo de las pláticas es establecer un Estado Palestino con acuerdos de seguridad y de fronteras de común acuerdo con Israel. El presidente de EU, Barack Obama, dijo que las pláticas “son un promisorio paso hacia adelante”, pero “nos esperan un arduo trabajo y decisiones difíciles”.

“La clave está en asegurarse de que los acuerdos se cumplan”, dijo Aaron Miller, especialista en Oriente Medio del Woodrow Wilson Center, en un artículo de opinión para CNN. El académico hizo referencia a que el verdadero conflicto se presentará en la mesa de discusión y no en acordar las reuniones. “Esto no puede apresurarse”, dijo Miller sobre el tiempo que podrían tomar las negociaciones. 

“Si después de varios meses no se ven discusiones abiertas y se empiezan a dar a conocer documentos de acuerdo, entonces sabremos que va bien. En la vida real como en las negociaciones, las cosas son serias cuando se ponen por escrito”, según el investigador. "De momento", apuntó Miller, "Kerry ha hecho algo que ningún otro oficial estadounidense había conseguido: tiene a las dos partes, que poseen una patológica historia de declaraciones, calladas”.

En el caso de que se descarten los acuerdos, Miller sostiene que las repercusiones afectarían a toda la región. “Si Palestina se vuelve un problema sin resolver, podría dañar los tratados existentes entre Israel y Egipto, y Cisjordania. La credibilidad en el Mundo Árabe se vería dañada”.

El ex primer ministro británico Tony Blair incidió en esta idea en un artículo publicario en El País. Blair destaca la esperanza de las negociaciones para otros conflictos en la región como los de Siria, Libia, Túnez, Egipto o Nigeria, con el denominador común del “extremismo religioso” y el esfuerzo de los “países de mayoría musulmana para determinar la relación entre religión y política”.

El gesto de Netanyahu

Como prólogo a las pláticas, Netanyahu exhortó al gobierno israelí para que aprobara la liberación de 104 prisioneros palestinos, una táctica que va en contra del sentimiento popular en Israel. “Hay momentos en los que se deben tomar decisiones difíciles por el bien del país y este es uno de esos momentos”, argumentó Netanyahu. 

El ministro de Defensa, Moshe Ya’alon, habló en una reunión del Gabinete Interno el domingo y dijo: “Debemos pagar un precio muy alto al liberar a los prisioneros, desde el punto de vista moral, desde el punto de vista legal y de disuasión. Sin embargo, en la situación a la que nos enfrentamos, tendremos que pagar un precio muy alto si decidimos no entrar a un proceso de paz y se nos culpa de ello en nuestra alianza estratégica con Estados Unidos y otros países occidentales”.

El legislador palestino Mustafá Braghouti calificó el gesto como insuficiente y tardío. Sin embargo, algunos observadores consideran la liberación de los prisioneros como una señal de que las pláticas pueden ser exitosas.

La policía palestina en la Ribera Occidental se enfrentó este lunes con manifestantes contrarios a las negociaciones. Estos creen que las pláticas son un indicio de una “voluntad para ceder, en contra de la postura del consenso nacional de Palestina e incluso en contra de las decisiones de las instituciones mismas de la OLP”, y las consideran “profundamente peligrosas para la causa nacional palestina”, dijo la Addameer Prisoner Support and Human Rights Association, una organización no gubernamental palestina con base en Jerusalén.

Hamas, quien gobierna el territorio palestino de Gaza, emitió un comunicado en el que “rechaza que la Autoridad Palestina regrese a las pláticas de paz con las autoridades israelíes que ocupan los territorios”.

Los israelíes estarán representados por la ministra de Justicia, Tzipi Livni, y Yitzahk Molcho, y los palestinos por el negociador jefe, Saeb Erakat, y Mohammad Shtayyeh, según anunció el Departamento de Estado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los negociadores abordarán el estatus de Jerusalén, pues Israel señala la ciudad entera como su capital, mientras que los palestinos consideran el este como la capital de su futuro Estado. La disputa por los asentamientos judíos en Cisjordania y el refuerzo de la seguridad israelí ante posibles ataques también están en la agenda. 

Michael Schwartz, Ashley Fantz y Kareem Khadder contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
La NFL mantiene sin cambios su política sobre el himno nacional
No te pierdas
×