Jurado condena a militar que mató a 13 personas en base militar de Texas

La decisión dejó abierta la posiblidad de que Nidal Hasan sea condenado a la pena de muerte por la masacre ocurrida en 2009
Nidal Hasan enfrenta la justicia militar
Autor: Chelsea J. Carter
(Reuters) -

Un jurado militar declaró culpable a Nidal Hasan, un psiquiatra militar, por la muerte de 13 personas e intento de asesinato de otros 32 durante un tiroteo ocurrido el 5 de noviembre del 2009, en Ford Hood, Texas.

Ahora el juez tendrá que decidir si Hasan es condenado a la pena de muerte o a cadena perpetua.

Hasan admitió disparar directamente contra soldados que iban a ser enviados a Afganistán y que se encontraban en una base militar para proteger al Talibán y sus líderes.

El juez dejó el caso en manos de un jurado compuesto por 13 funcionarios el jueves en la noche, luego de escuchar testimonios por 12 días.

Tras casi tres horas de deliberaciones, el panel pidió volver a escuchar el testimonio del policía que le disparó a Hasan, lo que terminó con la masacre.

También pidieron ver un mapa en el que el oficial Mark Todd indicó el lugar preciso donde le había disparado a Hasan.

Las peticiones indican que el jurado al parecer evaluaba el cargo de intento de asesinato premeditado contra Hasan por dispararle a Todd, quien no fue herido en el ataque.

El jurado comenzó a deliberar luego de que Hasan declinó declarar durante un alegato final.

Los fiscales llamaron al jurado a declararlo culpable con base en la evidencia que mostraba que creía que era su deber matar a tantos soldados como fuera posible.

Durante el juicio han sostenido que el estadounidense, creyente musulmán, se radicalizó de forma progresiva, lo que lo llevó a cometer la masacre.

Hasan eligió el 5 de noviembre del 2009 para cometer la masacre porque ese día estaban citadas las unidades de soldados que iban a ir a Afganistán, según el fiscal.

Hasan, quien se representó a sí mismo, llevó su caso sin llamar a ningún testigo y sin tomar el estrado para hablar en su defensa.

Su decisión de no defenderse fue un final anticlimático para el juicio en el que los testigos de los fiscales, principalmente sobrevivientes, hicieron un retrato terrorífico de lo que ocurrió durante el ataque.

Durante el juicio, el fiscal mostró un video del FBI de la escena del crimen que mostraba cuerpos, sangre y balas en el suelo, a lo que los familiares de las víctimas reaccionaron con lágrimas o abandonando la sala.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hasan observó el video atentamente. A lo largo del juicio sostuvo que el ataque a los soldados en Fort Hood no fue el resultado de un arrebato.

Dijo que hubo una “provocación adecuada” para el ataque por que los soldados iban a participar en una “guerra ilegal” en Afganistán.

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×