El incendio en Yosemite crece y amenaza instalaciones eléctricas

El fuego que ha consumido cerca de 650 kilómetros se acerca a fuentes clave de agua y energía para la ciudad de San Francisco, California
El parque Yosemite se encuentra en llamas
(Reuters) -

Los números son asombrosos y las perspectivas aterradoras ante el incendio masivo que amenaza al Parque Nacional Yosemite.

El fuego, que ha devorado cerca de 650 kilómetros, también está amenazando una fuente clave de agua y de energía para garantizar los servicios en la ciudad de San Francisco.

“Hay mucha preocupación y mucho trabajo por hacer”, dijo el vocero del Servicio Forestal, Lee Bentley.

El incendio, que estaba contenido en un 20% el lunes por la noche, se extendía al este y amenazaba con crecer en medio de condiciones extremadamente secas.

Unos 20 helicópteros y tanques aéreos contribuían con los esfuerzos de 3,600 bomberos.

El incendio seguía extendiéndose el lunes hacia una zona clave para el suministro de San Francisco: La Reserva Hetch Hetchy, que se encuentra dentro de Yosemite y al este de donde se encuentran las llamas.

El noroeste de la reserva, un terreno rocoso, podría detener el crecimiento de las flamas, dijo Bentley.

El fuego también podría amenazar la zona donde se ubican generadores hidroeléctricos, los cuales proveen la mayor parte de la electricidad de San Francisco. Debido a la cercanía de las llamas, los funcionarios apagaron los generadores, por lo que la ciudad está tomando energía temporalmente de otra parte.

Yosemite, “un tesoro nacional”

Una prioridad es evitar que el fuego se extienda más en el Parque Nacional Yosemite.

“El parque es un tesoro nacional”, dio la vocera de Servicios Forestales, Vickie Wright. “No importa lo que implique, haremos todo lo que esté en nuestro poder para proteger el parque”, apuntó.

Yosemite, con cientos de sitios para acampar y unidades habitacionales, tiene cerca de cuatro millones de visitantes cada año, informó el Servicio del Parque Nacional. El parque tiene aproximadamente 15,000 visitantes en un fin de semana de verano.

Mientras que el incendio ha consumido al menos 48,500 kilómetros en la sección noreste del parque, por ahora no ha tenido impacto en el Valle de Yosemite, una zona popular para turistas y hogar de famosos acantilados y cascadas.

Unas 4,500 estructuras, muchas de ellas casas de descanso, estaban amenazadas, de acuerdo con InciWeb, un sitio federal que recolecta información de agencias como el Servicio Forestal de Estados Unidos y la Oficina de Manejo de Tierra. Hasta ahora el fuego ha costado más de 20 millones de dólares, de acuerdo con Bentley.

El fuego amenazó las comunidades de Groveland y Pine Mountain Lake en las afueras del Bosque Nacional Stanislaus.

“Los negocios van lentos, muy lentos”, dijo Corina Loh, propietaria del Salón Iron Door, en Groveland.

“Esta es la época en que podemos ahorrar dinero para pasar el invierno, así que es aterrador para nosotros”, dijo sentada entre mesas vacías.

La Oficina del alguacil del condado de Tuolomne, mientras tanto, emitió avisos de evacuación para los poblados de Tuolumne y Ponderosa Hill, de acuerdo con InciWeb. No está claro cuántos residentes estaban incluídos en la evacuación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El incendio ha destruido 11 casas y 12 edificios, así como un campamento en Yosemite propiedad de la ciudad de Berkeley, de acuerdo con funcionarios.

Las autoridades dicen que el incendio comenzó el 17 de agosto. La causa aún está bajo investigación.

Ahora ve
Donald Trump reaviva con Marshawn Lynch su polémica con la NFL
No te pierdas
×