El gobierno de EU respetará las leyes que permitan la marihuana recreativa

Los agentes federales concentrarán la lucha antidrogas en prevenir la distribución a menores y el narcotráfico, y flexibilizan el consumo
El negocio de la marihuana 'florece' en Colorado
| Otra fuente: CNNMéxico

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció este jueves que no luchará en contra de las leyes que legalicen la marihuana y que se concentrará en combatir el narcotráfico y en la prevención del consumo en menores. Se trata de un indicador de tolerancia hacia normas estatales como las de Colorado y Washington, que permiten el uso medicinal y recreativo.

“Esto tiene implicaciones para el resto del país, incluso en la forma en la que los legisladores verán los asuntos relacionados con la regulación y el combate de las drogas. Esto representa el primer punto de inflexión a nivel federal desde que el expresidente Nixon anunció la guerra contra las drogas en 1971”, escribió la periodista especializada en neurociencia Maia Szalavitz en un artículo de la revista Time, publicado este jueves.

El fiscal general de EU, Eric Holder, comunicó a los gobernadores de Colorado y Washington, mediante una llamada telefónica, que el gobierno estadounidense no se pronunciaría en contra de sus leyes estatales de regulación de la marihuana, que permiten la legalización, y regulación de la producción, posesión y distribución de cannabis para personas mayores de 21 años, e impone un impuesto de 25% sobre el producto.

El gobernador de Washington, Jay Inslee, acogió la medida como una buena noticia. “Queremos agradecer al fiscal general por trabajar con los estados y por hallar una vía que permita que nuestra iniciativa avance, mientras mantiene un firme compromiso con el combate a las drogas ilegales. Esto refleja una aproximación equilibrada de parte del gobierno federal que respeta los intereses de los estados en implementar estas leyes y reconoce el rol del gobierno federal en la lucha contra las drogas ilegales y la actividad criminal”, dijo Inslee.

Este nuevo pronunciamiento aparece luego de que el Departamento de Justicia anunciara a principios de agosto que ya no buscaría que se procesaran sentencias mínimas obligatorias para "ciertos delitos sobre drogas de bajo nivel, no violentos". En dicha ocasión, Holder dijo que la medida tenía como finalidad, evitar esfuerzos "contraproducentes" y ahorrar millones de dólares a la administración.

Actualmente, la categoría por la que se arresta a más personas es la de delitos relacionados con drogas, de acuerdo con el FBI. De todos los detenidos, el 82% son procesados por posesión, de los cuales la mitad son por marihuana. De acuerdo a Szalavitz el aumento en el presupuesto y penas, no ha significado una reducción en la tasa de adicción del país norteamericano.

A pesar de que la Ley de Sustancias Controladas establece que la marihuana sigue siendo ilegal, un comunicado dirigido a los agentes federales establece ocho nuevos lineamientos en los que deben concentrarse los agentes en asuntos relacionados con droga. Entre ellos se encuentran: prevenir la distribución a menores de edad, prevenir que se conduzca bajo la influencia de drogas, detener el tráfico de drogas por parte de pandillas y cárteles, y evitar que se cultive la marihuana en territorios públicos.

Desde que se aprobó la marihuana medicinal en California en 1966, en otros 20 estados y el Distrito de Columbia se han aprobado leyes similares. Alaska, California, Nevada y Oregon rechazaron medidas similares a las de Washington y Colorado, en dos ocasiones entre 1972 y 2010, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales de Estados Unidos.

En Alaska podría ponerse a votación una propuesta de legalización el año próximo, mientras que en Maine, Rhode Island, California y Oregon podría intentarse en 2016. En 1969, una encuesta de Gallup estimó que cuatro de cada 100 estadounidenses habían fumado marihuana. A principios de agosto, la encuestadora reportó que esa cifra creció a casi cuatro de cada diez.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En su artículo de Time, Szalavitz sostiene que la venta regulada de marihuana en Colorado y Washington podría atraer a los consumidores de droga de otros estados y pone como antecedente a este fenómeno, el caso de Suiza, que permitió la venta y uso de la heroína, con lo que atrajo a más adictos de todo el continente, magnificando así el problema local.

La periodista pone otros casos con una regulación parcial, como Holanda, donde se prohíbe cultivar marihuana y se permite la venta en determinados cafés, y en Portugal, donde se despenalizó la posesión de cualquier tipo de droga, no ha terminado en el aumento de crímenes. “De hecho esos países tienen bajas tasas de uso de marihuana y menores niveles de problemas relacionados con drogas de los que tenemos nosotros”, escribió la periodista estadounidense.

Ahora ve
Para la NASA, el eclipse de este lunes es una “coincidencia celestial”
No te pierdas
×