La justicia de EU usa la red de AT&T para investigar llamadas telefónicas

La telefónica usa un programa de la DEA que registra números y duración de llamadas de estadounidenses, según documentos oficiales
Un futuro incierto para los filtradores de EU
Autor: Evan Perez
(Reuters) -

La telefónica AT&T opera una extensa base de datos que recoge miles de millones de detalles electrónicos sobre llamadas telefónicas de estadounidenses, las cuales pueden ser usadas por autoridades federales y locales en investigaciones, según documentos del gobierno.

La base de datos de AT&T opera con un programa de la agencia antidrogas (DEA) llamado Proyecto Hemisferio y es utilizado por los investigadores para, entre otras cosas, dar seguimiento de los llamados teléfonos quemados, los números que algunas personas cambian con frecuencia para tratar de evitar la vigilancia.

Según los documentos, la base de datos puede ser útil para ayudar a hacer cumplir la ley y derrotar las medidas evasivas. La base de datos de AT&T contiene registros que se remontan a 1987, según los documentos.

El Proyecto Hemisférico, el cual data de al menos 2007, es detallado en una presentación de diapositivas de PowerPoint preparada para las fuerzas del orden.

Los documentos fueron remitidos en respuesta a una solicitud de información de registros públicos de las agencias de la policía de West Coast, hecha por Andrew Hendricks quien se hace llamar periodista de investigación sobre documentos públicos en el estado de Washington. El New York Times reportó la información la noche de este domingo.

La revelación de los documentos surge en medio de la controversia sobre los programas de vigilancia del gobierno, en particular los dirigidos por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), que recopilan información de teléfonos, correos electrónicos y otros registros en un esfuerzo por frustrar ataques terroristas.

La administración de Barack Obama ha defendido los programas de la NSA a los que considera necesarios para proteger la seguridad nacional y que respetan los derechos de privacidad. El programa de la DEA se diferencia de los de la NSA principalmente en las vías que usan, porque el gobierno no está recopilando la información, sino usándola para citar a personas y acceso a información.

El vocero de AT&T, Marcos Siegel, dijo: "Si bien no podemos comentar cualquier asunto en particular, nosotros, al igual que todas las demás empresas, respondemos a peticiones expedidas por las autoridades".

Un funcionario dijo que AT&T es el único proveedor que trabaja con el programa de la DEA, que incluye a empleados de la compañía de teléfonos que tienen conexiones con los analistas de la ley para agilizar las solicitudes de los investigadores.

La base de datos no tiene el contenido de las llamadas, sino más bien "metadatos" con la ubicación, los números de un usuario de teléfono a los que está llamando y el tiempo que duran las llamadas.

La base de datos de AT&T recoge la información sobre las llamadas efectuadas por sus propios clientes y —más importante para los investigadores— la de los clientes de otras compañías de telefonía y los usuarios de teléfonos internacionales cuyos dispositivos en roaming que realizan llamadas a través de la red de AT&T.

Recopila cerca de 4,000 millones de registros de llamadas todos los días, cada llamada genera múltiples registros en función de la duración de la llamada y si el usuario está viajando durante la llamada.

Ahora ve
Los enfermos mentales están entre los ciudadanos más vulnerables en Venezuela
No te pierdas
×