EU y Rusia acuerdan un plan para destruir las armas químicas de Siria

El régimen de Siria deberá cumplir con una serie de requerimientos para que su arsenal químico sea destruido a más tardar en noviembre
Rusia y EU buscan "terreno común" sobre Siria
Autor: Tom Cohen y Laura Smith-Spark
(Reuters) -

Estados Unidos y Rusia han llegado a un acuerdo diplomático sobre las medidas a tomar respecto al arsenal de armas químicas de Siria. El régimen de Bachar al Asad evitará la intervención militar si en una semana entrega un recuento de las armas de que dispone.

El presidente Barack Obama dijo este sábado que el plan acordado entre Estados Unidos y Rusia "representa un importante paso concreto hacia el objetivo de llevar las armas químicas de Siria a un control internacional para que en última instancia pueden ser destruidas".

Las conversaciones de paz se estaban celebrando en la ciudad suiza de Ginebra. Estaba previsto que hubieran acabado el viernes pero se han prolongado durante toda la noche y hasta la mañana del sábado.

Siria cuenta con una semana para poner a disposición de la autoridad internacional un recuento de su arsenal de armas químicas y expertos internacionales verificarán que lo ha hecho así. Así, el país árabe evitaría la intervención militar, según lo acordado por EU y Rusia.

El anuncio del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y del ministro de Exteriores ruso, Sergey Lavrov, establece además que los inspectores internacionales deben estar en el terreno en noviembre.

Si Siria no cumple con los procedimientos para eliminar sus armas químicas, una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU autorizará el ataque, dijo Kerry. "Nos hemos comprometido a imponer medidas en virtud del Capítulo 7 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", agregó.

El Capítulo 7 de la Carta de la ONU deja abierta la posibilidad última de que el Consejo de Seguridad use la fuerza si Siria no cumple.

Estados Unidos y Rusia han llegado a una evaluación conjunta de la cantidad y el tipo de armas químicas que posee el régimen del presidente sirio Bachar al Asad, agregó Kerry. Además estas armas deberían estar destruidas para mediados del año que viene o bien dentro o fuera del país.

La noticia de que el acuerdo se produjo después de largas conversaciones durante tres días.

Altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos explicaron a los periodistas, con la condición de no ser identificados, que el principal escollo en las negociaciones ha sido decidir qué consecuencias tendría para al Asad y su gobierno su supuesto uso de armas químicas.

Estos funcionarios no creen que Rusia llegue a aceptar una resolución de la ONU que incluya la autorización para el uso de ala fuerza militar contra Siria. EU, por lo tanto, no va a insistir en que se incluya.

Eso va en contra de la llamada de Obama a la comunidad internacional para que se tomaran medidas, incluyendo una intervención militar potencial, por lo que Estados Unidos y sus aliados consideran que fue un ataque con armas químicas por las fuerzas de al Asad el mes pasado fuera de la capital de Siria, que se dice mató a más de 1.400 personas.

"No hay cambios" en la postura militar de EU

Obama había amenazado con que EU podría llegar a actuar en solitario, si fuera necesario. Fuera de las Naciones Unidas, sin embargo, los funcionarios del gobierno insistieron en que no se llevaría la amenaza militar a la mesa de negociaciones.

Un alto funcionario de defensa dijo que no ha habido "ningún cambio" en la planificación de los militares o los niveles de preparación y los comandantes no han recibido instrucciones para cambiar su "postura" de ninguna manera.

Cambios en Siria

Mientras tanto, la oposición siria debe nombrar a un nuevo primer ministro interino este sábado, según dijo a la prensa en Estambul Khalid Saleh, jefe de la oficina de prensa de la Coalición Nacional de Siria.

Saleh dijo este viernes: "Las cosas han cambiado con el uso de armas químicas. Mientras antes estábamos hablando de sentarnos a la mesa a negociar, lo que estamos buscando ahora es un acuerdo de transición forzada donde se le arrebate el poder al régimen de Al Asad y se lo damos al pueblo sirio".

Las Naciones Unidas –y en especial su Consejo de Seguridad-, incluidos los miembros permanentes (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña) podría jugar un papel clave en la respuesta de la comunidad internacional hacia Siria. Y un informe de sus inspectores sobre el ataque con armas químicas del 21 de agosto a las afueras de Damasco podría ser fundamental en la orientación que tomen al respecto estos países.

Se espera que el secretario general de la ONU, Ban Ki -moon, presente el informe al Consejo de Seguridad a las 11 del lunes, dijeron tres fuentes diplomáticas. El secretario de la ONU dijo el viernes que él cree que "será un informe abrumador que confirme que se utilizaron armas químicas".

Las grandes preguntas son quién las uso, si eso está arreglado, y lo que el mundo debería hacer al respecto.

Al Asad y otros funcionarios sirios han negado vehementemente que sus fuerzas fueran responsables, a pesar de las afirmaciones de Obama y otros en sentido contrario.

En Turquía, los soldados estadounidenses protegen a la población contra la amenaza de misiles de Siria.

Rusia, viejo aliado de Siria, ha desafiado la validez de las peticiones de Estados Unidos. Moscú elevó su propuesta diplomática sobre los arsenales de armas químicas de Siria a través de la ONU después de haber bloqueado repetidamente la acción de la ONU que implica un ataque a Siria.

Al Asad aceptó rápidamente, dando lugar a las conversaciones entre Kerry y Lavrov, en Ginebra, que comenzaron el jueves. Siria también dijo a las Naciones Unidas el jueves que ha enviado la documentación para adherirse a la Convención sobre Armas Químicas, que prohíbe este tipo de armamento.

La presentación de Siria estaba siendo revisado por los abogados de la ONU. Si se considera suficiente, el Secretario General Ban Ki-moon lo aceptaría y Siria sería oficialmente un estado miembro de la convención.

La convención se convertiría en jurídicamente vinculante respecto a Siria 30 días después de unísele formalmente, es decir, el gobierno de al Asad tendría que permitir las inspecciones en ese momento. Otros 30 días después de eso, Siria tendrían que declarar sus existencias de armas químicas.

Algunos analistas de inteligencia estadounidenses creen que se conoce la mayor parte del arsenal químico que Siria almacena, según dos funcionarios estadounidenses familiarizados con las conversaciones internas. Pero otros dicen que Estados Unidos podría no ser capaz de verificar la ubicación de hasta el 50% de ellos.

La portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, dijo el viernes que "la verificación y destrucción de un gran arsenal de armas químicas lleva tiempo y es muy difícil de hacer en una zona de guerra".

Mientras tanto, como los esfuerzos diplomáticos continúan, la ONU calcula que más de 100.000 personas han muerto desde que comenzó la guerra civil en 2011, además de haber generado más de 2 millones de refugiadosy más de 4 millones de desplazados dentro de Siria.

Ahora ve
El sismo derribó una escultura y una cruz de la Catedral Metropolitana
No te pierdas
×