Aumentan a 13 muertos por tiroteo en Washington; no se descarta terrorismo

La policía informó que mató a un atacante identificado como Aaron Alexis, de 34 años, según el FBI
Tiroteo en edificio de la Marina de EU
Tom Cohen, Barbara Starr y Catherine E. Shoichet
Autor: Tom Cohen, Barbara Starr y Catherine E. Shoichet
WASHINGTON (Reuters) -

Un ataque a tiros en el comando de operaciones de la Marina en Washington DC dejó al menos 13 muertos, informó este lunes el alcalde de la ciudad, Vincent Gray, quien aseguró que no se ha descartado el "terrorismo" como motivo de la agresión.

“Seguiremos buscando información, pero no tenemos ninguna razón en este momento para decir que se trató de un ataque terrorista, aunque no ha sido descartado”, dijo el alcalde Vincent Gray, en conferencia de prensa.

Uno de los presuntos atacantes murió por disparos de la policía, pero actualmente se busca a otro sospechoso prófugo, informó Cathy Lanier, jefa de la Policía Metropolitana de Washington. La cifra de muertes aumentó a 13 luego de que las fuerzas policiacas abatieran a uno de los dos sospechosos presuntamente responsables de asesinar a 12 personas durante el atentado.

La cifra total de heridos alcanzó 14, dijo el vicealmirante William D. French a reporteros la noche del lunes.

El sospechoso abatido fue identificado como Aaron Alexis, un contratista militar de 34 años originario de Texas, confirmó a CNN la oficina del FBI en Washington.

Alexis fue identificado a través de una fotografía, según la Policía Metropolitana. Una identificación del contratista coincidió con la apariencia del hombre muerto, según un oficial policial. La identidad del sospechoso fue confirmada a través de análisis de huellas dactilares, dijo un funcionario con conocimiento de la investigación.

La policía originalmente buscaba a dos sospechosos, pero descartó a uno. “El hombre blanco con la ropa marrón fue identificado y no es una persona sospechosa o de interés”, detalló la Policía Metropolitana de D.C.

“Nuestra mayor preocupación ahora mismo es que potencialmente tenemos otros dos atacantes que hasta ahora no han sido localizados”, dijo Lanier durante una conferencia de prensa.

La policía busca a un hombre blanco y a un hombre negro, ambos vestidos con ropa tipo militar, quienes podrían estar vinculados con el ataque.

“No tenemos información para creer que alguno de estos individuos sean parte del personal militar, pero tenemos información de que esos individuos visten uniformes de tipo militar”, afirmó.

Antes, Ed Zeigler, vocero del Distrito Naval de Washington, dijo a CNN que en el ataque murieron varias personas.

“Vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para hacer responsable a quien quiera que haya realizado este cobarde acto”, dijo el presidente Barack Obama durante una conferencia de prensa, y agregó que el ataque fue contra “personal civil y militar”.

“Aún no tenemos conocimiento sobre todos los hechos. Pero sabemos que varias personas recibieron disparos y algunas han muerto”, indicó Obama. “Nos estamos enfrentando a otro tiroteo masivo. Y ahora ocurrió en una instalación militar en la capital de nuestra nación”.

El presidente Barack Obama expresó sus condolencias a través de Twitter. “Enviamos nuestros pensamientos y oraciones a todos en la base de la Marina que hayan sido tocados por esta tragedia”, escribió el mandatario.

Las autoridades primero reportaron que al menos 10 personas habían resultado heridas luego de que un hombre calvo, negro y vestido con ropa de color negro abriera fuego. Entre los lesionados hay un policía de Washington.

Tres personas, incluido el policía, fueron trasladadas al Centro Hospitalario MedStar de la capital estadounidense, tras recibir múltiples heridas de bala. Se espera que las víctimas sobrevivan, dijo la jefa médica del centro, Janis Orlowski.

Una persona fue declarada muerta en el Hospital Universitario George Washington, de acuerdo al jefe de trauma y cuidados intensivos, Babak Sarani.

El incidente comenzó poco después de las 8:20 horas (local) cuando se escucharon disparos dentro de la sede del comando de operaciones de la Marina en el sureste de Washington. 

Decenas de agentes federales y locales armados con rifles automáticos llegaron al lugar de los hechos y revisaron todos los edificios en busca de víctimas y de los atacantes, mientras por aire se evacuaba a los heridos.

La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) envió un equipo de 20 agentes especiales para ayudar a las autoridades que responden al tiroteo. El equipo es el mismo que ayudó a aprehender a Dzhokhar Tsarnaev, acusado de realizar los ataques con bomba en el maratón de Boston.

Dos testigos dijeron a la televisora local WJLA, afiliada de CNN, que escucharon una alarma contra incendios en el edificio donde trabajaban, y que vieron a un hombre con un rifle en un pasillo mientras salían del edificio.

“Nos apuntó y disparó hacia nosotros”, dijo Todd Brundidge. “No lo podía creer”.

La gente entonces comenzó a correr afuera del edificio, agregó. “Todos estaban bajando las escaleras. Estaban empujándose, la gente se caía”, dijo a WJLA.

La seguridad fue reforzada en el Pentágono y al menos ocho escuelas cerraron sus instalaciones como medida de precaución.

La Marina emitió una “orden de recuento” de todo el personal uniformado tras el tiroteo. La orden aplica tanto para personal en activo como reservistas que fueron asignados al área de D.C. Además del personal naval, familiares, empleados civiles y miembros de las instalaciones también deben reportarse a través del sistema de contabilidad de la Marina.

El tráfico aéreo en el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan fue suspendido temporalmente debido al incidente.

El lugar donde ocurrió el hecho es el más grande de los cinco comandos de la Marina y en él se encuentra la sede del Distrito Naval de Washington así como un museo naval.

El equipo de béisbol local, los Nacionales de Washington, expresó su “profunda tristeza” por el incidente ocurrido a solo unas calles de su estadio.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con nuestros amigos en el campo de la Marina y aquellos impactados por el incidente”.

Ante el ataque, el juego de los Nacionales contra los Bravos de Atlanta programado para esta noche, fue pospuesto.

Dan Merica, Larry Shaughnessy, Brian Todd, Alan Silverleib, Joe Sterling, Dan Merica, Paul Courson y Evan Perez contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×