Rousseff denuncia el espionaje de EU ante la ONU y pide regular internet

La presidenta de Brasil dijo que es necesaria una reglamentación de la red para garantizar la protección de los derechos humanos
AFP
Rousseff-ONU-AFP  AFP
| Otra fuente: CNNMéxico

Estados Unidos violó los derechos humanos y civiles de los brasileños al espiar comunicaciones en el país sudamericano, denunció ante la ONU la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, al abrir los debates de la Asamblea General en Nueva York este martes. 

Este caso revela un problema que va más allá de una relación bilateral y que "afecta a la comunidad internacional", por lo que es necesario establecer una regulación global para proteger los datos que viajan por internet, agregó Rousseff.

"La tecnología de la información no puede convertirse en un campo de batalla entre estados (...) La soberanía de un país nunca puede basarse en una acción que sea en detrimento de otra nación", dijo. 

"El pleno aprovechamiento de internet requiere una reglamentación responsable que garantice la libre expresión y el respeto a los derechos humanos". 

La mandataria criticó que la gobernanza de internet sea altamente dependiente de EU y dijo que buscará leyes, tecnologías y mecanismos para protegerse contra la intercepción ilegal de comunicaciones.

"Mi gobierno hará cuanto esté a su alcance para defender los derechos de los brasileños", dijo ante representantes de más de 190 países.

Rousseff presentó la queja ante el organismo internacional por el presunto espionaje que EU realizó a sus comunicaciones, de empresarios y de ciudadanos brasileños. Las acusaciones están basadas en los documentos que filtró el exconsultor de inteligencia estadounidense, Edward Snowden, y que fueron difundidos por el periodista Gleen Greenwald, de The Guardian.

A principios de septiembre, la televisora brasileña Globo reveló que EU había espiado a Rousseff y al presidente de México, Enrique Peña Nieto, cuando era candidato. En ambos casos, el presidente de EU, Barack Obama, prometió una investigación de lo sucedido.

Sin embargo, la presidenta de Brasil canceló un viaje de Estado programado para el 23 de octubre a Washington, por considerar que la respuesta obtenida de EU no era "satisfactoria".

Peña Nieto, en tanto, recibió la semana pasada al vicepresidente estadounidense Joe Biden, pero el tema del espionaje quedó fuera de la agenda porque el presidente mexicano y el estadounidense ya lo habían discutido durante la cumbre del G-20 en San Petersburgo, donde Obama prometió sanciones a los responsables. 

Ante la ONU, Rousseff dijo que EU quebrantó el "derecho internacional" al interceptar datos de alto valor estratégico. 

Según los documentos, los recursos energéticos de Brasil destacaban entre lo objetivos del espionaje. 

La presidenta brasileña calificó como "insostenible" el argumento de EU de que realiza espionaje "para protegerse contra el terrorismo".

"Vivimos en paz con nuestros vecinos desde hace 104 años", precisó.

Obama evade el tema

Tras el discurso de la presidenta brasileña, el primero después del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, habló Barack Obama. 

Sin embargo, el presidente de EU evitó referirse al tema del espionaje, y centró su intervención en Siria e Irán. 

Brasil exige a Estados Unidos una investigación, explicaciones y el compromiso de que cesará el espionaje, algo que no ha ocurrido, según afirmó la oficina de Rousseff en un comunicado la semana pasada.

La visita de Estado de Rousseff sería la primera en casi dos décadas que realizaría un mandatario brasileño a Washington. La última vez fue en 1995, con Fernando Henrique Cardoso.

La Asamblea General de la ONU celebra un periodo ordinario de sesiones de septiembre a diciembre. En ella participan los líderes de los 193 estados miembros.

Ahora ve
Así han ayudado los eclipses a la humanidad a lo largo de la historia
No te pierdas
×