Irlanda vota sobre la abolición del Senado, en medio de la crisis

Los irlandeses celebraron un referéndum sobre la propuesta del Ejecutivo, que todavía tiene numerosos opositores
Policías resultan heridos por protestas en Irlanda
(Reuters) -

Los irlandeses votaron este viernes sobre la eliminación del Senado en medio de un referéndum que se celebra tras tres años de crisis económica y con una mala imagen de la clase política de fondo.

Más de tres millones de irlandeses estaban convocados a las urnas para pronunciarse sobre la supresión de la Cámara alta, una propuesta hecha por Ejecutivo. Se trata de una de las reformas políticas más ambiciosas en la historia del país.

Irlanda es el primer país europeo que consulta a su ciudadanía sobre la abolición de la Cámara alta, si bien otros vecinos de similar tamaño ya decidieron prescindir de un órgano que Dublín califica de "irrelevante", "elitista" y "anticuado", aunque reconoce que puede ser necesario para grandes países federales.

Este viernes no era difícil encontrar en los centros de votación a ciudadanos dispuestos a dar una segunda oportunidad al Seanad Éireann (Senado de Irlanda en gaélico), incluso si su eliminación reduciría el número de políticos y ahorraría al Estado, según el Gobierno, hasta 20 millones de euros anuales (casi 355 millones de pesos).

Fergal Whelan, sindicalista, no está de acuerdo con la forma en que un reducido y selecto electorado, casi todos políticos, elige a los 60 miembros del Seanad, pero opina que toda "democracia necesita dos Cámaras" para controlar al poder.

"Creo –señaló– que la propuesta del gobierno es cínica y oportunista, lo que tiene que hacer es reformar el Senado".

Esa es la tesis defendida por el Fianna Fail, el principal partido de la oposición y el único a favor del mantenimiento del Senado.

Su líder, Michéal Martin, aseguró este viernes a través de su cuenta de Twitter que durante las "últimas 24 horas" la campaña del "no" a la abolición del Seanad "ha recibido un gran impulso".

"Todo ciudadano –escribió el dirigente centrista– tiene la oportunidad de forzar la mano del Gobierno y reclamar una reforma política real".

Donna McGuinnes, ama de casa de 46 años, tampoco quiere un gobierno con "total poder" para decidir sobre el futuro del país y el Senado, dice, todavía puede "poner freno".

"Creo que hay demasiados políticos en el país, pero sería más adecuado reducir el número de diputados en el Dáil (la Cámara baja del Parlamento irlandés), donde hay demasiados y contribuyen muy poco", arguyó McGuinness.

En caso de victoria del "sí", la supresión del Seanad iría acompañada de la eliminación de ocho de los 166 escaños de la Cámara Baja (Dáil), cuya nueva composición entraría en vigor después de las próximas elecciones generales, previstas para 2016.

El Seanad fue establecido en 1937 y tiene poderes para efectuar recomendaciones sobre un proyecto de ley y, aunque no puede bloquearlo, puede retrasar el proceso durante un periodo de hasta tres meses.

Alguna de esas recomendaciones, opina Alan Bracken, de las juventudes del Fianna Fail, han contribuido a "mejorar significativamente" el contenido de ciertas leyes.

El Senado, añade, también "ha hecho un trabajo maravilloso promoviendo asuntos sociales, como los derechos de los homosexuales, (un tema) muy espinoso en la católica Irlanda".

El recuento de los sufragios comenzará el sábado y se espera que el anuncio de los resultados finales se dé por la tarde.

Ahora ve
Los mexicanos desconfían cada vez más en sus autoridades, revela un estudio
No te pierdas
×