Ariel Castro no murió de asfixia autoerótica, dice médico forense

El secuestrador de Ohio fue sentenciado a cadena perpetua más 1,000 años por el secuestro y violación de tres mujeres
Confirman motivos de la muerte de Ariel Castro
Autor: Stephanie Gallman y Ben Brumfield
(Reuters) -

Un médico forense de Ohio puso en duda los informes acerca de que el secuestrador Ariel Castro murió por asfixia auto erótica.

La declaración de la médico forense de Franklin Country, Paula Gorniak, cuestiona un informe de las autoridades penitenciarias de Ohio en el sentido de que el hombre que secuestró, mantuvo cautivas y violó a tres mujeres por casi 10 años, murió de una asfixia autoerótica en su celda de la cárcel.

Castro fue encontrado en septiembre pasado colgado con una sábana con sus pantalones y su ropa interior abajo, informaron las autoridades. Pero esa no es evidencia suficiente para respaldar la hipótesis de su muerte, dijo Gorniak. Sus pantalones quizá cayeron mientras se colgaba, indicaron.

Gorniak informó que no tuvo conocimiento de que Castro fue encontrado con sus pantalones bajados en la celda de la cárcel, pero eso no cambia la causa de la muerte.

No había señales de que hubiera sido estimulado sexualmente, dijo la forense.

“Yo realicé la autopsia. Observé la ligadura. Vi las fotos de la celda. Fue un suicidio”.

Ningún involucrado en el reporte de las autoridades de Ohio le consultó, informó Gorniak. Y no está satisfecha con el informe.

“Estaban fuera de lugar… no creo que nadie más deba tener una opinión sobre cuál fue la causa de la muerte”, dijo Gorniak.

Castro fue condenado y sentenciado a cadena perpetua más 1,000 años. Poco después fue encontrado muerto en su celda de la cárcel el 3 de septiembre pasado.

Una investigación del departamento correccional indicó que quizá el hombre no se colgó, sino que murió por accidente. También encontró que dos guardias de prisión no realizaron los procedimientos requeridos y falsificaron los archivos.

En prisión, Castro no era parte de la población general sino que estaba en una celda preventiva, lo que significa que los guardias que estaban a su cargo debían hacer rondas cada 30 minutos.

Castro fue encontrado en su celda con una Biblia abierta en los capítulos dos  y tres del libro de Juan, y “tenía fotos de su familia acomodadas en forma de cartulina”, de acuerdo con el reporte emitido este jueves por el Departamento de Rehabilitación y Corrección de Ohio.

“Él estaba colgando de una bisagra en la ventana de su celda con una sábana envuelta alrededor de su cuello. Sus pantalones y ropa interior estaban bajados hasta sus tobillos.

"La relevancia de este hallazgo no está clara. Estos hechos, sin embargo, fueron retransmitidos a la Patrulla de Caminos del Estado de Ohio para la consideración de la posibilidad de asfixia autoerótica”, destacó el reporte.

La asfixia autoerótica implica privar al cerebro de oxígeno mediante una estrangulación controlada para intensificar la experiencia sexual.

El departamento informó que “no parece que existiera una motivación conocida o justificada para la muerte autoinfligida”.

Las autoridades “revisaron varias fuentes de información en el intento para determinar la motivación” para el suicidio, ya que “Castro no dejó una nota suicida y no había mostrado ideas suicidas en las múltiples evaluaciones”.

La falta de una nota no es suficiente

“¿Una muerte accidental solo porque no dejó una nota? No siempre hay una nota por cada suicidio”, dijo la forense.

La agencia también dijo que dos guardias de la prisión responsables de vigilarlo “no realizaron medidas” requeridas, informó el departamento. Al parecer, también falsificaron “los libros de registros de sus rondas”.

La información se dio a conocer en un “informe después de la revisión” emitido por el departamento.

Los dos guardias fueron separados de sus labores mientras los investigadores revisan el suicidio de Castro. Cualquier acción disciplinaria será decidida por las autoridades policiales estatales una vez que termine la investigación. Las sanciones podrían incluir el despido.

Castro se declaró culpable en agosto pasado de 937 cargos, incluido el secuestro de Michelle Knight, Georgina DeJesus y Amanda Berry. Knight estuvo secuestrada 11 años, DeJesus nueve y Berry 10.

Kevin Conlon de CNN contribuyó a este reporte.

Ahora ve
Los enfermos mentales están entre los ciudadanos más vulnerables en Venezuela
No te pierdas
×