La policía resuelve el crimen de una niña hace en 22 años en Nueva York

La persistencia de los investigadores y nuevas pruebas forenses permitieron capturar al autor del asesinato ocurrido en Nueva York en 1991
22 años después identifican a 'Baby Hope'
| Otra fuente: 1

Veintidós años más tarde, la víctima por fin tiene un nombre. La niña conocida sólo como Esperanza Baby, cuyo cuerpo se encontró descompuesto en 1991 en una nevera portátil en la cuneta de una carretera de Nueva York se llama en realidad Anjelica Castillo y tenía 4 años cuando abusaron de ella y la mataron, informó la policía de Nueva York el sábado.

El crimen está resuelto, y la policía detuvo a Conrado Juárez, de 52 años, primo de la niña, quien está acusado de matarla y tirar su cuerpo a la carretera.

Los detectives de Nueva York nunca dejaron de buscar respuestas para el caso. Cada año, en el aniversario del 23 de julio de 1991, cuando se descubrió su cuerpo, los policías recorrían los barrios de la zona repartiendo folletos y pidiendo a la gente información.

¿Quién era la niña?, ¿quién era su familia?, ¿quién la mató?

Fue una llamada anónima después del último sondeo realizado en julio, la que les ayudó a resolver el caso, dijo el comisionado de policía, Ray Kelly. Llevó a los detectives hasta la hermana de Anjelica, ahora una adulta, y a partir de allí, se identificó a la mujer que se cree que es la madre de la niña.

Esto llevó a la detención de Juárez, el primo de Anjelica por parte de su padre.

La policía lo arrestó tras interrogarlo cerca del restaurante de Manhattan donde trabajaba como lavaplatos, dijo Kelly. Permaneció impasible cuando a policía se lo llevó con las manos esposadas.

Juárez reconoció el crimen el sábado por la mañana, según el comisionado policial.

"Hoy los investigadores de policía de Nueva York han hecho justicia para Anjelica", dijo el jefe de detectives Phil Pulaski.

Trabajadores de la construcción encontraron el cuerpo de Anjelica —que nunca fue reportada como desaparecida— en una bolsa de basura, oculto bajo unas latas de refresco dentro de un refrigerador portátil azul y blanco. Había sufrido abusos sexuales y su cuerpo estaba tan descompuesto que sólo pudieron deducir el aspecto que tenía con varios bocetos.

Dos años después de que se encontrara el cuerpo, la niña fue enterrada en una parcela cedida, con un vestido blanco comprado por la esposa de un detective, con una lápida pagada por los detectives.

Juárez, quien tenía 30 años en el momento del crimen, dijo que fue a un apartamento en Queens que compartía con siete familiares y vio a Anjelica en el pasillo, según Kelly. Juárez dijo a la policía que él la asfixió con una almohada mientras la violaba.

Cuando la niña se quedó inmóvil, Juárez llamó a su hermana desde otra habitación, según relató a la policía.

Fue la hermana quien recomendó a Juárez que se deshiciera del cuerpo, detalló Kelly. En seguida, "dobló a la niña por la mitad", la ató, la colocó en una bolsa de basura en el interior del refrigerador y colocó las latas de refrescos en la parte superior de su cuerpo, dijo la fiscal de distrito de Nueva York, Melissa Mourges, durante la comparecencia del sábado.

Juárez y su hermana llamaron a un taxi en Manhattan, tiraron el refrigerador en una zona boscosa cerca de la avenida y luego siguieron su camino, dijeron las autoridades.

La hermana, Balvena Juárez Ramírez, ya falleció, dijo Kelly.

El detective retirado Jerry Giorgio, que trabajó en el caso desde el principio, dijo que estaba "encantado" ante la noticia de la detención.

Giorgio dijo a CNN que siempre sospechó que el asesino fuera la madre, el padre, o ambos.

Los avances en la ciencia forense también ayudaron a la investigación, dijo Kelly. El cuerpo de la niña fue exhumado en 2006 y un perfil de ADN fue construido en 2011. A principios de este mes, la oficina del médico forense hizo una coincidencia de ADN entre la niña y su madre.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A partir de ahí, los investigadores construyeron un árbol de familia y el camino los llevó a Juárez, dijo Kelly.

Kelly elogió la "persistencia fenomenal" de los detectives que originalmente trabajaron en el caso. "Fueron implacables ", dijo.

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×