La Cumbre Iberoamericana inicia con la mitad de los presidentes ausentes

La reunión para discutir el futuro de la región arrancó con la ausencia de 22 mandatarios, a la cual no asistió ningún presidente del ALBA
Los ausentes en la XXIII Cumbre Iberoamericana
(Notimex) -

Con la ausencia de más de la mitad de los 22 mandatarios de Iberoamérica, fue inaugurada la noche de este viernes la XXIII Cumbre Iberoamericana en Panamá, con el objetivo de discutir los principales problemas de la región y mejorar la cooperación internacional.

"La renovación de la conferencia es necesaria para atender mejor a la comunidad iberoamericana de naciones de las que todos formamos parte", dijo el Rey Juan Carlos de España, en un mensaje grabado para inaugurar la reunión debido a que se ausentó por estar convaleciente de una operación de cadera.

"Bienvenidos a Panamá", exclamó por su parte el legendario exboxeador panameño Roberto Manos de piedra Durán, quien fue presentado en la ceremonia inaugural como "ícono panameño" junto con el músico Danilo Pérez, y la pintora Olga Sinclair.

La ceremonia fue encabezada por los mandatarios de Panamá, Ricardo Martinelli; de España, Mariano Rajoy; y de México, Enrique Peña Nieto, además del secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, cuyo segundo mandato de cuatro años finaliza este mes.

En medio de fuertes medidas de seguridad, con el despliegue de policías por las principales avenidas y con un día feriado para los empleados públicos, la cumbre se instaló en el Centro de Convenciones Figali, a orillas del Canal de Panamá.

"Es la cumbre de la reforma. Después de 22 años de encuentros y de funcionamiento hace falta el nuevo impulso de una renovación para adaptarnos a los cambios productivos en nuestros países y en la esfera internacional", dijo el gobernante español, Mariano Rajoy.

La cumbre, cuyo costo será de nueve millones de dólares, tiene como lema "el papel político, económico, social y cultural de la comunidad iberoamericana en el nuevo contexto mundial", con miras a revitalizar el mecanismo.

Con base en las recomendaciones de una comisión encabezada por el expresidente de Chile, Ricardo Lagos, las cumbres serán bienales a partir de la que se celebre en México en 2014.

De la cumbre se ausentaron los mandatarios de Brasil, Guatemala, Nicaragua, Perú, Argentina, Uruguay, Bolivia, Cuba, Chile, Ecuador y Venezuela. Ninguno de los mandatarios de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) asistió a la reunión, aunque sí enviaron representantes. En el caso de Cuba, un director general, según fuentes panameñas.

Tampoco acudió, el Rey Juan Carlos de España, quien está convaleciente de su operación de cadera realizada el mes pasado. Esta es la primera vez que se ausenta desde que estas citas iniciaron en 1991 en Guadalajara (México)

"En la conferencia cabemos todos, no puede ser de otra manera", dijo Rajoy al aludir la necesidad de unidad regional, en momentos en que analistas observan dos bloques ideológicos.

Además de Rajoy, Martinelli y Peña Nieto, acudieron a la apertura del foro los mandatarios de Costa Rica, Laura Chinchilla; de Paraguay, Horacio Cartes; de República Dominicana, Danilo Medina; de Portugal Aníbal Cavaco (Presidente) y Pedro Passos Coello (primer ministro); y de Andorra, Antoni Marti.

En las próximas horas se sumarán los gobernantes de El Salvador, Mauricio Funes; de Colombia, Juan Manuel Santos; y de Honduras, Porfirio Lobo.

Las sesiones plenarias de la cita se llevaran a cabo este sábado en el lujoso hotel Playa Bonita, ubicado a 17 kilómetros al suroeste de la capital, para finalizar con la firma de la Declaración de Panamá.

De forma previa a la inauguración de la cumbre, los mandatarios presentes asistieron a la apertura de la sede en Panamá del Parlamento Latinoamericano (Parlatino), en el turístico sector de Amador, a orillas del Canal de Panamá

Ahora ve
La cifra de grupos extremistas en Estados Unidos ha crecido en el último año
No te pierdas
×