Las autoridades iraníes muestran optimismo tras las pláticas en Ginebra

La propuesta que Irán presentó ante las potencias occidentales abre la puerta a un posible acuerdo sobre su programa nuclear
Obama habla con Rouhani, una llamada histórica
Autor: Laura Smith-Spark y Jim Sciutto
(Reuters) -

Un día después de que las pláticas que Irán y seis potencias mundiales respecto a las ambiciones nucleares del gobierno de Teherán terminaran con una nota prometedora, la agencia de noticias estatal de Irán señaló que las autoridades habían manifestado que confiaban en que se podían resolver las diferencias.

El viceministro del Exterior de Irán, Abbas Araqchi, dijo que el llamado grupo P5+1 —Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido (miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU) y Alemania— "aceptaron el esquema general de la nueva propuesta que Teherán presentó para resolver las diferencias, pero señalaron que debemos esperar a las medidas prácticas", reportó la agencia IRNA el jueves.

"Araqchi hizo una mayor referencia al enriquecimiento de uranio como el límite para Irán en las negociaciones, aunque agregó que el país negociaría el volumen y el nivel de enriquecimiento", agregó.

De acuerdo con Araqchi, quien asumió un rol prominente en las negociaciones, las partes podrían llegar a un acuerdo en entre tres y seis meses. Mansour Haghighat-Pour, vicepresidente del Comité de Seguridad Nacional y Política Exterior de Irán, dijo que al parecer los dos días de pláticas en Ginebra "fueron más serios y técnicos" que las negociaciones anteriores.

Esto se manifestó un día después de que los participantes en Ginebra declararan en un comunicado conjunto que las pláticas habían sido "significativas".

El tono de las declaraciones indica un cambio tras la tensión diplomática que había prevalecido durante el mandato del expresidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad.

Las discusiones se centraron en la propuesta iraní, en la que se pide a las seis potencias que reconozcan la naturaleza pacífica de sus actividades relacionadas con la energía nuclear. Sin embargo, los detalles fueron escasos.

"La propuesta iraní fue nueva en cuanto al nivel de seriedad y sustancia, no se había visto antes", dijo a la prensa el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney. Sin embargo, agregó, "son temas complicados. Son temas técnicos. Además, como lo ha dicho el presidente, hay profundos antecedentes de desconfianza".

"Irán tiene la carga de cumplir con sus obligaciones internacionales. Además, cualquier acuerdo debe servir para demostrar a la comunidad internacional que el programa de Irán se usará solamente con fines exclusivamente pacíficos".

La jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, quien encabeza las pláticas del bloque P5+1, dijo que había sido una "reunión muy intensa y muy importante". Declinó ofrecer detalles, pero dijo que habían sido las más minuciosas hasta la fecha.

El comunicado conjunto iniciaba mencionando la esperanza que se manifestó tras el primer día de negociaciones. "Por primera vez, tuvimos discusiones técnicas muy detalladas", dijo un alto funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos. Un vocero de la jefa de política exterior de la Unión Europea dijo que la presentación de Irán había sido "muy útil".

Zarif, quien encabeza la delegación iraní, escribió el miércoles en una publicación en Facebook que la propuesta de Irán presentaba "una nueva perspectiva que enfatiza la necesidad de que todos los jugadores tengan un objetivo en común" e identificaba las áreas en las que había que alcanzar acuerdos.

Algunos observadores temen que Irán busque desarrollar una bomba nuclear, pero Irán, castigado por las sanciones a causa de su programa, ha sostenido que está desarrollando capacidades para energía nuclear con fines exclusivamente pacíficos.

Irán insiste en que Occidente debe reconocer su derecho a enriquecer combustible nuclear con fines civiles como lo contempla el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, al que Irán se suscribió.

¿Las relaciones mejoran?

Las pláticas en Ginebra son las primeras de alto nivel que se celebran desde que la elección de Hassan Rouhani a mediados de este año creó la expectativa de un cambio de dirección en Irán.

Durante una visita a la Asamblea General de la ONU en septiembre, la postura diplomática de Rouhani alimentó las esperanzas de que mejoraran las relaciones de Teherán con Occidente y de que se avanzara en las negociaciones sobre su programa nuclear.

La visita de Rouhani culminó con una conferencia telefónica con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y una reunión del secretario de Estado de ese país, John Kerry, con el ministro del Exterior de Irán, Javad Zarif.

Fue el primer encuentro de alto nivel entre los dos enemigos jurados desde la revolución de 1979 en Irán, tras la que las relaciones entre ambos países se deterioraron profundamente.

Otro indicio de que las tensiones están disminuyendo es que la agencia noticiosa estatal de Irán, IRNA, reportó el miércoles que Irán y Gran Bretaña planean designar a su respectivo encargado de negocios no residente—el diplomático que sigue en rango al embajador— dentro de las próximas dos semanas.

Israel ha advertido que no se deben aligerar las sanciones económicas que se impusieron a Irán. Tal maniobra sería un "error histórico", dijo el martes el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

"Este es el momento oportuno para llegar a una solución genuinamente diplomática que ponga fin al programa nuclear militar de Irán de forma pacífica", señaló. "Esta oportunidad solo puede realizarse si la comunidad internacional sigue presionando a Irán porque la presión es lo que ha llevado a Irán de vuelta a la mesa de negociaciones".

Alireza Jafarzadeh, junto con el Consejo Nacional de Resistencia de Irán —de la oposición—, acusó a Irán de usarlos para comprar tiempo para avanzar con su programa de armas nucleares. Pidió que se endurecieran las sanciones.

"El P5+1 está permitiendo que Irán los convenza para poder desarrollar una bomba nuclear; esto explica la nueva atmósfera y las sonrisas de los funcionarios del régimen iraní", dijo Jafarzadeh.

Jim Sciutto reportó desde Ginebra y Laura Smith-Spark escribió en Londres. Chelsea J. Carter, Shirzad Bozorgmehr, Carol Jordan, Saad Abedine, Michael Schwartz y Elise Labott colaboraron con este reportaje.

Ahora ve
Barcelona rinde homenaje a las 14 víctimas de los atentados
No te pierdas
×