Empresarios inmigrantes luchan por sus negocios tras un año de 'Sandy'

Decenas de miles de comerciantes aguardan las ayudas públicas para reabrir sus establecimientos en el primer aniversaio del huracán
El huracán Sandy y la campaña presidencial de EU
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El proyecto de montar una pizzería en Nueva York del dominicano José Collado se frustró hace un año con el paso del huracán Sandy. En el primer aniversario de una de las peores tragedias climatológicas de EU, pequeños empresarios como él aguardan las ayudas públicas para remontar sus negocios.

José, dueño de cinco restaurantes en el barrio de Lower East Side de Manhattan, una de las más afectadas por la tormenta, aún no han visto los fondos prometidos por el gobierno federal. “Todos [los negocios] sufrieron daños. Estaba arruinado. Todo lo perdí en un segundo”, agregó el dominicano, que estima que sus pérdidas fueron de 300,000 dólares.

Como él, decenas de miles de personas esperan un soporte económico para reconstruir sus vidas, según un reporte desde Nueva York de CNN en Español. Sólo en Nueva Jersey, unas 189,500 empresas resultaron afectadas, de acuerdo con la oficina del gobernador, Chris Christie. Un 75% de ellas eran pequeños negocios. 

El gobierno ha otorgado en torno a 1.4 miles de millones de dólares a más de 182,000 sobrevivientes en los estados de Connecticut, Maryland, Nueva Jersey, Nueva York y Rhode Island, y más de 2.4 miles de millones de dólares a través de la SBA, un fondo de ayuda a pequeños empresarios, según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

La Administración de Pequeños Negocios de EU, entidad de micropréstramos, anunció este martes que amplió a seis meses el periodo para la concesión de créditos. "Muchos comerciantes apenas están recibiendo cartas de la Administración de Pequeños Negocios y de FEMA de que no cualificaron para la ayuda", dijo Luis de la Hoz, director de The Intersect Fund, según un reporte de EFE.

Un grupo de manifestantes afectados reclamaron el 27 de octubre ante el Congreso local la reconstrucción de la infraestructura, rentas de vivienda accesibles y oportunidades laborales.

Inmigrantes indocumentados, además de la población con menos ingresos, sufrieron mayor dificultad para recuperarse tras Sandy, ya que no califican para recibir asistencia económica federal. “En cuestión de dos horas, perdimos todo: comida, neveras, sillas, equipo electrónico", dijo el mexicano Juan Marín en declaraciones a EFE. Marín no ha podido reabrir Garibaldi, su restaurante ubicado en Newport, Rhode Island. 


Organizaciones civiles de Nueva York, como Make the Road New York, estiman que cerca de 22,000 familias de la ciudad siguen sin tener un hogar fijo. "Perdimos nuestro hogar en la tormenta y el único lugar que he encontrado cuesta 450 dólares más de lo que pagaba antes", dijo Lulú Vázquez, una residente de origen hispano del condado de Staten Island, en un comunicado de la organización en defensa de los derechos de los inmigrantes. “La reconstrucción debe significar regresar de vuelta a casa, pero con rentas tan altas nadie puede costear quedarse”, agregó.

El huracán causó más de un centenar de muertos y dañó cerca de 650,000 viviendas. Los estados más afectados fueron Nueva Jersey y Nueva York, donde tocó tierra el 29 de octubre del año pasado. Cientos de mexicanos residentes en Nueva York se quedaron sin casa, sin enseres o sin empleo. En algunos casos, los afectados no se atrevían a solicitar ayuda por su situación migratoria irregular.

Las otras ayudas

Mientras no pueda reabrir su negocio "y empiece a dar dinero para cubrir sus deudas", las cosas no van a cambiar para Juan. A pesar de que ha alquilado otro establecimiento, los ingresos no cubren los gastos para reparar su antiguo local. Tuvo que pedir un préstamo, por el que paga “mil dólares mensuales sólo en intereses". Su objetivo es que Garibaldi vuelva a servir comidas en noviembre con ayuda de un préstamo de 2,000 dólares concedido por el consulado mexicano, de acuerdo con el reporte de EFE.

El Consulado de México en Nueva York apoyó económicamente a 450 familias mexicanas vulnerables, aunque no tiene datos estimados del grado de recuperación de estos inmigrantes, según Notimex.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para quienes no pueden acceder a los préstamos del gobierno federal, existen organizaciones como Acción, una unión sin fines de lucro que entrega préstamos de hasta 50,000 dólares a pequeños empresarios. “Durante el huracán Sandy, prestamos y ayudamos a 80 negocios que sin nosotros no hubiese podido mantener sus puertas abiertas”, dijo Patricia Gómez, portavoz de Acción.

Los fondos de emergencia no solo fueron un obstáculo para los inmigrantes indocumentados, también para los estadounidenses. Josette Lata y su esposo Ed O’Kinsky necesitaban cerca de 70,000 dólares para reparar su casa en Pine Beach, Nueva Jersey. Lo que más dañó la vivienda fue el agua, pero su seguro cubría únicamente daños por viento, por los cuales les pagaron 3,500 dólares. La pareja recibió 31,000 dólares de la FEMA. Gran parte de esos ingresos los destinaron a la renta de la casa que habitaron durante la reparación de la suya.

Ahora ve
Investigadores creen haber encontrado ‘La Mona Lisa desnuda’ de Da Vinci
No te pierdas
×