EU está revisando cómo opera su inteligencia en el extranjero: Obama

Un documento de 2011 notificó a los comités de inteligencia de la Cámara y al Senado y el poder judicial sobre las pruebas de la NSA
Merkel pide restablecer la confianza con EU
| Otra fuente: CNNMéxico

Ante las últimas revelaciones de Edward Snowden que afectan las relaciones diplomáticas de Estados Unidos con Europa, Sudamérica y México, el gobierno de Barack Obama mantiene su postura para quienes buscan respuestas: no estamos admitiendo nada, pero mejoraremos.

"No estoy aquí para hablar de la información clasificada. Estoy confirmando el hecho de que estamos sometidos a una revisión completa de cómo nuestra inteligencia opera fuera del país", dijo este lunes Obama en una entrevista con Fusion TV.

"Les damos la dirección política, pero lo que hemos visto en los últimos años es que sus capacidades siguen desarrollándose y expandiéndose, por eso estoy iniciando una revisión, para asegurarnos de que tener la capacidad para hacer algo no necesariamente significa que deben hacerlo", agregó.

Sus comentarios llegan después de una nueva serie de reportes acerca de que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) espió al expresidente mexicano Felipe Calderón, millones de llamadas de ciudadanos en Francia y España, así como el teléfono celular de la canciller alemana Ángela Merkel.

Este lunes, el director de Inteligencia Nacional, James Clapper, dijo que permitirá la revelación de más detalles de la recolección de registros telefónicos por parte del gobierno bajo la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, en un esfuerzo por demostrar que una corte federal secreta y el Congreso revisaron el alcance del programa.

Clapper comparecerá este martes ante la Comisión Selecta de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

La mayoría de los documentos datan de 2009, cuando el gobierno presionaba a legisladores para autorizar algunas secciones de la Ley Patriota que expirarían. Dicha legislación fue aprobada en 2001, tras los ataques del 11 de septiembre, para ampliar las facultades de investigación de las dependencias de seguridad con el fin de prevenir el terrorismo.

Uno de los documentos, de 2011, notifica a las comisiones de Inteligencia y Judicial de la Cámara de Representantes y el Senado que la NSA probó entre 2010 y 2011 un programa para recolectar datos de torres de teléfonos celulares para localizar a usuarios. La agencia reconoció este mes que realizó dicha prueba, pero la descontinuó.

Según el texto, el Departamento de Justicia preparó un memorándum que autorizaba el programa y que caía dentro de lo permitido por una sección de la Ley Patriota.

Gran parte de los documentos desclasificados describen el impulso agresivo de la NSA, el FBI y el Departamento de Justicia para que los legisladores salvaguardaran el programa, lo porque consideraban una importante herramienta contra el terrorismo. También se urgió a representantes y senadores a no discutir el programa clasificado por temores de que afectaría a la seguridad nacional.

Este lunes, un alto funcionario del gobierno estadounidense dijo a CNN que Obama se había enterado hace poco del espionaje llevado a cabo por la NSA a varios líderes mundiales. Sin embargo, otros funcionarios dicen que el presidente o al menos su equipo en la Casa Blanca sabían acerca del programa.

El vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, se negó a discutir reportes en particular, pero se refirió a que Obama ha ordenado algunos cambios tras las filtraciones de Snowden, incluida una revisión de los programas de vigilancia que terminará en diciembre.

Ahora ve
¿Quieres comprar un celular? Te decimos cómo hacer una compra inteligente
No te pierdas
×