Colombia 'abre la puerta' para que las FARC sean un partido político

El gobierno colombiano alcanzó un acuerdo con el grupo rebelde que podría facilitar la transición de la guerrilla hacia la política
farc
farc, gobierno de colombia, dialogo, paz, segundo acuerdo  farc
/
(Reuters) -

El Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron este miércoles en La Habana que han llegado a un acuerdo sobre el tema de la participación política, el segundo punto de la agenda pactada en su proceso de paz.

La resolución contempla cambios institucionales "para facilitar la constitución de partidos políticos y el tránsito de organizaciones y movimientos sociales con vocación política para su constitución como partidos" en el caso de llegarse a un acuerdo definitivo de paz. 

También hubo consenso en crear, siempre que se alcance la paz, unas condiciones especiales en una fase de transición para el caso de nuevos movimientos que se constituyan en partidos políticos, lo que podría ser el caso de las FARC.

Sin embargo, las decisiones específicas para que la guerrilla se convierta en un partido político serán tratadas por las partes más adelante cuando debatan el punto sobre dejar las armas y la reincorporación a la vida civil y política del grupo rebelde, señaló el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, en declaraciones posteriores.

El acuerdo establece asimismo que "se convocará en un evento nacional a los voceros de partidos y movimientos políticos para integrar una Comisión que defina los lineamientos del estatuto de garantías para los partidos que se declaren en oposición".

El consenso alcanzado este miércoles "constituye una apertura democrática en el marco del fin del conflicto", señalaron las partes en una declaración leída por representantes de Cuba y Noruega, países garantes del diálogo de paz, durante un acto formal en La Habana al que asistieron los negociadores del Gobierno y la guerrilla.

Este acuerdo es el segundo que alcanzan los negociadores a casi un año de que las conversaciones de paz se instalaran en Cuba el 19 de noviembre de 2012. El primero se alcanzó en mayo y fue referente a la tierra.

Según las partes, el acuerdo anunciado este miércoles "profundiza y robustece" la democracia colombiana "ampliando los derechos y garantías para el ejercicio de la oposición, al igual que espacios de participación de política y ciudadana", con el objeto de promover el pluralismo, la inclusión política y la transparencia en los procesos electorales.

El coordinador residente y humanitario de la ONU en Colombia, Fabrizio Hochschild, felicitó  a los negociadores del gobierno colombiano y de las FARC por el "importante avance" alcanzado.

Hochschild expresó a nombre de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) su respaldo en un comunicado en el que destacó la "importancia de la continuidad del diálogo para lograr poner fin al conflicto armado que sigue causando gran sufrimiento cotidiano y otras graves consecuencias humanitarias".

"El Sistema de Naciones Unidas reitera su plena disposición para seguir apoyando el proceso de paz, en tanto nuestros aportes se consideren relevantes", agrega el comunicado.

Las FARC también resaltaron la relevancia del consenso en torno a la elaboración de ese estatuto y lo consideraron "uno de los más importantes logros" de este acuerdo.

Así, los negociadores del gobierno de Juan Manuel Santos y de las FARC cerraron este miércoles el actual y decimosexto ciclo de sus conversaciones en La Habana, donde el debate sobre participación política comenzó desde junio pasado.

Santos, consideró que su país "se acerca cada vez más a ser un país normal, a ser un país en paz.", dijo  en un acto en Bogotá con motivo del 122 aniversario de la Policía Nacional.

"Si bien estamos avanzando, no podemos guardar la guardia un solo centímetro hasta llegar al final. Como dicen popularmente, el pan suele quemarse en la puerta del horno. Nosotros no vamos a dejar que el pan se queme en la puerta del horno", sostuvo este miércoles.

“Hoy estoy mucho más convencido de que la paz es posible y de que no tenemos que resignarnos a otro medio siglo de guerra”, señaló Santos.

El mandatario dijo que su gobierno toma este acuerdo como indicio de que es momento de acelerar y continuar con más ánimo los diálogo de paz que son “sin duda la mejor oportunidad de la historia y tal vez la última de poner fin al conflicto armado”, dijo en conferencia de prensa en Bogotá. 

“Lo que tenemos hasta ahora son avances fundamentales, hemos llegado más lejos que nunca antes, pero al final serán ustedes colombianos los que acepten o no lo que se acuerde en La Habana. Esta no será la paz de Juan Manuel Santos o de mi gobierno, será la paz de ustedes, con ustedes y para ustedes”, concluyó el mandatario.

La próxima ronda de los diálogos comenzará el 18 de noviembre y se centrará en el tema de la "solución al problema de las drogas ilícitas".

Ahora ve
Donald Trump hizo, durante el eclipse, lo que no se debe de hacer
No te pierdas
×