La Procuraduría de Colombia destituye e inhabilita al alcalde de Bogotá

El izquierdista Gustavo Petro fue acusado de haber puesto en riesgo el medio ambiente durante una crisis por la basura en 2012
El alcalde de Bogotá, destituido
| Otra fuente: 1

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, fue destituido este lunes de su cargo y fue inhabilitado por 15 años por la procuraduría, por su manejo de una crisis desatada en 2012 por problemas en la recolección de basura.

"La procuraduría impuso como sanción la destitución del cargo y la inhabilidad general por un término de 15 años", dijo el procurador Alejandro Ordóñez al leer la decisión ante la prensa.

El alcalde fue acusado de haber vulnerado "el principio de libertad de empresa" y puesto en riesgo "el medio ambiente y la salud humana de los habitantes de Bogotá".

Petro, un exguerrillero izquierdista de 53 años que debía gobernar por un periodo de cuatro años, de 2012 a 2016, calificó la decisión como un "golpe de Estado".

"Le pido al mundo solidaridad. Estamos ante un golpe de Estado sobre el gobierno progresista en la ciudad de Bogotá", dijo Petro a través de su cuenta de Twitter.

"Me gustaría pedirle a todas las personas en Bogotá dos cosas: una es suprema tranquilidad de parte de nosotros, no puede salir ningún acto de violencia y dos, indudablemente debemos expresarnos", dijo poco después en declaraciones a la prensa.

Petro puede solicitar un recurso de reposición, una suerte de apelación, ante el mismo Procurador. También puede demandar el fallo ante el Consejo de Estado, la máxima instancia de justicia disciplinaria en Colombia.

La Procuraduría, que tiene autoridad para imponer sanciones disciplinarias a los funcionarios públicos, incluso a los electos, investigaba a Petro por supuesto daño a la ciudad de Bogotá con un cambio introducido hace un año en el esquema de recolección de basura.

En diciembre de 2012 el alcalde traspasó el servicio de recolección de basura que prestaban empresas privadas, que lo manejaban en concesión, a la compañía del acueducto (una empresa pública) y durante tres días los desechos se acumularon en las calles de la capital.

En particular, el procurador señaló que se causó detrimento al patrimonio público y se vulneraron los principios constitucionales de libre empresa y competencia.

Además, la procuraduría dijo que "probó que la realización de las conductas referidas fueron cometidas por el señor alcalde de manera consciente y voluntaria, en la medida en que él sabía que sus decisiones eran irregulares".

"Tenemos una justicia política. ¿Puede una autoridad administrativa, que no es del poder judicial, destituir a quien fue elegido por el voto popular?", cuestionó Petro ante los periodistas.

La alcaldía de Bogotá es el segundo cargo de elección popular más importante en Colombia, después de la presidencia.

Antes de ser elegido alcalde, Petro fue un combativo parlamentario.

Además del proceso que le seguía la Procuraduría, se había solicitado además una revocatoria del mandato del alcalde.

Petro había recurrido en octubre pasado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), solicitando medidas cautelares para evitar una eventual destitución por parte de la Procuraduría.

El alcalde también había sido objeto de un intento de inhabilitación para ejercer cargos públicos por una antigua condena en su contra por porte ilegal de armas en 1985, que el Consejo de Estado desechó en octubre pasado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Petro había atribuido en septiembre pasado esas iniciativas en su contra a "una circunstancia concreta: por primera vez en la historia de Colombia se está desarrollando un proyecto de izquierda".

Con información de AFP y EFE.

Ahora ve
Angela Merkel fracasa en su intento de crear un gobierno de coalición
No te pierdas
×