Las lluvias en Brasil disminuyen pero el número de víctimas aumenta

Deslizamientos de tierra en varias ciudades de Espíritu Santo provocaron la muerte de cuatro personas más
Decenas de muertos dejan las lluvias en Brasil
| Otra fuente: CNNMéxico

La muerte de cuatro personas por el deslizamiento de tierras en diversas ciudades del estado brasileño de Espíritu Santo elevó la cifra de víctimas por las lluvias en el sureste de Brasil, informó la Defensa Civil de ese estado, que es el más afectado.

El número de víctimas mortales por las lluvias se elevó a 45 y el de las personas obligadas a dejar sus viviendas por las inundaciones a 65,533, según el más reciente boletín de la Defensa Civil regional.

Pese a ello, varias regiones permanecen aisladas por las inundaciones, sin comunicaciones, agua potable o energía eléctrica, mientras los equipos de rescate trabajan tanto en el desalojo de personas de casas en peligro como en la búsqueda de posibles víctimas.

De los desplazados, unos 4,500 fueron enviados a refugios improvisados en escuelas públicas y los demás acogidos en casas de familiares o amigos, de acuerdo con la Defensa Civil.

De los 78 municipios de Espíritu Santo, 49 ya declararon estado de emergencia o de calamidad pública tras las lluvias que también destruyeron o provocaron daños en tramos de cerca de 20,000 kilómetros de carreteras.

Las casas afectadas en Espíritu Santo estaban en zonas de alto riesgo, además, se desplomaron puentes que conectaban diversas regiones y abundan las carreteras cortadas, según un reporte de CNN.

En Minas Gerais, el número de víctimas ascendió a 17 tras el hallazgo del cuerpo de un niño de 7 años que estaba desaparecido desde hacía una semana tras un deslizamiento de tierras en Sardoá, municipio en el este del estado.

El mismo deslizamiento provocó la muerte de cinco familiares del menor, cuyos cuerpos fueron encontrados el día del accidente.

Las inundaciones y los deslizamientos destruyeron 67 viviendas y provocaron daños en otras 6,148, así como en 41 de obras de infraestructura en Minas Gerais.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, viajó a Espíritu Santo y sobrevoló en helicóptero varias áreas inundadas, tras lo cual anunció ese mismo día una amplia movilización de su gobierno, con acciones de diferentes ministerios y el envío de ayuda, para atender a los damnificados.

Rousseff estableció este jueves nuevas normas que reducen la burocracia y permiten atender de forma más rápida a las regiones afectadas por desastres naturales.

Con información de la agencia EFE. 

Ahora ve
Estas son las cifras alrededor de la celebración de Acción de Gracias
No te pierdas
×