Fuertes nevadas y vientos 'congelan' el noreste de Estados Unidos

La tormenta pasará por 22 estados que concentran un tercio de la población del país y dejará en algunas partes hasta 30 centímetros de nieve
Una tormenta de nieve amenaza el noreste de EU
/
(Reuters) -

El nuevo año en Estados Unidos comenzó con un doble golpe meteorológico: una fuerte tormenta invernal, llamada por los expertos Nor'easter, es acompañada por el aire ártico más frio de la temporada, con condiciones que continuarán hasta mediados de la próxima semana.

Nor'easter, llamada así por la dirección noreste, desde la cual sopla el viento, se formará sobre la costa este de Estados Unidos, y traerá condiciones de ventisca a partir de la tarde de este jueves a Long Island, Cabo Cod en Massachusetts, así como la mayoría de las comunidades a lo largo de la costa de Maine.

“La madre naturaleza ha venido a desearnos un feliz Año Nuevo”, afirmó este jueves el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

Alrededor de un tercio de la nación, aproximadamente 100 millones de personas en 22 estados, están bajo el paso de la tormenta, que se espera que adquiera su mayor intensidad entre las 20:00 horas local de este jueves y las 10:00 horas local de este viernes, según el meteorólogo de CNN Dave Hennen.

Nor'easter, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, es “una tormenta ciclónica que se mueve a lo largo de la costa de Norteamérica, y afecta con su parte izquierda a dicha zona.

El sistema “causará el caos” esta semana, al cubrir con hasta 45 centímetros de nieve la región, y hacer bajar la temperatura por debajo del punto de congelación en partes de la región, según el Servicio Meteorológico Nacional.

“Es probable la caída de nieve así como el que sea arrastrada con los fuertes vientos”, afirmó el servicio. “Esto causará condiciones de desorientación haciendo el viajar extremadamente peligroso. No viaje”.

En todo el país, el mal tiempo ya ha causado dolores de cabeza a los viajeros. Unos 2,200 vuelos han sido cancelados hasta las 17:00 horas local de este jueves, según FlightAware, un sitio que registra cancelaciones debido a condiciones mecánicas de las aeronaves o el clima.

El aeropuerto más afectado es el O’Hare de Chicago, con más de 650 cancelaciones de aterrizajes y despegues, y con casi el mismo número de demoras. El aeropuerto Liberty de Newark, el LaGuardia de Nueva York y el Hopkins de Cleveland, están entre los más afectados.

Muchas aerolíneas están pidiendo a los pasajeros que hagan cambios sin cargo de sus itinerarios si tienen como destino las zonas afectadas por la tormenta. Delta, American, US Airways, United, Southwest/AirTran y JetBlue han publicado advertencias a los usuarios sobre el clima y las demoras.

Aquí una lista de lo que se espera y dónde:

Nueva York y Long Island

Para este jueves por la tarde, la ciudad de Nueva York está bajo aviso de tormenta invernal, al igual que otras áreas densamente pobladas en otros siete estados.

La ciudad de ocho millones de habitantes podría ser cubierta por 22 centímetros de nieve y ser afectada por fuertes vientos congelantes.

Nueva York registrará hasta 30 centímetros de nieve durante la noche, con acumulaciones mayores en Long Island, donde los condados de Nassau y Suffolk estarán bajo aviso de ventisca desde las 18:00 horas de este jueves hasta las 13:00 horas de este viernes.

Las temperaturas congelantes seguirán a la ventisca y permanecerán bajo cero hasta el sábado por la mañana.

La capital del estado, Albany, podría ser cubierta con una capa de 35 centímetros de nieve, según los pronósticos.

El gobernador Cuomo declaró el estado de emergencia para todo Nueva York poco después de las 15:45 horas (local) de este jueves, una de varias medidas tomadas para minimizar el impacto de la tormenta.

Entre ellas, están el cierre de la interestatal 84, que une a Connecticut con Pennsylvania, mientras que la interestatal 87, al sur de Albany, cerrará a partir de esta noche.

El Expressway de Long Island también será cerrado entre el Condado de Nassau y Queens. Se espera que sea reabierto, si las condiciones lo permiten, este viernes a partir de las 5:00 horas (local). “Queremos asegurarnos de que nadie esté en una situación de peligro en esas vías”, dijo Cuomo.

Boston         

Para el viernes por la noche, Boston deberá estar cubierta por entre 12 y 27 centímetros de nieve, con temperaturas congelantes de por lo menos 3 grados bajo cero.

El jueves por la noche y el viernes por la mañana se acumulará más de medio metro de nieve en algunas partes y que pudiera haber una inundación costera moderada, adivirtió la agencia de manejo de emergencias.

El pronóstico fue tan malo para Beantown que la ciudad canceló las clases para el viernes.

Los refugios para personas que viven en las calles están listos ante la combinación de frío extremo, nieve y vientos fuertes.

“Nuestro énfasis es que la gente esté dentro de sus hogares donde estará segura y abrigada”, dijo Jennifer Harris, una vocera del sistema de refugios Pine Street Inn de Boston, donde ya fue declarada emergencia por nieve. “Pine Street Inn se está asegurando de tener personal extra así como agua y comida. Estamos preparados para proveer a un gran número de personas”.

Condiciones climáticas extremas para futbol

Algunas zonas del Medio Oeste registrarán temperaturas muy frías en el transcurso de los días.

En Wisconsin, los Empacadores de Green Bay recibirán a los 49’s de San Francisco el domingo, pero las bajas temperaturas podrían ser de hasta 17 grados bajo cero.

El clima estará relativamente menos alocado en Cincinnati, Ohio, pero potencialmente más resbaladizo con nieve y posible lluvia cuando los Bengalíes reciban a los Cargadores de San Diego en otro juego de postemporada de la NFL.

Por supuesto, mientras que los jugadores no tienen opción, los fanáticos no tienen que ser valientes para estar en el frío en cualquiera de los dos juegos. Las grandes preocupaciones son para quienes viajen en los próximos días.

Las autoridades en Nueva York, por ejemplo, han dicho que quizás tengan que cerrar el Long Island Expressway si las condiciones para manejar son peligrosas.

Kevin Willims no está tomando ningún riesgo pero tampoco está prediciendo una tormenta para que se acabe el mundo. El oriundo de Nueva York dice que planea sentarse y dejar que la Madre Naturaleza actúe.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Realmente no hay mucho que hacer”, dijo Willims. “Cuando está nevando y las calles están cerradas, realmente no hay lugar a donde ir, así que es mejor quedarse dentro”.

Lorenzo Ferrigno y Dave Alsup de CNN contribuyeron a este reporte.

Ahora ve
Donald Trump reaviva con Marshawn Lynch su polémica con la NFL
No te pierdas
×