El negocio de la marihuana en Colorado, rentable pero con riesgos

Negocios que recibieron a cientos de clientes en el primer día quieren aumentar su producción, tras una ganancia de 1 mdd entre todos
Autor: Michael Martinez
(Reuters) -

En una esquina del centro de Denver, los Andrews administran una tienda familiar tradicional donde venden la novedad del momento: marihuana.

Pero su negocio acogedor enfrenta riesgos. Aunque la ley histórica de Colorado legaliza la venta de cannabis para los mayores de 21 años, a nivel federal aún se considera ilegal.

El gobierno de Barack Obama ha señalado que no procesará a los compradores y vendedores bajo la legislación estatal, que entró en efecto el pasado 1 de enero. 

Sin embargo, los bancos no darán servicio a las tiendas de marihuana recreativa por miedo a ser acusados de lavado de dinero, así que la tienda de los Andrews opera únicamente con efectivo.

Leer: El Aeropuerto de Denver prohíbe la marihuana

Por cada argumento a favor de la marihuana recreativa, hay otro más real: que es rentable. De hecho, se esperan beneficios millonarios para el estado a través de los impuestos, así como para los productores y vendedores.

Y si la primera semana es un indicador, el oro estará presente.

De una onza a un octavo en tres horas

Los Andrews adquirieron el edifico en el centro hace 30 años. Donald Andrews recuerda que un periódico calificó como un disparate la compra, pues entonces pagaron el precio más caro por metro cuadrado en la zona.

Pero la apuesta rindió frutos y esta semana, la familia empezó a experimentar la fortuna. 

Su LoDo Wellnes Center en el sótano del edificio se llenó de clientes, con al menos 100 personas haciendo fila, esperando horas.

El celular de Linda Andrews, esposa de Donald, no dejaba de sonar, y ella se preguntaba si el inventario les duraría hasta el cierre.

La familia decidió recortar el límite de marihuana por cliente, de la onza (28 gramos) permitida por persona según la ley, a un octavo, en las primeras tres horas y media de venta, lo suficiente como para hacer tres o cuatro cigarrillos.

"Esto es 10 veces más de lo que esperaba", dijo Linda el día de la apertura. "Parece que será lucrativo, pero tendremos que producir más".

Su esposo concuerda. La licencia de los Andrews no es solo para vender marihuana, sino para producirla. 

"Estamos viendo cómo producir más marihuana de manera eficiente, y vamos a expandirnos", agregó Donald.

Esas palabras no son de un novato. Los Andrews han vendido marihuana medicinal hace cuatro años, luego de que el estado aprobó ese uso en el 2000.

"Han sido cuatro años, 200 'grandes' y mucho sudor", dijo Donald, en referencia a los 200,000 dólares que invirtieron para iniciar el negocio. "Las regulaciones son detalladas y consumen  tiempo".

Mapa: ¿Dónde se permite la marihuana en EU?

Las ventas se disparan

En las primeras horas tras abrir el 1 de enero, la tienda LoDo Wellness Center de los Andrews alcanzó su récord de ventas de un solo día: 10,000 dólares.

Al cierre, habían igualado la venta de un mes de marihuana medicinal, pero mantuvieron ese monto en secreto. Lo único que dijeron es que atendieron a unos 1,000 clientes, la mayoría de los cuales compraron un octavo de onza de marihuana, con un costo de entre 40 y 60 dólares.

"Este es un negocio viable opuesto a una causa", dice Linda, pues la familia abrió el dispensario de marihuana medicinal por altruismo.

Se espera que el uso recreativo de la marihuana genere unos 208 millones de dólares en Colorado este año, además de los 250 millones previstos para la marihuana medicinal, según Betty Aldworth, vicedirectora de la Asociación Nacional de la Industria de la Cannabis.

A nivel nacional, se espera que la marihuana regulada genere hasta 2,300 millones de dólares, de los 1,000 millones del año pasado. Esa cifra de 2013 proviene solo de las ventas de marihuana medicinal en más de una docena de estados.

Colorado y Washington son los primeros estados de Estados Unidos en legalizar la marihuana para uso recreativo, mientras que Illinois, Massachusetts, Nevada y Oregon permitirán la venta de la cannabis para uso medicinal en 2014. 

Tras la experiencia del 1 de enero, los dueños de las tiendas que venden marihuana en Colorado quieren aumentar el número de plantas que pueden producir. Por ejemplo, Medicine Man, el mayor dispensario en el estado, busca triplicar a 15,000 plantas. 

Evergreen Apothecary, también en Denver, quiere llevar su producción de 2,000 a 24,000 plantas.

Y los Andrews también buscarán que el gobierno les apruebe una mayor producción. Por ahora son un negocio pequeño, una boutique, como lo llama Linda, con solo 192 plantas.

En total, las 35 tiendas con licencia en Colorado generaron al menos 1 millón de dólares en el primer día, de acuerdo con Aldworth. 

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×