Las revelaciones de Gates sacuden a la Casa Blanca y al Congreso de EU

El exsecretario publicará unas memorias en las que manifiesta su punto de vista sobre Obama, Iraq, Afganistán y el Congreso
Robert Gates impacta a Washington con sus memorias
(Reuters) -

El exsecretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, creó polémica en Washington con los relatos de sus memorias que se publicarán próximamente y en las que critica al Congreso y a sus antiguos colegas en el gobierno de Barack Obama.

Entre las declaraciones destaca la que afirma que el presidente ya perdió la fe en su propia política respecto a Afganistán. Los comentarios de Gates forman parte de sus memorias, tituladas Duty: Memoirs of a Secretary at War (El deber: memorias de un secretario en guerra), que CNN consiguió, pero que se publicarán la próxima semana.

En el libro, Gates escribe: "A final de cuentas, [Obama] perdió la fe en el incremento de tropas que ordenó para Afganistán; los asesores civiles que se oponían a la estrategia reforzaron sus dudas ya que continuamente le llevaban noticias negativas que indicaban que estaba fracasando".

Gates era un republicano al que George W. Bush designó y que permaneció en el gobierno de Obama; también escribió sobre una reunión crucial que se celebró en 2011, en la que Obama cuestiona la capacidad del general David Petraeus.

"Mientras estaba allí sentado, pensé: el presidente no confía en su comandante, no soporta a Karzai [presidente de Afganistán], no cree en su propia estrategia ni cree que la guerra sea asunto suyo… A él solo le importa salir de esta", escribió Gates.

Los funcionarios cercanos a la Casa Blanca creen que el legado de la política exterior de Obama es sólido a causa de sus políticas respecto a Afganistán y a la muerte de Osama bin Laden y que las acusaciones de Gates no tienen efectos negativos entre las bases demócratas, según una fuente. 

Un funcionario de la Casa Blanca señaló específicamente dos partes del libro en el que el presidente figura positivamente. Gates dijo de las principales políticas de Obama respecto a Afganistán: "Creo que Obama hizo lo correcto al tomar cada una de esas decisiones".

Un exfuncionario de la Casa Blanca rebatió los extractos y dijo: "Pensaba que el presidente era un aliado cercano de Gates. Es preocupante porque es de suponerse que si Gates tenía alguna inquietud la habría manifestado. Cuando Gates hablaba conmigo sobre el presidente, siempre era efusivo".

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Caitlin Hayden, dijo que el presidente "aprecia profundamente el servicio de Gates y que está abierto a los puntos de vista divergentes de su equipo de seguridad nacional".

"A lo largo de los años se han reportado extensamente nuestras deliberaciones respecto a nuestra política en Afganistán y es bien sabido que el presidente ha estado comprometido con cumplir la misión de obstaculizar, desmantelar y derrotar a al Qaeda al tiempo que se asegura de que tengamos un plan claro para calmar la guerra que terminará este año", dijo Hayden en respuesta a los comentarios.

Un oficial militar de alto rango que participó en algunos de los eventos que se describen en el libro manifestó que estaba indignado con Gates y dijo a CNN que si Gates hubiera llevado un uniforme y hubiera creído que el presidente y su equipo eran deficientes, habría estado obligado a renunciar. Señaló que algunas personas tal vez crean que Gates estaba igualmente obligado en vista de que había firmado órdenes para enviar tropas a la guerra.

Críticas a Hillary Clinton y a Joe Biden

Gates también criticó a Hillary Clinton y a Joe Biden en su recuento de una conversación que sostuvieron Obama y Clinton, en el que insinúa que sus posturas respecto a Iraq tenían motivaciones políticas. "Hillary le dijo al presidente que su oposición al incremento [de 2007] en Iraq había sido política porque estaba enfrentándolo en las primarias de Iowa", escribió Gates. 

El exfuncionario de la Casa Blanca respondió: "El presidente Obama evaluó los méritos del incremento militar, pero su oposición no fue política, sino coherente con su idea de que hacer más de lo mismo no era el camino correcto".

Gates escribió sobre Biden: "Creo que se ha equivocado en casi todos los temas importantes de política exterior y de seguridad nacional a lo largo de las últimas cuatro décadas". Hayden dijo que Obama está en desacuerdo con el juicio que Gates hace de Biden y alabó al vicepresidente al llamarlo "uno de los principales estadistas de estos tiempos".

Críticas más feroces contra el Congreso

Aunque Gates fue mordaz al describir la presidencia de Obama, el exsecretario de Defensa dijo que ninguna de las dificultades que tuvo con el poder ejecutivo "se compara con el dolor de lidiar con el Congreso", órgano al que describe como falso, egocéntrico y de ideas cerradas.

"Es mejor ver al Congreso desde lejos —entre más lejos, mejor— porque de cerca es realmente feo", escribió Gates en un artículo para el diario estadounidense The Wall Street Journal que se adaptó para su libro.

"Me pareció que la mayor parte del Congreso es descortés, incompetente para cumplir con sus responsabilidades constitucionales básicas (como las asignaciones presupuestales en tiempo y forma), complicado, cerrado, egoísta, insensible y propenso a ponerse (a sí y a las elecciones) por encima del país".

Gates inició el artículo escribiendo que en las muchas ocasiones que declaró ante el Congreso, se encontró "tentado a levantarme, cerrar de un golpe el libro de actas y a renunciar en ese instante" a causa de "los ataques groseros, insultantes, degradantes, acosadores y —con demasiada frecuencia— sumamente personales" que uno debe soportar cuando rinde testimonio ante el Congreso.

Dijo que, de haberlo hecho, le habría dicho al Congreso: "Soy el secretario de Defensa, pero también soy un ciudadano estadounidense y ningún hijo de perra en el mundo puede hablarme así". "Los miembros asumieron el papel de juez, jurado y verdugo", escribió.

¿Por qué escribió el libro ahora?

Los críticos de las memorias atacaron a Gates por haber publicado su crítica en medio del segundo mandato de Obama y dijeron que lo más adecuado habría sido esperar a que su antiguo jefe dejara la Casa Blanca en 2016.

Una fuente cercana a Gates señaló que es historiador por naturaleza y que quería documentar lo que pasó, pero no quería esperar porque creía que el contenido de su libro sigue siendo relevante y debería discutirse en tiempo real, especialmente en lo que concierne a la guerra y las tropas.

Realmente le molestaron la disfunción en Washington y la forma en la que trataron a los comandantes, agregó la fuente.

Gates no está de acuerdo en que haber decidido publicar ahora el libro sea muestra de deslealtad. De hecho, cree todo lo contrario y sostiene todo lo escrito, señaló la fuente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En cuanto a las duras críticas de Gates contra el Congreso, la fuente dijo que Gates desdeñaba sobre todo al Comité de Asuntos Exteriores de la Asamblea de Representantes, aunque no nombró a algún legislador en específico.

Brianna Keilar, Barbara Starr, Dana Bash, Dan Merica, Dana Davidsen y Ashley Killough contribuyeron con este reportaje.

Ahora ve
Donald Trump otorga su primer perdón presidencial… a un pavo
No te pierdas
×