"No puedo creer que me dispararon", dijo hombre atacado en un cine de EU

El exoficial de policía Curtis Reeves le disparó a Chad Oulson tras una discusión porque este último enviaba mensajes de texto en la sala
Un tiroteo en un cine deja un muerto en Florida
Autor: Steve Almasy y Ashley Fantz
(Reuters) -

Un exoficial de policía de Tampa, Florida, acusado de matar a un hombre en un cine de Wesley Chapel, permanecerá detenido sin derecho a fianza mientras espera su juicio, determinó este martes un juez.

El juez dijo que “hay más que suficientes razones” para acusar a Curtis Reeves de asesinato en segundo grado. Reeves apareció por primera vez en prisión a través de un circuito cerrado de televisión.

El incidente comenzó cuando un padre de familia de Florida envió mensajes de texto durante los cortos que se pasan antes de iniciar una película.

Terminó cuando el hombre de 43 años cayó muerto entre los asientos del cine y un policía retirado de 71 años fue acusado de asesinato en segundo grado.

En enfrentamiento ocurrió el domingo en la tarde durante los cortos que antecedían la película Lone Survivior, en el cine Grove 16.

El expolicía Curtis Reeves estaba con su esposa sentado junto a Chad Oulson, quien a su vez también estaba con su esposa. Chad Oulson estaba usando su celular y Reeves le dijo que lo apagara, según un testigo y la policía.

Los dos comenzaron a discutir y Reeves salió de la sala de cine supuestamente para quejarse con un gerente. Cuando regresó, Oulson le preguntó si había salido para acusarlo por textear y añadió que solo estaba enviando un mensaje a su hija.

Charles Cumming y su hijo adulto estaban a dos asientos de distancia. Cumming dice que cuando Reeves volvió a la sala del cine no regresó con un gerente. “Volvió muy irritado”.

Oulson tiró una bolsa de palomitas a Reeves, quien tomó su arma, una semiautomática .380, y le respondió con un disparo.

La esposa de Oulson levantó su mano antes de que ocurriera el disparo, por lo que la bala le atravesó la mano y entró en el pecho de su marido, según las autoridades.

Al caer, Oulson dijo: “No puedo creer que me dispararon”, según el hijo de Cumming. “Comenzó a salir sangre de su boca”.

Nicole Oulson sufrió una herida que no amenaza su vida, pero su esposo murió poco después de ser llevado al hospital.

Tras su arresto, Reeves dijo que había disparado porque temía que Oulson lo atacara. Testigos dicen que no vieron empujones entre ellos.

En la sala de cine había 25 personas. Entre ellos había una enfermera que le dio primeros auxilios a Oulson.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“No puedo creer que alguien lleve una pistola al cine”, dijo Cumming, un veterano de la guerra de Vietnam, quien celebraba su cumpleaños en compañía de su hijo.

Reeves se retiró en 1993 como capitan del Departamento de Policía de Tampa. Después fue director de seguridad en los Jardines Busch hasta 2005, reportó Bay News 9, afiliada de CNN.

Ahora ve
‘La Chilindrina’ promociona la segunda temporada de Stranger Things
No te pierdas
×