Barack Obama ordena el fin de la vigilancia de los líderes extranjeros

El presidente de Estados Unidos anunció cambios en la vigilancia y recopilación de datos de llamadas telefónicas del país y en el exterior
Snowden dice que su misión está cumplida
(Reuters) -

La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) no volverá a “monitorear las conversaciones de jefes de Estado extranjeros”, como parte de las nuevas reglas que ordenó Barack Obama para la recopilación de información y vigilancia.

El presidente estadounidense presentó este jueves las más recientes directrices en Washington, donde reconoció que los ciudadanos de varios países han perdido la confianza en EU, por lo que las modificaciones deberán hacer más “transparente” la actividad de inteligencia para reforzar la seguridad de ese país y sus aliados.

“La gente en el mundo, sin importar su nacionalidad, debe saber que Estados Unidos no está espiando a nadie sin consideraciones de seguridad”, dijo Obama en su discurso, pero agregó que no considera necesario ofrecer una disculpa, pues su administración realiza trabajo de inteligencia como cualquier otro país, pero es señalado porque ofrece “mejores resultados”.

“Nuestros objetivos de inteligencia van a seguir recopilando información de inteligencia en todo el mundo de la misma manera en que todos los organismos de inteligencia del mundo lo hacen”, indicó el presidente.

Una de las nuevas directivas que ordenó es que la NSA no va a reunir información "con el propósito de suprimir o aumentar la crítica o la disidencia, o perjudicar a las personas basados en su origen étnico, raza, sexo, orientación sexual o religión" en EU y otros países.

El documento con las nuevas reglas, publicado por la Casa Blanca, indica que los trabajos de inteligencia de la NSA deben ser independientes de la nacionalidad o residencia de cualquier persona, y reconoce que “las personas tienen intereses legítimos de privacidad en el manejo de su información personal”.

“Estoy seguro de una cosa, este debate nos va a hacer más fuertes. Sé que en este tipo, Estados Unidos va a tener que liderar es proceso. Puede parecer que a nuestro país se le pide una norma distinta”, dijo Obama en el mensaje.

“Pero recuerden que nos piden otra norma porque hemos sido los primeros en defender la dignidad humana. Esta es la nación que desarrolló el internet, el mundo espera que usemos la revolución tecnológica, no para el control, sino para la libertad”, agregó.

El presidente remarcó que el trabajo de la NSA en la recopilación de metadatos de las llamadas telefónicas, en las cuales se registra la información de números telefónicos marcados, “nunca ha sido objeto de abuso intencional”.

“Esto nada tiene que ver con conversaciones telefónicas. Más bien un registro de los números telefónicos y los enlaces que se han hecho” y detectar posibles amenazas terroristas”, dijo el presidente basado en un análisis que ordenó del trabajo de la NSA.

Entre las nuevas directivas presidenciales está la revisión periódica de las actividades de la NSA y su efectividad y hacer más transparente su funcionamiento mediante la desclasificación de programas. Además dijo que su administración está abierta a que “haya voces independientes” para que estos programas se puedan conocer.

“Podemos y debemos ser más transparentes sobre la forma en que el gobierno utiliza esta autoridad”, dijo Obama. En varias oportunidades aseguró que los miembros de la NSA “no están abusando de su autoridad o están leyendo sus correos electrónicos o escuchando las llamadas telefónicas”.

El anuncio de Obama ocurre luego de que las actividades de la NSA fueron reveladas por el excontratista Edward Snowden, quien tomó documentos confidenciales y los filtró a la prensa a mediados de 2013.  

Tras la filtración de los documentos, el presidente anunció que realizaría una revisión de su funcionamiento para eliminar las posibles intromisiones a la privacidad de los estadounidenses que denunciaron grupos de derechos humanos y activistas.

El programa de recopilación de registros telefónicos también fue puesto a consideración de jueces federales el año pasado. Mientras que uno lo declaró como inconstitucional, otro declaró que está dentro de los márgenes legales, una controversia jurídica que aún está en desarrollo en los tribunales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La Corte de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, un tribunal secreto estadounidense, supervisa los aspectos legales de la vigilancia. A principios de mes, autorizó el programa por otros tres mese, el cual está regido por la Acta Patriota y ha estado autorizado 36 veces en los últimos siete años.

La vigilancia fue hecha al interior del país, pero también a nivel internacional en líneas telefónicas y cuentas de correo electrónico de mandatarios y funcionarios. Las revelaciones de Snowden desencadenaron una serie de reclamos a Estados Unidos por parte de jefes de Estado, principalmente europeos y la presidenta de Brasil.

Ahora ve
Dos aeronaves del Ejército se impactaron en Tecámac
No te pierdas
×