Cientos de personas 'duermen' en carreteras de EU por una ligera nevada

Niños y viajeros pasaron la tarde, la noche y esta mañana en las vías de Alabama y Georgia por una caída de nieve de cinco centímetros
Un niño de 2 años caminó entre la nieve en EU
Autor: Ben Brumfield y Catherine E. Shoichet
(Reuters) -

Cuando una capa de nieve de apenas unos tres dedos desencadena un gran tráfico, que deja varados a los automovilistas y niños en las carreteras interestatales durante horas, hay algo mal. 

Supuestamente, cinco centímetros de nieve no deben convertir las calles en estacionamientos. Pero cientos de automovilistas en Alabama y Georgia padecieron las consecuencias de la nevada de este martes, algunos varados hasta este miércoles. 

En Atlanta, siete estudiantes seguían en camino a casa en un autobús escolar a las 05:30 horas (local) de este miércoles, 16 horas después de que salieron de la escuela. La vocera de Escuelas Públicas de Atlanta, Kimberly Willis Green, dijo que "varios cientos de estudiantes de nueve escuelas están protegidos en el interior".

En total, cayeron entre cinco y ocho centímetros de nieve en Georgia; suena a poco, pero en realidad es la cantidad que se registra en esa región en todo un año, dijo el meteorólogo de CNN, Taylor Ward.

Varados

Rebekah Cole estaba preparada para pasar la noche en su vehículo en una calle de Atlanta, cuando la temperatura bajó de los cero grados y se prendió la luz de la gasolina. Era como una "película de zombis", dijo. 

Las calles y autopistas estaban llena de gente en sus coches y camiones en la misma situación que ella, varados en el hielo durante ocho, 10 y hasta 12 horas.

De repente, oyó voces. "No escuchaba de dónde venían", relató. Varias personas habían salido de sus autos, caminaban y conversaban entre los demás coches cubiertos de nieve. 

Diez horas después de salir de su oficina, a unos 15 kilómetros de su casa, Cole estaba apenas a la mitad del camino.

"Si consigo gasolina, prenderé la calefacción", dijo. 

Desde donde estaba, podía verse la estación de combustible llena de gente.

Un gran problema

La historia de Cole se replicó en la región sur de Estados Unidos, desde Louisiana hasta Carolina del Norte y Alabama, con lluvias, nevadas y aguanieve que crearon una capa de hielo delgada. La zona no está familiarizada con este tipo de clima.

Los automovilistas se apresuraron a llegar casa con los primeros avisos de caída de nieve, por lo que el tráfico aumentó. Georgia y Alabama fueron especialmente afectados y los gobernadores de ambos estados declararon emergencia.

En Atlanta, Georgia, se registraron 791 accidentes automovilísticos y en 14 hubo heridos. Los bomberos de la ciudad han ayudado a 115 personas, incluidos automovilistas atrapados, informó el alcalde, Kasim Reed.

Mientras que en el estado vecino de Alabama, cinco personas murieron y 23 resultaron heridas debido a las nevadas, informó la Agencia de Manejo de Emergencias este miércoles.

Viajeros varados buscaron refugio en casas de desconocidos, escuelas e incluso en Home Depot, que durante la noche abrió 26 tiendas para los conductores en Alabama y Georgia.

¿Advertencias desatendidas?

Luego empezó a caer la nevada y los automovilistas comenzaron a llenar las calles.

Este miércoles por la mañana, el alcalde de Atlanta, Kasim Reed, dijo que el caso fue provocado en parte porque las escuelas, las emrpesas y el gobierno enviaron a la gente a casa al mismo tiempo.

“Las personas están tomando muchas decisiones de forma independiente”, dijo a reporteros este miércoles. “Lo que haremos en el futuro es intentar coordinarlos y hacer recomendaciones sobre cómo deben trasladarse", señaló. 

El gobernador de Georgia, Nathan Deal, dijo que, basados en reportes meteorológicos, no consideraron necesario cerrar los caminos de Atlanta este martes. 

"Si cerramos la ciudad de Atlanta y nuestro sistema interestatal basados en posibilidades, entonces no seríamos (un estado o ciudad) muy productivo”, dijo este miércoles al ser cuestionado sobre las medidas que se tomaron.

Deal aseguró que los meteorólogos pronosticaban una ligera nevada. “Es fácil hacer juicios después del hecho, pero apuesto a que no hay nadie en este cuarto que pudiera predecir el problema que se generó”, expresó.

"El Servicio Meteorológico Nacional continuamente mostró sus modelos diciendo que la ciudad de Atlanta no sería el área principal donde la tormenta pegaría, (dijeron) que sería el sur de Atalanta. Ya han escuchado a algunas agencias decir que con base en ese modelo no trajeron los recursos antes porque pensaron que otras partes de la ciudad serían impactadas más severamente que el área metropolitana de Atlanta", señaló.

Los buenos samaritanos

La catástrofe exhibió la bondad de muchas personas. Quienes vivían a lo largo del camino repartieron bebidas calientes y agua para los varados, como Cole.

"Tomé un poco de té de unos niños, de ellos y de su mamá", dijo. Pero pronto se presentó otro problema: no había lugar para ir al baño, por lo que dejó de tomar. 

Ese fue un mero inconveniente en comparación con la situación de una mujer embarazada que dio a luz en el suburbio de Sandy Springs, en Atlanta. El tráfico le impidió ir al hospital y bloqueó a los paramédicos que iban hacia ella.

Un agente de la policía intervino y le ayudó recibir a su niña durante la noche.

Las niñeras

En Alabama, los profesores se quedaron para cuidar a los estudiantes que se quedaron atrapados. El mal tiempo obligó a unos 4,500 alumnos a pasar la noche en varios edificios escolares en Hoover, y había 800 estudiantes atrapados en escuelas de Birmingham. 

"El personal se queda con ellos, para darles de comer", dijo el superintendente de escuelas de la ciudad de Birmingham, Craig Witherspoon. "Las preparatorias están poniendo películas".

El gobernador Robert Bentley pidió a los padres que no podían llegar a sus hijos a mantener la calma. "Sé que hay ansiedad", dijo. "Quiero asegurar a todos los padres que confíen en los profesores que cuidan a sus hijos durante el día, serán atendidos esta noche".

No todos se quejaban. "Un día muy emocionante", tuiteó la profesora Carol McLaughlin la tarde del martes. "Los niños están siendo verdaderos soldados. : ) Creo que ellos piensan que es una aventura".

Quédate en casa

En Alabama y Georgia, las autoridades pidieron a los automovilistas mantenerse fuera de las carreteras. "Esta es una situación muy peligrosa", dijo Bentley. "La gente tiene que quedarse en casa. Tienen que quedarse allí hasta que las condiciones mejoren".

El alcalde de Atlanta instó a los residentes a dejar de conducir durante al menos un día para dar oportunidad de despejar los caminos. "En las próximas 24 horas, realmente se necesita que la gente se quede en casa", dijo.

Las advertencias de no conducir llegaron demasiado tarde para algunos. Este miércoles, Reed dijo que 30 camiones de sal fueron desplegados para quitar la nieve.

Ray Sanchez, Steve Almasy, Devon Sayers, Michael Pearson, Holly Yan, Greg Botelho, Kevin Conlon, Dave Alsup, Janet DiGiacomo, Alanne Orjoux, Victor Blackwell, Tom Watkins, Chad Myers, Sean Morris, Dave Hennen, Joe Sutton, Martin Savidge y Jareen Imam colaboraron con este reporte.

Ahora ve
Las FARC entregan a la ONU las últimas armas que tenían en su poder
No te pierdas
×