Al menos 18 personas son acusadas de tráfico sexual previo al Super Bowl

La policía de Nueva York descubrió una red dedicada a proveer cocaína y prostitutas a clientes en un operativo antes del evento deportivo
Los comerciales y el Super Bowl van de la mano
Autor: Ray Sanchez, Deborah Feyerick y Lawrence Crook III
(Reuters) -

Al menos 18 operadores de un servicio de acompañantes que realizaría operaciones en el Super Bowl para entregar “paquetes de fiesta” de cocaína y prostitutas fueron acusadas de tráfico sexual y drogas, informaron las autoridades de Nueva York este jueves.

La investigación encubierta con duración de casi un año descubrió que además de vender “paquetes de fiesta”, el grupo supuestamente lavaba las ganancias ilegales en varios negocios de enfrente que incluyen una tienda de ropa, una tienda de pelucas, un servicio de limusinas y un negocio de belleza, dijo el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, en un comunicado.

El grupo estaba dirigido a clientes adinerados en Nueva York para eventos grandes, según las autoridades. La semana pasada fue enviado un mensaje de texto a los clientes frecuentes en la que se les informaba que “nuevas, hermosas y sexy mujeres están en la ciudad esperando por ti”. La empresa también publicó numerosos anuncios en internet y en la televisión pública.

Solo el año pasado, el grupo recaudó 3 millones de dólares en ventas con tarjetas de crédito, según las autoridades.

Schneiderman dijo que el grupo involucraba a miles de clientes y cientos de prostitutas, principalmente mujeres de Corea llevadas a Estados Unidos.

“Cada dos meses traerían una nueva ola de chicas y aumentarían la importación por el aumento de demanda de acompañantes durante el Super Bowl”, dijo Schneiderman a CNN.

Algunas conversaciones interceptadas que involucraban al grupo revelaron que usaba varios nombres en código para la cocaína incluidos fiesta, joyas, polvo y soojaebi, una sopa coreana de noodles y vegetales, según el comunicado. Las prostitutas entregaban la cocaína a los consumidores en un empaque de fiesta.

El grupo supuestamente generó millones de dólares en procedimientos ilegales y planeaba dirigirse a clientes de alto rango que asistirán al Super Bowl esta semana.

La investigación de 11 meses involucró investigadores encubiertos, vigilancia física y electrónica y registros de documentos del negocio, según el comunicado. El fiscal general del Grupo de Trabajo del Crimen Organizado y la Policía de Nueva York encontraron que las empresas criminales abarcaban Manhattan, Brooklyn, Long Island, Queens y otros estados. La operación estaba basada en Manhattan.

Los clientes fueron acusados de tráfico de sexo y drogas como una oferta del paquete “algunas veces facturando por cocaína en un número equivalente a horas de prostitución”, según el comunicado.

El grupo proveía a los clientes con grandes cantidades de drogas para mantenerlos dañados, según las autoridades. Después la habitación se llenaba con prostitutas adicionales y las tarjetas de crédito eran cargadas con montos mayores a los 10,000 dólares por una noche. Los negocios en el frente servían para hacer cargos no relacionados para esconder las compras de sexo y cocaína. 

La mayoría de los 18 sospechosos están bajo arresto, pero otros siguen siendo buscados.

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×