El soldado que disparó a bin Laden vive una 'pesadilla' en casa

El héroe secreto vive al día, carece de pensión y de seguro sanitario, según un artículo que se publicó en una revista estadounidense
Las fotos de la muerte de bin Laden
Autor: Jamie Gumbrecht
(Reuters) -

Él es el hombre que entró en un dormitorio en Abbottabad, Pakistán; levantó su arma y disparó a Osama bin Laden tres veces en la nuca.

Casi dos años después, el miembro del Equipo Seis del grupo táctico SEAL de la Armada estadounidense es una celebridad en secreto y no tiene forma de comprobar su hazaña: no tiene empleo, pensión ni reconocimiento fuera de un reducido círculo de colegas.

El periodista Phil Bronstein describió al hombre en el número de marzo de la revista estadounidense Esquire: lo llamó simplemente El tirador. Es un esposo, padre y miembro del Equipo Seis de los SEAL, quien dice haberle disparado al famoso terrorista. Se trata de un recuento detallado del desarrollo de la redada y de lo que pasó después con los involucrados. El titular en la portada dice: El hombre que mató a Osama bin Laden… está arruinado.

A través de un comunicado, la Armada respondió: "No tenemos información para corroborar esas afirmaciones. Tomamos en serio la seguridad de nuestra gente, así como nuestra responsabilidad de asistir a los marinos que hacen la transición a la vida civil. Sin contar con mayor información respecto a este caso en particular sería difícil determinar el grado de éxito de nuestros programas de transición".

"En casos como el del tirador, pasaron 16 años haciendo exactamente aquello para lo que se los entrenó, que es salir a estas misiones, maniobra tras maniobra, matar a la gente regularmente", dijo Bronstein, director ejecutivo del Centro para el Periodismo de Investigación. "Finalmente llegan a un punto en el que ya no quieren hacerlo".

Bronstein reportó que el hombre abandonó el Equipo Seis de los SEAL en septiembre. Se suspendió su seguro médico familiar. Como se retiró antes de los 20 años de servicio, no recibió pensión.

El tirador es cuidadoso con los detalles de su historia y no se ha involucrado en libros dramáticos, películas o videojuegos que generarían ganancias para algunas personas. Bronstein dijo que lo hace por lealtad a su trabajo y porque le preocupa la seguridad de su familia. El tirador está preocupado de lo que podría ocurrir si se diera a conocer su nombre, como ocurrió con Matt Bissonnette, el soldado cuya identidad se reveló luego de publicar el libro No Easy Day bajo un pseudónimo. CNN no puede verificar el relato que se publicó en Esquire ni en el libro de Bissonnette. Bronstein reportó que le ofrecieron una especie de programa de protección para testigos, pero esa clase de programa aún no existe.

Su vida hogareña también es una lucha. El tirador y su esposa están separados, de acuerdo con Bronstein, aunque viven en la misma casa —"en términos muy amistosos e incluso amorosos"— para ahorrar dinero. Ha ofrecido algunas consultorías, dijo Bronstein a Wolf Blitz de CNN, pero no sabe cuánto durará eso.

"De repente se encuentran tratando de trasladarse a un mundo civil al que no están acostumbrados y al que no han estado acostumbrados desde hace décadas", dijo Bronstein. "Creo que tiene pesadillas sobre cómo va a mantener a su familia y cómo va a alimentar a su familia".

Si quieres conocer lo más reciente de la sección The Situation Room, haz clic aquí.

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×