El presidente de Ucrania acusa 'golpe de estado' tras votos del Parlamento

Viktor Yanukovych dijo que no pensaba renunciar pese a una votación de los legisladores a favor de su destitución y nuevas elecciones
Un grupo de opositores del gobierno ucraniano conducen
Un grupo de opositores del gobierno ucraniano conducen  Un grupo de opositores del gobierno ucraniano conducen
Phil Black. Chelsea J. Carter y Tom Watkins
Autor: Phil Black. Chelsea J. Carter y Tom Watkins
KIEV, Ucrania (Reuters) -

La liberación de la ex primera ministra Yulia Tymoshenko, opositora al gobierno del presidente Viktor Yanukovych, es el último evento en un dramático día en el que el Parlamento votó para sacar al actual gobernante y llamar a nuevas elecciones.

Mientras que Yanukovych dejó la capital Kiev este sábado tras acusar un "golpe de estado", Tymoshenko regresó a la ciudad.

"Hoy, Ucrania, ha terminado con este terrible dictador, el señor Yanukovych", dijo la líder opositora a miles de personas que festejaban en la Plaza de la Independencia, escena de manifestaciones mortales.

Justo horas después de su liberación de un hospital en la prisión, Tymoshenko  pidió justicia para las personas asesinadas en las protestas que iniciaron después de la decisión del presidente de desechar un acuerdo de comercio con la Unión Europea, a favor de uno con Rusia.

“Fueron capaces de cambiar a Ucrania y pueden hacer cualquier cosa (…) Todos tienen derecho de formar parte en la construcción de un estado europeo e independiente”.

El Parlamento de Ucrania aprobó una resolución para liberar a Tymoshenko, una héroe de la revolución del país en 2004, quien sirvió como primer ministro de 2007 a 2010 y fue obligada a dejar la oficina, tras perder en contra de Yanukovych.

El presidente tomó la señal de televisión este sábado, diciendo que había sido forzado a dejar Kiev debido al “crimen, vandalismo y un golpe de estado”.

“No planeo dejar el país. No planeo renunciar. Soy el presidente legítimo”, dijo en una entrevista desde Kharkiv, un bastión prorruso cerca de la frontera de Ucrania con esa nación.

"... Lo que haré ahora es proteger a mi país de la división, a frenar el derramamiento de sangre. No sé cómo lo haré aún. Estoy en Kharkiv y no sé qué haré después", agregó. 

El supuesto intento de salir

Yanukovych no se refirió a los reportes de que intentó dejar el país por avión.

De acuerdo con el jefe del Servicio de la Guardia Fronteriza de Ucrania, Sergei Astakov, Yanukovych y su equipo intentaron abordar un vuelo sin la documentación requerida en la ciudad de Donetsk, en el este. Estaba en la pista cuando fue regresado por las fuerzas de seguridad, dijo Astakov a CNN, confirmando lo que había dicho a la agencia ucraniana de noticias Interfax.

Al ministro del Interior destituido, Vitaliy Zakharchenko, también se le negó la salida del país en un incidente similar, dijo Astakov.

Los eventos de este sábado generan preguntas sobre quién tiene el control del país, luego de que el Parlamento votó para expulsar al presidente y tener nuevas elecciones el 25 de mayo. 

'La residencia del pueblo'

La residencia presidencial en un suburbio de Kiev está vacía y sin guardias.

Los edificios del gobierno, las reuniones de manifestantes y el centro de la ciudad estaban libres de policías. 

Un equipo de CNN que manejó hacia la residencia de Yanukovych pasó por retenes establecidos por los manifestantes.

Quienes cuidaban las puertas dijeron que no permitían la entrada del público en general, pero sí de los periodistas. Pidieron a los reporteros tratar la casa como una escena del crimen y referirse a ella como la "residencia del pueblo".

Pero no todos en Ucrania están contentos con las noticias.

El país está dividido por las etnias, con muchos rusos viviendo en el este. El resto está compuesto en su mayoría por ucranianos. 

En muchas ciudades, la gente ha derribado estatuas de Vladimir Lenin, fundador de la Unión Soviética. El imperio comunista incluyó a Ucrania hasta que éste obtuvo su independencia, en 1991, tras la caída de la Unión Soviética.

Como una señal de las profundas divisiones, simpatizantes del gobierno tomaron las calles este sábado por la noche en Kharkiv para proteger un monumento a Lenin que los manifestantes opositores amenazaron con tirar.

La policía con equipo antimotines se paró en ambos lados, mientras otros levantaban una cerca alrededor de la estatua.

Nick Paton Walsh, Phil Black e Ingrid Formanek reportaron desde Kiev, y Chelsea J. Carter y Tom Watkins reportaron desde Atlanta. Victoria Butenko y Laura Smith-Spark contribuyeron con este reporte. 

Ahora ve
Las FARC entregan a la ONU las últimas armas que tenían en su poder
No te pierdas
×