Cinco claves para entender lo que ocurre en Crimea

La región representa grandes intereses para Rusia gracias a su ubicación estratégica y a sus ricas tierras de cultivo
ucrania, politica, disturbios, gobierno, rusia, crimea, edificio, gubernamental, protestas, viktor yanukovich
parlamento_crimea  ucrania, politica, disturbios, gobierno, rusia, crimea, edificio, gubernamental, protestas, viktor yanukovich
Autor: Richard Allen Greene
(Reuters) -

Justo cuando parecía que Ucrania se estaba estabilizando tras el derrocamiento del presidente prorruso, Víktor Yanukóvich, las tensiones volvieron a encenderse en Crimea, la parte meridional del país en donde prevalece un firme apoyo a Rusia.

Hombres armados tomaron los edificios del gobierno regional en Crimea e izaron la bandera rusa esta semana. "Crimea es Rusia", coreaban los manifestantes, mientras sus opositores les respondían: "Crimea no es Rusia".

Recopilamos cinco datos para explicar Crimea y por qué la península se está volviendo un punto álgido: 

1. Crimea no es parte de Rusia legalmente, pero lo fue

El gobierno ruso ha estado interesado en Crimea desde hace cientos de años gracias a sus ricas tierras agrícolas y su acceso al mar Negro. Rusia cedió Crimea a Ucrania en 1954, cuando ambos países pertenecían a la Unión Soviética. Luego del colapso de la Unión Soviética en 1991, algunas personas de la región deseaban que Crimea se separara de Ucrania y volviera a formar parte de Rusia, pero los legisladores de Ucrania y Crimea decidieron en una votación que seguiría siendo parte de Ucrania.

2. Muchos rusos siguen viviendo en Crimea

Actualmente hay tres grupos principales en Crimea: las etnias ucranianas del norte, las rusas en el sur y los tártaros, en el centro. Los tártaros representan entre de un 15% a un 20% de la población y sufrieron mucho durante el gobierno de Stalin, en la era soviética. Son los "opositores más acérrimos de la anexión a Rusia", dijo Alexander Motyl de la Universidad Rutgers en una audiencia que se celebró la semana pasada ante el Consejo de Relaciones Exteriores de Estados Unidos.

3. Parte de la Armada rusa tiene bases en Crimea

Cualquier discusión sobre la importancia que Crimea tiene para Rusia pronto toca el tema de la Flota del Mar Negro. La Armada rusa tiene una base en la ciudad de Sebastopol, en el mar Negro, desde hace 230 años. Los barcos y submarinos que están en esa base, al norte de Turquía, pueden llegar al Medio Oriente y a los Balcanes.

Un experto del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos afirmó que se puede exagerar la importancia de la Flota del Mar Negro, la menor de las cuatro flotas navales de Rusia en el mar Negro, y que Rusia está expandiendo el puerto de Novorosíisk y trasladando navíos militares al lugar, de acuerdo con Christian Le Mière.

Sin embargo, es claro que Sebastopol sigue siendo importante para Rusia. En 2010, el gobierno ruso llegó a un acuerdo con Ucrania respecto al gas natural a cambio de que el gobierno ucraniano prolongara el arrendamiento de la base de la Armada rusa en Ucrania.

4. Crimea ha sido un jugador central en la historia mundial

Durante la Guerra de Crimea de la década de 1850 Florence Nightingale, la precursora de la enfermería moderna, fue conocida como la Dama de la lámpara porque cuidaba de los soldados heridos en la guerra que libraban Gran Bretaña, Francia y la Turquía otomana contra Rusia.

Varias generaciones de estudiantes británicos han memorizado el poema The Charge of the Light Brigade (La carga de la brigada ligera) de Tennyson, que data de esa época. El poema conmemora un error garrafal que cometieron las tropas británicas: atacaron una posición rusa equivocada y los masacraron. "Theirs not to reason why, theirs but to do and die"(Ellos no les corresponde preguntarse las razones, a ellos les corresponde solo obedecer y morir).

5. No olviden Yalta, desde luego

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cuando la Segunda Guerra Mundial se acercaba a su final, en 1945, los líderes aliados —Franklin D. Roosevelt, presidente de Estados Unidos; Winston Churchill, primer ministro de Gran Bretaña, y José Stalin, líder soviético— se reunieron para dividir Europa. Esa reunión fue el antecedente de la Guerra Fría y se celebró en la ciudad turística de Yalta, en Crimea.

Ben Brumfeld contribuyó con este reportaje.

Ahora ve
Tras ataque en Las Ramblas, Mariano Rajoy pide unión contra el terrorismo
No te pierdas
×