Un juez niega a la NSA mantener datos de civiles por más de cinco años

El Departamento de Justicia había argumentado que los datos necesitaban almacenarse por más tiempo debido a procesos juduciales
nsa espionaje  .
/
(Reuters) -

Un juez federal con un tribunal secreto rechazó la petición de la administración de Barack Obama para extender el almacenamiento de datos de la vigilancia telefónica de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), más allá del límite actual de cinco años.

El Departamento de Justicia había argumentado que el programa de recolección de datos requería que se conservaran los registros durante un periodo más largo.

El juez Reggie Walton, quien preside el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, concluyó este viernes que el gobierno no había resuelto los principales problemas de privacidad.

"Los procedimientos enmendados infringen la privacidad de los estadounidenses cuyos registros telefónicos se adquirieron y retuvieron por parte del gobierno para ayudar en las investigaciones de seguridad nacional", dijo Walton.

"La gran mayoría de estas personas nunca han sido objeto de investigaciones por parte del FBI para luchar contra el terrorismo internacional o las actividades clandestinas de inteligencia. El gobierno trata de mantener estos registros no por razones de seguridad nacional, pero porque algunas de ellas podrían ser relevantes en procesos judiciales en los que se solicita la destrucción de esos mismos registros. Sin embargo, los demandantes civiles potencialmente interesados en la preservación de las (telecomunicaciones) de metadatos no han expresado ningún deseo de adquirir los registros", aseguró.

Las órdenes judiciales de vigilancia actuales requieren que la Agencia de Seguridad Nacional o las empresas de telecomunicaciones que reunieron los registros telefónicos destruyan el material en cinco años.

"El gobierno no hace ningún intento de explicar por qué cree que los registros que estén sujetos a la destrucción son relevantes para los casos civiles", dijo Walton en su orden de 12 páginas.

No hubo una reacción inmediata a la orden del Departamento de Justicia.

Edward Snowden reveló en junio pasado que una orden judicial secreta había aprobado que el gobierno recopilara cantidades masivas de metadatos de la gigante de telecomunicaciones Verizon y de empresas líderes de internet, como Microsoft, Apple, Google, Yahoo y Facebook.

La información incluye números de teléfono a los que se llamó y su ubicación. El porcentaje exacto de metadatos que se recogieron no ha sido revelado públicamente y el monitoreo de conversaciones reales requiere una orden separada.

En enero, el presidente Barack Obama mostró su preocupación sobre la privacidad al anunciar que esos datos ya no los almacenaría el gobierno, sino que se entregarán a las telecomunicaciones nacionales o a terceros.

La NSA aún tendría acceso a las llamadas para rastrear conexiones potenciales de terroristas. Obama ordenó a la comunidad de inteligencia que formulara un plan de este tipo antes del 28 de marzo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para recopilar la información, el gobierno tiene que demostrar a un juez que es "relevante" para una investigación internacional contra el terrorismo.

En 2012, había 1,856 solicitudes al Tribunal de la FISA para la vigilancia electrónica y registros físicos para "fines de inteligencia extranjeros", dijo el Departamento de Justicia.

Ahora ve
Entre los disparos de sus compañeros, así desertó un soldado norcoreano
No te pierdas
×