El estancamiento en Ucrania intensifica las tensiones entre EU y Rusia

El canciller ruso y el secretario de Estado de Estados Unidos siguen buscando una solución diplomática al conflicto en Ucrania
Kerry-Lavrov-Getty  Getty
Elise Labott
Autor: Elise Labott
WASHINGTON (Reuters) -

Las tensiones entre Estados Unidos y Rusia por la crisis en Crimea derivaron en una disputa abierta, ya que Rusia rechazó los esfuerzos diplomáticos estadounidenses para resolver el estancamiento.

El canciller ruso, Sergei Lavrov, dijo el lunes que el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, pospuso una reunión cara a cara con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la que se discutirían las propuestas estadounidenses para resolver la crisis que el gobierno ruso ha rechazado efectivamente.

La reunión, que según el gobierno ruso se celebraría el lunes, habría marcado el contacto de más alto nivel entre ambos países desde que las tropas rusas se estacionaron en Crimea y se habrían anticipado a la votación potencialmente explosiva que se celebrará el domingo sobre la secesión de Crimea para adherirse a Rusia.

No obstante, Kerry dijo a Lavrov que necesitaba saber si el gobierno ruso se comprometería seriamente a encontrar una solución diplomática antes de reunirse con el líder ruso. También quería que Rusia pusiera fin a sus "medidas de provocación" antes de viajar a Rusia.

Las relaciones entre Rusia y Occidente se han tensado desde que los soldados rusos tomaron el control de la región prorrusa. Estados Unidos y otras potencias europeas han amenazado con aplicar sanciones en respuesta a las maniobras de Rusia, pero el gobierno ruso ha dado pocos indicios de retroceder.

Un alto funcionario estadounidense dijo que en la propuesta que Kerry le presentó a Lavrov en París se resumían varias rondas de pláticas que Kerry y sus homólogos de Gran Bretaña, Francia y Alemania celebraron por separado con Lavrov y el canciller de Ucrania. Como Lavrov no estaba autorizado para negociar en París, Kerry le dio una lista de ideas para que se la llevara a Putin.

De acuerdo con el alto funcionario estadounidense, en la propuesta de Kerry se hace un llamado a las tropas rusas a regresar a sus cuarteles y al desarme de las autoproclamadas milicias de "autodefensa" de Crimea que, aunque no llevan insignias, se cree que son rusas. Se enviarán observadores internacionales a Crimea y otras partes de Ucrania como parte del plan propuesto.

Washington también insistió en que el gobierno ruso deseche en la Duma los planes de anexionarse a Crimea y deje de respaldar el referéndum que los crimeos celebrarán sobre la anexión a Rusia. Estados Unidos también quiere que Rusia respalde un acuerdo entre el nuevo gobierno ucraniano y el Fondo Monetario Internacional relativo a un programa para apuntalar la frágil economía del país.

El plan depende de que Rusia y Ucrania entablen pláticas para poner fin a la crisis. Kerry y los cancilleres británico, francés y alemán pasaron gran parte del miércoles tratando de lograr, sin éxito, que Lavrov se reuniera con el ministro del exterior de Ucrania, quien viajó de París a Kiev a bordo del avión de Kerry.

Como Rusia no reconoce al nuevo gobierno ucraniano, Lavrov se mostró reacio a entablar charlas directas con el ministro del exterior.

Estados Unidos y sus aliados europeos han propuesto que ambas partes podrían hablar como parte de un "grupo de contacto" en el que se incluye a Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Alemania.

El plan de Kerry también integró algunos elementos del acuerdo del 21 de febrero para poner fin al enfrentamiento entre los manifestantes en Kiev y el expresidente Víktor Yanukovych. Aunque el gobierno ruso nunca firmó el pacto junto con Alemania, Polonia y Reino Unido, se hicieron algunas concesiones a Rusia, entre las que se cuenta un gobierno de unidad nacional, retomar la constitución y elecciones anticipadas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló el viernes vía telefónica con el presidente Putin y acordaron que Kerry y Lavrov seguirían tratando de encontrar una solución diplomática a la crisis. Más tarde ese día, Lavrov llamó a Kerry y lo invitó a que se reuniera el lunes con Putin en Sochi. Kerry dijo que lo pensaría, pero que los acontecimientos perturbadores que ocurrían en el terreno en Ucrania y Crimea estaban cerrando la ventana para la diplomacia.

Cuando volvieron a hablar el sábado, Kerry le dijo a Lavrov que no estaba listo para reunirse con Putin. Ambos tenían que lograr mayores avances en sus propias pláticas, dijo Kerry. Más aún, Kerry dijo que las maniobras militares de Rusia en el terreno y las discusiones sobre el referéndum en Crimea, aunados a los planes de la Duma de anexionarse la región dificultarían las negociaciones.

Kerry envió a Lavrov una propuesta perfeccionada después de la llamada telefónica del sábado: una lista de preguntas para entender mejor la postura de Rusia. Lavrov viajó el domingo a Sochi para hablar del documento con Putin.

El funcionario dijo que el gobierno estadounidense aún no recibe una respuesta oficial del gobierno ruso respecto a las ideas. Sin embargo, Rusia parece no estar interesada en la idea estadounidense de sentarse a dialogar con el gobierno ucraniano.

Durante una reunión televisada con Putin, Lavrov dijo el lunes que la propuesta rectificada de Kerry seguía quedándose corta y "genera muchas dudas de nuestra parte" porque el punto de partida es la aceptación del "golpe de Estado" que derrocó a Yanukovych.

"El documento contiene un enfoque que no nos convence del todo ya que toda la redacción indica que hay un conflicto entre Rusia y Ucrania", dijo Lavrov, quien agregó que Rusia presentaría una contrapropuesta al plan estadounidense.

"Preparamos nuestras contrapropuestas junto con los miembros del Consejo de Seguridad Ruso. Con ellas se pretende resolver la situación con base en el derecho internacional y tomar en cuenta los intereses de todos los ucranianos sin excepción", dijo.

El gobierno de Obama parece renuente a que Kerry viaje a Rusia para participar en una reunión con Putin en la que se podría lograr muy poco.

Kerry está listo para participar en las charlas "siempre y cuando veamos pruebas concretas de que Rusia está listo para comprometerse" con las propuestas de Washington, dijo la vocera del Departamento de Estado, Jen Psaki, quien agregó que Rusia debe entablar charlas con los ucranianos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El punto es que no nos vamos a involucrar simplemente en algo para que ellos solo digan 'no, no, no' a todo luego de que hayamos viajado hasta allá. No haremos eso", dijo otro alto funcionario estadounidense.

La Casa Blanca señaló que el presidente Obama se reuniría con el nuevo primer ministro de Ucrania en Washington el miércoles y advirtió que Rusia podría enfrentarse a más presiones externas si tomaba mayores medidas para anexionarse Crimea.

Ahora ve
Los humanos no son los únicos que luchan contra el cáncer de mama
No te pierdas
×