Un jurado declara al yerno de Osama bin Laden culpable de terrorismo

La fiscalía federal aseguró en el juicio que Sulaiman Abu Ghaith era el principal vocero y reclutador de al Qaeda
al qaeda
Abu ghaith osama bin laden juicio nueva york  al qaeda
Autor: Lena Jakobsson
(Reuters) -

El yerno de Osama bin Laden, Sulaiman Abu Ghahith, fue encontrado culpable de ayudar a terroristas de al Qaeda a conspirar por asesinatos de estadounidenses y otras actividades terroristas, tras un juicio que concluyó este miércoles en Nueva York.

Durante el juicio, los fiscales federales dijeron que el clérigo originario de Kuwait jugó un papel crucial como el principal portavoz y reclutador de la organización, ayudando a "restuarar la cantera de nuevos terroristas de al Qaeda" mientras misiones mortales hacían de sus miembros mártires.

Abu Ghaith, quien vistió un traje oscuro, no mostró reacción alguna cuando escuchó el veredicto de un jurado anónimo de nueve mujeres y tres hombres. El jurado deliberó durante cinco horas y media. Mientras el defendido era escoltado fuera de la corte, había una pequeña sonrisa en su cara.

"Un jurado encontró de manera unánime que Sulaiman Abu Ghayth no solo conspiró para proveer, sino que actualmente provee, apoyo material a al Qaeda, también conspiró para matar estadounidenses", dijo el fiscal de Manhattan, Preet Bharara, en un comunicado.

"Fue más que el ministro de propaganda de Osama bin Laden. Horas después de los devastadores ataques del 11-S, Abu Ghayth usó su posición en la jerarquía homicida en al Qaeda para persuadir a otros a comprometerse con al Qaeda en la causa para asesinar a más estadounidenses", agregó. 

El abogado de Abu Ghaith, Stan Cohen, describió a su cliente como estoico y en paz.

"Confía que esto no es el fin, sino el inicio", dijo Cohen, y añadió que la defensa tiene confianza en una apelación. 

Abu Ghaith, de 48 años, enfrenta una condena de por vida tras una sentencia del 8 de septiembre.

El gobierno no alegó que Abu Ghaith tuviera una función operativa o que tuviera una participación directa en los ataques.

Bharara añadió: "Como otros que han enfrentado cargos por terrorismo en la corte federal de Manhattan antes que él, Abu Ghayth recibió un juicio justo, en el que después un jurado elaboró su veredicto de manera unánime, justamente responsabilizándolo por sus crímenes. Esperamos que este verdicto traiga algo de paz a las familias de las víctimas de estos actos asesinos de al Qaeda".

El juicio se llevó a cabo a unas cuadras del World Trade Center, y varios de los sobrevivientes de los ataques y miembros de las víctimas acudieron. 

Abu Ghaith dijo la semana pasada que nunca se unió a las filas de al Qaeda y que asistió a bin Laden solo como un consejero en temas espirituales.

Conocido en la región del Golfo Pérsico como un erudito religioso y un orador brillante, Abu Ghaith conoció al líder de al Qaeda en Afganistán en junio de 2001, según un testimonio. Negó saber los ataques del 11-S antes de que ocurrieran, pero dijo que escuchó pláticas de que "algo grande" pasaría. Ghaith trasladó a su familia a Kuwait días antes de los ataques al World Trade Center de Nueva York y el Pentágono.

Después de los atentados, el líder de al Qaeda se reunió con Abu Ghaith en su guarida en la montaña y le pidió ayuda para "mandar un mensaje al mundo" a nombre de la organización.

Tras su arresto el año pasado en Jordania, activistas y legisladores discutireron dónde juzgar a Abu Ghaith, y algunos pidieron que el caso fuera llevado a una corte militar en la bahía de Guantanamo. Sin embargo, el juicio tuvo lugar en una corte federal en Manhattan bajo fuertes medidas de seguridad.

El jurado vio varios videos producidos después de su encuentro, donde Abu Ghaith hace llamadaos para futuros ataques sobre estadounidenses, junto a bin Laden por un lado y un rifle AK-47 en otro.

Llamó a sus correligionarios musulmanes a "aterrorizar a los infieles" y prometió que la "tormenta de aviones no pararía", una frase que dijo en el estrado que le fue dada en "viñetas" provistas por bin Laden para los discursos.

Su defensa acusó a la fiscalía de utilizar imagenes del 11-S en lugar de evidencia de la culpabilidad de su cliente e indicó a los jurados este lunes que contó 172 referencias a bin Laden y el 11-S en la primera mitad del cierre de los argumentos de la fiscalía. 

"Fue pensado para arrastrarte en la angustia y el dolor, y pedir represalias. Fue pensado para que vieras a otro lado de la evidencia", dijo Cohen al panel.

Añadió que ninguno de los testigos del gobierno pudo ligar a su cliente con actividades terroristas, incluido un especialista del FBI y dos exmiembros de Al Qaeda.

Ahora ve
Mashpi Lodge en Ecuador, un resort sostenible en medio del bosque
No te pierdas
×