Un análisis hace cambiar la zona de búsqueda del vuelo 370 desaparecido

Imágenes satelitales localizaron posibles restos del avión extraviado más cerca de la costa australiana, donde ya hay nuevos rastreos
La tragedia del vuelo MH370 generará demandas
Autor: Michael Pearson y Jethro Mullen
(Reuters) -

Olvídate de todas esas fotos de satélite que muestran áreas de escombros. La zona de búsqueda del vuelo 370 de Malaysia Airlines desaparecido cambió otra vez. 

En un giro sorprendente, las autoridades australianas anunciaron este viernes que abandonarían el área del océano Índico, donde equipos de rescate han pasado más de una semana buscando la aeronave. 

Un nuevo análisis de los datos satelitales mostró que el avión no podría haber volado tan lejos al sur, señalaron. "Hemos dejado esas áreas de búsqueda", dijo John Young, gerente general de respuesta de emergencia de la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia.

La nueva zona está a unos 1,100 kilómetros al noreste, cerca de la costa australiana.

Un avión de rastreo de la Fuerza Aérea de Nueva Zelandia que volaba sobre la nueva área de búsqueda descubrió objetos no identificados que flotaban en el agua. La aeronave regresó a su base en Perth, Australia, indicó la Autoridad de Seguridad Marítima de Australia en Twitter.

La dependencia estaba esperando las imágenes de los objetos para analizarlos, pero indicó que los hallazgos no se confirmarán sino hasta este sábado, cuando se espera que un barco llegue al sitio.

'No hemos visto ningún escombro'

Los acontecimientos de este viernes llegan tras tres semanas de pistas falsas frecuentes en la búsqueda del avión, que desapareció el 8 de marzo con 239 personas a bordo.

Las autoridades de Malasia anunciaron este lunes que un análisis de las señales de satélite enviadas por el avión indicó que debió haberse dirigido al sur del océano Índico. Los analistas, que emplearon cálculos matemáticos sofisticados para llegar a su conclusión, no podían ofrecer una ubicación específica.

La decisión de mover la zona de búsqueda se produjo después de un análisis adicional que indica que el avión no habría volado tan al sur como se pensaba anteriormente, como dijo este viernes el ministro interino de Transporte de Malasia, Hishammuddin Hussein.

Young dijo que las autoridades australianas habían llegado a la conclusión, tras analizar una serie de imágenes de satélite tomadas en la antigua zona de búsqueda, de que los objetos que flotaban en el océano no eran restos de la aeronave.

"En lo que respecta a las zonas anteriores, no hemos visto ningún escombro", dijo, y agregó que no iba a clasificar cualquier cosa que los satélites o aviones hayan visto como escombros. "Eso no es justificable por lo que hemos visto".

Aparentemente Hishammuddin contradijo a Young, al sugerir que la nueva zona de búsqueda "todavía podría ser consistente" con la idea de que los objetos en los últimas fotos de satélite sobre el área de búsqueda anterior están vinculados con el avión. Los objetos podrían haber sido desplazados por las corrientes oceánicas, dijo.

Mejores condiciones

La nueva zona sigue siendo enorme, aproximadamente de 319,000 kilómetros cuadrados. Sigue estando a gran distancia: 1,850 kilómetros al oeste de la ciudad de Perth, al oeste de Australia.

Pero Young dijo que las condiciones probablemente serán mejores más frecuentemente de lo que eran en la otra zona de búsqueda, donde el mal tiempo impidió vuelos durante dos días esta semana. 

Los aviones podrán pasar más tiempo en el aire debido a que la nueva zona de búsqueda es más cercana a tierra, dijo Young.

Búsqueda en evolución

La búsqueda ha atravesado océanos y continentes. Inició el Mar del Sur de China entre Malasia y Vietnam, donde el avión perdió contacto con los controladores aéreos.

Después, las autoridades identificaron datos de radar que sugerían que el avión había dado vuelta al oeste a través de la península de Malaca, luego de perder el contacto, y ampliaron la búsqueda en el Estrecho de Malaca.

Cuando esos esfuerzos resultaron infructuosos, la búsqueda se extendió hacia el norte en el Mar de Andamán y al norte del océano Índico.

A continuación, cambió dramáticamente después de que Malasia anunció el 15 de marzo que los datos satelitales sugerían que una última posición del avión estaba en algún lugar a lo largo de dos arcos enormes, uno al noroeste hacia el continente asiático, y el otro hacia el suroeste del océano Índico.

El área de la búsqueda en ese momento llegó a casi 7.7 millones de kilómetros cuadrados.

Este lunes, el primer ministro de Malasia, Najib Razak, dijo que un nuevo análisis de los datos de satélite había llevado a las autoridades a concluir que el avión se estrelló en el sur del océano Índico, lejos de tierra.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Funcionarios malasios dijeron a los familiares de las personas a bordo que nadie habría sobrevivido. Pero muchos familiares han dicho que solo el descubrimiento de los restos del avión los convencerá del destino de sus seres queridos.

Brian Walker y Ben Brumfield contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Este zoológico logra criar tigres de una especie en extinción
No te pierdas
×