"Era joven y tenía sueños": madre de un pasajero iraní del vuelo 370

Aunque ha optado por mantener su distancia, la madre de uno de los pasajeros iraníes dice que también quiere saber qué pasó con su hijo
CNN-Malasia-Avion-Irani-pasaporte-Pouri-Nourmohammadi  Pouri Nourmohammadi irani pasaporte robado
Autor: Sara Sidner
(Reuters) -

La madre del pasajero número 63 del vuelo 370 de Malaysia Airlines no puede dejar atrás el estigma del ilícito que cometió su hijo para llorar con el resto de los familiares de las personas que desaparecieron el 8 de marzo.

"Como ser humano, como madre, nadie pensó en mí. Estoy sola sin más apoyo que el de Dios", escribió luego de que CNN tratara de contactarla para preguntarle sobre su hijo.

Sufre a solas porque ha evitado acudir al epicentro de la información, Kuala Lumpur. No está allí para asistir a las juntas informativas ni para recibir la asesoría para manejar el duelo que ofrece Malaysia Airlines. Es una madre cuyo hijo violó la ley para abordar el avión y ahora paga por ello.

Su hijo es Pouri Nourmohammadi, de 18 años. Él y su amigo, Delavar Seyed Mohammad Reza, de 29 años, eran los dos hombres iraníes que abordaron el vuelo de Malaysia Airlines con pasaportes robados, de acuerdo con los investigadores.

Fueron los dos primeros sospechosos de la desaparición del avión.

Malaysia Airlines señala que ella no ha estado en contacto con las familias. Su caso está en manos de los investigadores, según dijo a CNN un representante de la empresa. Sin embargo, los investigadores los deslindaron de cualquier ilícito relacionado con la desaparición del avión al principio de la investigación.

La madre de Nourmohammadi está muy consciente de que su hijo hizo algo ilegal, pero dice que él solo quería explorar sus "hermosos sueños". "Dediqué mi vida a mis hijos y solo quería que fueran felices en su vida. Quería que vivieran una vida libre. Había orado para verlo de nuevo, pero eso no ocurrió. Ahora nos veremos en la eternidad".

Muestra su dolor por medio de las fotos de su hijo, los mensajes que le envía y los símbolos de su fe cristiana que publica en su página de Facebook. "…Desde que me volví madre, todo lo que quería y le pedía a Dios era que mis hijos no murieran antes que yo, pero claro que eso no ocurrió", escribió.

CNN se reunió con un amigo que dejó a Nourmohammadi en el aeropuerto de Kuala Lumpur el 8 de marzo. El amigo dijo que todo lo que Nourmohammadi quería era encontrar la "libertad". Abordó el avión con el plan de vivir en Alemania con su madre y no regresar jamás a Irán, dijo.

Su amigo no quiso que lo identificaran por temor a que lo relacionen con los hombres que viajan con pasaportes robados, lo que lo volvería blanco de acosos de las autoridades cuando entre y salga de Irán.

Sin embargo, dice que la madre de Nourmohammadi lo llamó porque buscaba respuestas. "Estaba muy triste. Me preguntaba: 'Cuando mi hijo estaba allá, ¿estaba feliz? ¿Se estaba divirtiendo?'. Yo le contesté: 'Sí, me parece. Estaba feliz y se estaba divirtiendo. Estaba bien'. Entonces ella solo dijo: 'Gracias a Dios'".

Nourmohammadi publicó un mensaje en Facebook cuatro días antes de abordar el avión en el que se lo ve de pie debajo de un icónico rascacielos malasio; el mensaje decía: "Me siento emocionado".

Nunca llegó a su destino final, al igual que los otros pasajeros y la tripulación del vuelo perdido de Malaysia Airlines.

La madre de Nourmohammadi dejó un mensaje con la esperanza de que no lo ignoren porque su hijo violó la ley.

"Aunque tenía un pasaporte robado, era muy joven y tenía muchos sueños muy hermosos", escribió. "Soy una madre igual que las madres chinas y también quiero saber qué ocurrió. Confío en Dios y en lo que él quiera que pase. Pero las 239 personas son iguales, aunque tal vez haya quien no lo crea".

Mitra Mobasherat contribuyó con este reportaje.

Ahora ve
Así fue el escape del alcalde opositor venezolano Antonio Ledezma
No te pierdas
×