Los supuestos 'drones' norcoreanos, ¿son una amenaza para Corea del Sur?

Los surcoreanos sospechan que artefactos hallados en su territorio provienen de su vecino del norte y podrían usarse con fines militares
dron coreano  dron coreano
Sophie Brown y Stella Kim
Autor: Sophie Brown y Stella Kim
(Reuters) -

Estas pequeñas máquinas voladoras están pintadas de color azul cielo y podrían parecer juguetes, pero obligaron al gobierno surcoreano a asegurar su espacio aéreo.

En las últimas semanas, el Ministerio de Defensa de Corea del Sur descubrió los restos de tres drones (vehículos aéreos no tripulados, UAV por sus siglas en inglés) que se cree que pertenecen a Corea del Norte. Están equipados con cámaras de manufactura japonesa y capturaron imágenes de algunas instalaciones militares importantes y de la oficina presidencial en Seúl, según reportes de los medios locales.

Corea del Sur señala que las aeronaves son un indicio de que Corea del Norte ha incrementado su vigilancia, cosa que debe tomarse muy en serio; sin embargo, las autoridades y los expertos indican que los drones representan poca o ninguna amenaza.

"Se cree que los pequeños drones provienen de Corea del Norte y realmente no tienen gran importancia militar", dijo a los reporteros un vocero del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, Kim Min-seok.

"Aunque se usaran en ataques futuros, solo pueden cargar entre dos y tres kilos de TNT y no pueden causar un gran daño", dijo.

Las máquinas están hechas de policarbonato, por lo que son difíciles de detectar con el radar, según Yonhap, la agencia noticiosa de Corea del Sur. El vehículo, que vuela a una velocidad promedio de unos 110 kilómetros por hora y a una altitud de 1.3 kilómetros, se controla por medio de un sistema de transmisión básico pero no es lo suficientemente sofisticado como para enviar las imágenes simultáneamente.

"Aunque se use para reconocimiento con la cámara que lleva montada, la calidad no será mejor que la de la información que se recopila por medio de los satélites comerciales", dijo Kim.

"También hay un límite a cuánto lo pueden utilizar en las operaciones porque no tienen (una) función de transmisión en tiempo real".

De los tres drones, dos portaban imágenes de blancos militares de relevancia militar: islas de importancia estratégica cercanas a la Zona Desmilitarizada y de la Casa Azul, la residencia y oficina de la presidenta de Corea del Sur, Park Keun Hye.

Un buscador de ginseng silvestre encontró el tercer drone, cuyos datos no pudieron analizarse ya que el descubridor borró la tarjeta de memoria de la cámara para usarla, según reportes del diario Korea Times.

De acuerdo con James Hardy, editor para la región Asia Pacífico de la revista británica IHS Jane's Defence Weekly, esta clase de UAV puede viajar distancias limitadas.

"Tiene un alcance bastante corto, no tiene gran autonomía así que solo volará durante unas cuantas horas. Podrías usarlos para ver lo que los otros están haciendo en el campo de batalla. Es bastante útil para saber qué está ocurriendo detrás de la siguiente loma, de la siguiente montaña o incluso del otro lado de un muro".

La mayoría de los ejércitos tienen vehículos no tripulados como esos en cantidades diversas, dice Hardy, pero no se diseñaron para llevar armas.

"Se construyen de forma muy parecida a las aeronaves a control remoto que puedes comprar en una juguetería. Simplemente son una versión militarizada de eso", dijo Hardy.

¿Bombas voladoras?

Corea del Norte ha presumido UAV más grandes y parecidos en los desfiles militares de los últimos años. Estos drones se diseñaron para probar qué tan hábiles son los pilotos para disparar a un objeto en movimiento o la precisión de los misiles. Sin embargo, parece que los norcoreanos los adaptaron para cargar explosivos, dice Hardy.

"Los han usado o modificado en algunos países de forma que ponen un explosivo al frente, así que los transforman en una bomba o misil volador. Así que tiene una misión sin retorno: lo vuelas hacia alguna parte y luego puedes estrellarlo".

El material en video muestra que se usan con estos fines en los ejercicios militares norcoreanos, pero es una forma costosa de construir una bomba, dice Hardy. "Solo puedes usarlo una vez".

Dependiendo de la carga y su nivel de sofisticación, la explosión solo sería lo suficientemente grande como para eliminar un vehículo o un barco.

"Los UAV son un factor importante en el campo de batalla moderno. Solo tenemos que analizar la forma en la que Estados Unidos los usa en Pakistán, Yemen y Afganistán; sin embargo, los UAV que Estados Unidos usa son considerablemente más sofisticados. En realidad no hay comparación".

Algunos analistas han sugerido que Corea del Norte podría usar los UAV para perpetrar un ataque químico o biológico en el Sur. Sin embargo, Hardy duda que llegue a tanto.

"Si Corea del Norte perpetrara un ataque químico o biológico contra Corea del Sur en cualquier circunstancia, Estados Unidos y Corea del Sur responderían con una fuerza enorme… Tendrías al ejército más grande del mundo en tu puerta muy pronto".

Corea del Sur refuerza su red de defensa aérea

Los drones se descubrieron en un momento en el que se intensifican las tensiones a lo largo del paralelo 38. Los ejercicios militares conjuntos de Corea del Sur y Estados Unidos terminaron el 7 de abril y provocaron las críticas de Corea del Norte, que considera los ejercicios como "un ensayo para la invasión", de acuerdo con James Person, coordinador del Proyecto de Documentación Internacional de Corea del Norte del Centro Woodrow Wilson.

Hace dos semanas, el gobierno norcoreano disparó dos misiles balísticos de alcance medio desde su costa oriental, aparentemente en respuesta a los ejercicios. Unos días después, ambos bandos intercambiaron cientos de proyectiles a través de la Línea Divisoria Norte, la frontera marítima en disputa, luego de que Corea del Norte advirtiera que estaba preparando la prueba de otro dispositivo nuclear.

"Esta época del año es la temporada de provocaciones", dice Hardy.

"Todo es bueno porque permite que los norcoreanos hagan algo provocador y ligeramente molesto que podría avergonzar a los surcoreanos, pero no es lo suficientemente provocador como para incitar una respuesta militar en forma".

Sin embargo, Corea del Sur toma precauciones para asegurar su espacio aéreo.

Durante una reunión semanal con los altos asesores que se celebró el lunes, la presidenta de Corea del Sur, Park Keun Hye, advirtió que la inquietud de muchos ciudadanos, especialmente los que viven cerca de la frontera, está creciendo en vista de las provocaciones recientes de Corea del Norte.

"Unos drones que se sospecha que pertenecen a Corea del Norte parecen haber espiado en todas partes, pero nuestras autoridades militares desconocían totalmente este hecho", dijo. "Creo que hay problemas con la defensa aérea y los sistemas de reconocimiento terrestre".

"Deberíamos tomar muy en serio que Corea del Norte haya disparado misiles y redoblado las operaciones de reconocimiento. Para prepararnos para las posibles provocaciones adicionales, necesitamos idear medidas para bloquear y repeler de inmediato cualquier provocación".

El lunes, las fuerzas armadas de Corea del Sur emprendieron una búsqueda extensa de drones. Dos días después, un portavoz del Ministerio de Defensa dijo a CNN que Corea del Sur planea comprar radares de baja altitud para mejorar la capacidad de detección de UAV pequeños. Declinó decir cuántos o de donde provendrían.

El programa de drones de reconocimiento de Corea del Sur contempla un acuerdo por más de 800 millones de dólares (10,400 millones de pesos) para comprar cuatro UAV Global Hawk a la empresa Northrop Grunman Corp.

Person, del Centro Woodrow Wilson, dice que si los drones provienen de Corea del Norte, significaría una violación al armisticio y Corea del Sur debería preocuparse de la violación de su espacio aéreo. "Pero en vista de la baja tecnología de estas cosas, no creo que las autoridades surcoreanas estén muy preocupadas en este momento", dijo.

Stella Kim reportó desde Seúl; Sophie Brown reportó y escribió desde Hong Kong.

Ahora ve
CNDH concluye que hubo “graves violaciones a los derechos humanos” en Nochixtlán
No te pierdas
×