El Papa lava los pies de 12 personas con discapacidad en el Jueves Santo

Francisco dijo que el servicio de unos a otros es la herencia que dejó Jesús a los cristianos
El Papa pide luchar contra la trata con compasión
(Reuters) -

El papa Francisco cumplió este Jueves Santo con el ritual del lavado de pies a 12 personas con discapacidad, entre ellos un libio musulmán, en una ceremonia celebrada en una iglesia de un barrio a las afueras de Roma.

El pontífice, que tuvo muchas dificultades para arrodillarse y levantarse del cojín blanco en el que se apoyaba, vertió agua, secó y luego besó los pies de cada uno.

Francisco recibió ayuda de dos asistentes, entre ellos el encargado de las ceremonias, monseñor Guido Marini.

"La herencia que Jesús nos dejó es la de ser servidores, unos a los otros", dijo Francisco al iniciar la ceremonia, que estuvo acompañada por cantos simples en italiano.

"Lavar los pies es un gesto simbólico, porque eran los esclavos, los siervos, los encargados de lavar los pies a los invitados, porque en esa época las carreteras eran de tierra y cuando se llegaba a una casa era necesario lavarse los pies", explicó.

Las 12 personas con discapacidad, de distinta edad y nacionalidad, de entre 16 a 86 años, sufren de enfermedades degenerativas, patologías que los inmovilizan o problemas ortopédicos, oncológicos o neurológicos.

Entre ellos hay un inmigrante africano con parálisis; una señora de 51 años que a los dos años sufrió encefalitis; un anciano que no se puede mover por un accidente de automóvil, y un hombre con discapacidad intelectual.

Varios de ellos residen en el centro religioso debido a sus condiciones de salud.

La ceremonia de este jueves conmemora la última cena de Jesús con los 12 apóstoles antes de ser arrestado y condenado a muerte.

El rito se llevó a cabo en la iglesia de la Fondazione Don Carlo Gnocchi - Centro Santa Maria della Provvidenza, en el barrio de Casalotti-Boccea.

El año pasado, el papa lavó los pies a un grupo de jóvenes detenidos, entre ellos dos mujeres, en la cárcel para menores de Roma de "Casal del Marmo", en una inédita ceremonia de Jueves Santo.

Cuando el papa era el cardenal Jorge Bergoglio solía celebrar la misa del Jueves Santo con el lavatorio de pies en cárceles, hospitales, residencias para ancianos u hospicios para pobres.

Las celebraciones de Semana Santa continuarán este viernes con el tradicional Vía Crucis que conmemora el calvario de Cristo antes de la crucifixión, que este año será dedicado a los sufrimientos que aquejan al mundo moderno: la mafia, la guerra y la droga.

El Vía Crucis, en el que participan miles de creyentes y religiosos, será transmitido en directo por la televisión pública italiana a numerosos países.

El sábado, el papa presidirá la vigilia pascual en la basílica del Vaticano y el domingo culminará las celebraciones de Semana Santa con la misa de Resurrección y el mensaje Urbi et orbi, a la ciudad y al mundo.

Ahora ve
Los grupos radicales “no son del pasado”, dice periodista amenazada por KKK
No te pierdas
×