"Fue un infierno", dice el pescador que rescató a pasajeros del ferry

Kim Hyun-ho salvó a 25 personas del hundimiento de la nave surcoreana, pero en lugar estar orgulloso, no olvida los gritos de las víctimas
Kim Hyun-ho pescador ferry  Kim Hyun-ho pescador ferry
Autor: Nic Robertson, Ben Brumfield y Greg Botelho
(Reuters) -

El pescador Kim Hyun-ho no encuentra paz cuando se acuesta por las noches. Cientos de pasajeros muertos o desaparecidos del ferry Sewol rondan su sueño.

Sus gritos suenan en su cabeza. Tiene vivídos recuerdos de cuando se apresuró a rescatarlos en su modesto bote de pesca en la costa surcoreana hace 10 días.

Kim piensa que sacó de la helada agua del Mar Amarillo a 25 personas, dijo el sábado. Pero este hombre de una diminuta isla cercana en la que viven 100 personas no siente orgullo, solo tormento.

“Fue un infierno. Agonía. Había muchas personas y no había suficientes botes, gente en el agua pidiendo ayuda. El ferry se hundía con rapidez”, dijo.

Vio gente atrapada dentro hundirse con el barco frente a él. Después escuchó en la televisión cuántas personas se quedaron en el barco.

Hasta ahora, los rescatistas han recuperado 187 cuerpos. Unas 115 personas continúan desaparecidas.

Hyun-ho, padre de dos niños mayores tiene el corazón roto por los cientos de padres que han perdido a sus hijos, aquellos a quienes no pudo salvar.

Ha intentado pescar otra vez, pero es un hombre distinto, dice.

Un respiro en el terror   

Los buzos que recuperan los cuerpos dentro del transbordador que ahora está volteado, inundado con agua turbia, tuvieron un pequeño respiro este sábado de los horrores que han visto en las entrañas cavernosas del barco.

Las fuertes corrientes causaron que el equipo de recate suspendiera las actividades de los buzos durante al menos cuatro horas.

El viernes encontraron los cuerpos de 48 niñas, quienes llevaban puestos sus chalecos salvavidas, aglomeradas en una habitación demasiado pequeña para tanta gente.

Los buzos creen que se enfrentaran a la misma escena otra vez, pues podría haber una segunda habitación similar, donde se cree que más de 50 niñas quedaron atrapadas cuando el ferry se volteó.

Kim Dong-soo, buzo de la Guardia Costera dijo que tenía lágrimas en sus ojos cuando escuchó sobre el accidente.

“Incluso ahora, busco como si estuviera buscando a mis propios hijos y otros guardias se sienten de la misma forma”, dijo a CNN. “Tengo dos parches médicos, me cuesta trabajo respirar y mi cabeza duele. Pero me duele más el corazón, sabiendo que esos niños siguen en el agua helada”.

Cuando regresen al agua el domingo, cinco marinos especialistas en rescate ayudarán en su búsqueda.

Los buzos enfrentarán una búsqueda que cada vez se vuelve más difícil y lenta.

Puede haber menos cuerpos, pero los buzos ya revisaron los lugares de fácil acceso, dijo el capitán im Jin-hwang, comandante de la operación de rescate.

“Pero la marina no se detendrá hasta que sea encontrado el último cuerpo”, dijo.

Ahora se dirigirán a las cabinas cercanas al mar.

En los reducidos espacios, los buzos pelean contra un bosque de objetos flotantes y puertas cerradas por la enorme presión del agua. Las corrientes tiran de los conductos respiratorios que los mantienen con vida mientras buscan a los muertos. 

Acciones legales

Mientras los esfuerzos dentro del barco continúan, las autoridades surcoreanas presionan por una investigación criminal sobre el hundimiento.

El capitán del barco y otros 14 miembros de la tripulación fueron detenidos. Los fiscales en Mokpo, Corea del Sur, quienes están a cargo de la investigación del ferry dijeron a CNN que los 15 miembros de la tripulación a cargo de la navegación y la sala de máquinas fueron acusados y están en la prisión de Mokpo.

Yang Joong-Jin, el fiscal principal dijo que enfrentan cargos por “causar la muerte al abandonar el barco y por la violación de las leyes marinas del país”.

Los fiscales dijeron que las autoridades aún tienen que determinar qué causó el hundimiento.

Algunas teorías incluyen cambios realizados para aumentar la capacidad de pasajeros en el ferry y su carga.

El viernes los investigadores revisaron el gemelo del ferry Sewol, el Ohamana, y dijeron que 40 de sus balsas no servían, las salidas de emergencia no operaban y el equipo para asegurar los automóviles y el cargamento era inexistente o no servía bien.  

Como el Sewol, el Ohamana fue modificado para añadir más pasajeros, dijo la oficina de los fiscales.

Los investigadores estudian si estas modificaciones pudieron haber contribuido en el destino del Sewol. 

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×