El hallazgo de una empresa causa división en la búsqueda del vuelo 370

La compañía GeoResonance dice tener indicios del avión malasio, pero ser ignorada por las autoridades
Un viaje a las profundidades por el vuelo 370
Autor: Miguel Marquez, David Molko y Holly Yan
(Reuters) -

Una compañía privada asegura haber encontrado lo que cree son restos de un avión en el oceáno, aunque los líderes de la búsqueda del avión desaparecido de Malaysia Airlines lo han descartado.

Las razones para el escepticismo son obvias, el sitio donde GeoResonance dice haber encontrado los restos, en la bahía de Bengala, está a varios miles de kilómetros lejos de la área actual de búsqueda en el sur del oceáno Índico.

El Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, que coordina la búsqueda multinacional lo descartó.

"La búsqueda liderada por Australia se basa en información satelital y otros datos para determinar la localización de la aeronave desaparecida", dijo el centro.

"La localización especificada en el reporte de GeoResonance no va con el arco de búsqueda derivada de esos datos. El equipo conjunto internacional está convencido que el lugar donde cayó la aeronave está en la porción sur del arco de búsqueda".

El ministro de transporte malasio Hishammuddin Hussein dijo que Malasia "está trabajando con sus socios internacionales para corroborar la credibilidad de esa información".

GeoResonance agregó que está analizando campos electromagnéticos súper débiles capturados por imágenes aéreas multiespectrales.

"La compañía no está declarando que este es el MH370, sin embargo, debe ser investigado", señaló GeoResonance en un comunicado.

El director de la compañía, David Pope, dijo que no quería hacer pública la información al principio, pero sus datos estaban siendo ignorados.

"Somos un gran grupo de científicos y estábamos siendo ignorados, y nos pareció que teníamos la obligación moral de compartir nuestras conclusiones con las autoridades", dijo a CNN este martes.

La tecnología de GeoResonance fue creada para buscar armas nucleares, biológicas y químicas bajo el océano, o búnkers, dijo Pope. La compañía comenzó su búsqueda cuatro días después de que el avión se perdió y envió a funcionarios la información que encontraron el 31 de marzo, dijo Pope, y después un reporte completo el 15 de abril.

Pope aseguró que autoridades contactaron a GeoResonance este martes y dijeron estar "muy interesados, y emocionados" sobre los hallazgos.

Inmarsat, la compañía cuyo satélite tuvo el último contacto con el vuelo 370, se mantiene "muy segura" en sus análisis de que el avión teminó en el sur del océano Índico, dijo a CNN una fuente cercana a la investigación.

El análisis de Inmarsat está "basado en física y matemáticas comprobables", dijo la fuente, y ha sido revisada por las autoridades de Estados Unidos, Gran Bretaña y de Malasia, así como una compañía de satélite independiente.

Búsqueda aérea finaliza

La mayor parte de las tripulaciones aéreas internacionales llegarán a la Base Pearse de la Fuerza Aérea Real Australiana, cerca de la ciudad de Perth, en los próximos días.

La probabilidad de encontrar restos del avión en la superficie del océano es "altamente improbable", dijo este lunes el primer ministro australiano, Tony Abbott. La mayoría de los escombros probablemente están hundidos, agregó.

Así que los funcionarios están entrando a la siguiente fase: una búsqueda más intensa bajo el agua en la cual participarán contratistas privados y podría costar alrededor de 56 millones de dólares.

Las tripulaciones recorrerán un área mucho mayor del fondo del mar, de 60,000 kilómetros cuadrados. El proceso podría tomar al menos de seis a ocho meses, dijeron las autoridades.

La sonda submarina Bluefin-21 continuará escaneando el fondo del océano. Pero el sumergible no pudo buscar este martes debido al mal tiempo y a la marea alta.

Nadie sabe exactamente qué pasó con el MH370, que desapareció el 8 de marzo con 239 personas a bordo. El avión se dirigía desde Kuala Lumpur, Malasia, a Beijing, China.

Nuevos detalles

Familiares de los pasajeros chinos han estado furiosos por la aparente falta de información proporcionada por las autoridades de Malasia.

Pero este martes, los funcionarios dieron un reporte a decenas de familiares en Beijing y reprodujeron el audio de la charla final de los pilotos con una torre de control, lo cual no había ocurrido antes.

"Malaysia tres siete cero contacto Ho Chi Min 120.9, buenas noches", dice una voz identificada por los funcionarios malasios como la de un controlador de radar en Kuala Lumpur.

"Buenas noches, Malaysian tres siete cero", responde una voz de hombre que se cree que es un miembro de la tripulación del avión.

Los funcionarios también mostraron a miembros de la familia mapas de la ruta del vuelo, incluido un viraje desconcertante en Penang, sobre el estrecho de Malaca. Eso sacó al avión fuera de su curso.

El representante de Malaysia Airlines Subas Chandran dijo que el avión probablemente se quedó sin combustible cerca de las siete horas y media en el vuelo.

Tales detalles, aunque dan a qué pensar, fueron bienvenidos por los familiares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Se están haciendo progresos", dijo Jimmy Wang, miembro del comité de las familias que buscan respuestas.

Ivan Watson colaboró con este reporte.

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×