Secuestros de niñas en Nigeria: ¿por qué el mundo debe actuar?

La comunidad internacional debe prestar atención a las repercusiones de los actos y los posibles lazos terroristas de Boko Haram
¿Nigeria es responsable del secuestro de niñas?
Autor: Holly Yan
(Reuters) -

Hace un año, el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, publicó un video en el que anunciaba un nuevo y cuestionable frente en su sangrienta lucha por implementar el islam a la fuerza: sus combatientes empezarían a secuestrar niñas y venderlas.

Los secuestros —dijo— eran la reacción a que las fuerzas de seguridad nigerianas detuvieran a las esposas e hijos de los rebeldes.

Durante un año, el grupo rebelde ha hecho justamente eso… y los nigerianos han tomado los secuestros esporádicos con repugnancia y resignación.

Pero eso ha cambiado.

"Cuando esto ocurrió por primera vez… escuchaba que mis amigos y otras personas decían: '¿Por qué me importa? Nigeria está acabada. Nigeria se desintegrará'", dijo Emeka Daniel, a cuyo padre secuestraron en un incidente no relacionado.

"Me rehúso a creer eso", dijo. "No podemos permitir que esto se vuelva normal".

Estas son seis razones por las que los secuestros de Boko Haram, el repugnante mensaje que su líder envió esta semana y la respuesta inadecuada del gobierno nigeriano debería importarles al resto del mundo.

El terrorismo no está aislado

Solo imagina qué pasaría si hubieran secuestrado a 276 niñas en Estados Unidos. La respuesta habría sido la indignación masiva y una firme demanda de acción.

Conforme las fronteras pierden relevancia para los terroristas, el mundo entero tiene que notar a los grupos parecidos a Boko Haram.

"Tenemos que apropiarnos de esto como si hubiera ocurrido en Chicago o en Washington D.C.", dijo Nicole Lee, presidenta saliente del Foro TransAfrica. "Tenemos que estar hablando de esto… Necesitamos asegurarnos de que nuestro propio gobierno ayude de cualquier forma que pueda".

Lo que Boko Haram se ha dispuesto a hacer en el país más poblado de África es tan atroz como el caos que el Talibán está causando.

"De hecho nacen de un grupo llamado Talibán Nigeriano, lo que de cierta forma explica sus antecedentes", dijo el analista de seguridad nacional de CNN, Peter Bergen. "Buscan imponer un gobierno estilo Talibán en gran parte de Nigeria, particularmente en el norte que es su base".

El nombre del grupo significa "la educación Occidental es pecado" en hausa, el idioma local. Su propósito es imponer una observancia estricta de la sharia. El grupo se opone especialmente a la educación para las mujeres.

Según su versión de la sharia, las mujeres deberían estar en casa criando a los niños y cuidando de sus esposos, no en la escuela aprendiendo a leer y escribir.

Además hay que considerar sus lazos con al Qaeda.

Es difícil definir qué tan cercanos son los lazos de Boko Haram con al Qaeda, pero Estados Unidos cree que existen.

"Al Qaeda en el Magreb Islámico, la filial de al Qaeda en el norte de África, ha dado dinero a Boko Haram", dijo Bergen. "Los reportes indican que Osama bin Laden estuvo en comunicación con la dirigencia de este grupo".

Daniel lo explicó sucintamente.

"La gente piensa que esto no afecta a su país, pero yo insisto en que los terroristas… no se levantaron un día y decidieron volverse terroristas", dijo.

"A estos tipos les toma años decidirse a salir y cometer estas atrocidades. Así que como mundo tenemos que unirnos y tratar de encontrar la solución a este problema".

Estados Unidos está tan preocupado por el terrorismo anti-Occidente en Nigeria que el Departamento de Estado emitió la semana pasada una advertencia a los estadounidenses que viajan en y hacia Nigeria sobre la posibilidad de que los "grupos relacionados con el terrorismo" estén planeando un ataque en Lagos, el núcleo comercial del país, dijo Bergen.

El trato inhumano a los niños nos concierne a todos

Los terroristas atacaron la escuela de las niñas en plena noche y se hicieron pasar por soldados. Luego de un tiroteo con los guardias de seguridad, penetraron en el dormitorio de las niñas y las metieron en unos vehículos.

Mientras escapaban, los rebeldes quemaron unos edificios cercanos en la ciudad de Chibok, en el norte. Las niñas desaparecieron en la noche.

Los temores sobre lo que ocurrirá ahora con las niñas son lo peor.

En el nuevo video, el presunto líder de Boko Haram detalló su plan escalofriante:

"Secuestré a sus niñas. Las venderé en el mercado, lo juro por Alá", dijo un hombre que afirmaba ser el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, en el video que obtuvo la agencia noticiosa AFP.

Si la afirmación resulta ser cierta, las 276 adolescentes podrían volverse niñas-esposas o esclavas sexuales.

Los grupos de derechos humanos señalaron que Boko Haram ha secuestrado niñas de apenas 12 años. Y los secuestros empeoran.

Tan solo en los primeros dos meses de este año secuestraron a al menos 25 mujeres y niñas, según Human Rights Watch.

En noviembre de 2013, el grupo militante secuestró a docenas de mujeres cristianas; el Ejército rescató a la mayoría más tarde en las profundidades de la selva en Maiduguri. Para cuando las rescataron, algunas estaban embarazadas o habían dado a luz y era evidente que habían convertido a otras al islam y las habían casado con sus secuestradores.

Los padres, impotentes

Cualquier padre puede imaginarse el horror de que secuestren a un hijo. Ahora multiplíquenlo por 276 y agreguen a eso el temor a un grupo terrorista inestable.

Los familiares de algunas de las niñas secuestradas están aterrados de hablar con los medios por temor a las represalias contra sus hijas.

"Muchos de los padres creen que si hacen (cualquier) clase de movimiento, verán morir a las niñas", dijo el corresponsal de CNN en Nigeria, Vladimir Duthiers.

"Los padres nos han dicho, a lo largo de las pasadas tres semanas, que han arriesgado su propia vida tratando de ir armados con machetes, palos y rocas a hacer el trabajo que según ellos el Ejército nigeriano no está dispuesto a hacer".

Es el precio que hay que pagar por atreverse a enviar a la escuela a sus hijas a pesar de las amenazas de Boko Haram. Las niñas secuestradas provienen del estado de Borno, en donde el 72% de los niños en edad escolar nunca han asistido a la escuela, según la embajada de Estados Unidos en Nigeria.

Daniel dijo que sabe lo que están viviendo los padres. Secuestraron a su padre en Nigeria hace cuatro años, cuando regresaba de trabajar.

"No puedes dormir. No puedes comer". Hasta el día de hoy puede escuchar los lamentos de sus familiares, dice Daniel.

"Así que realmente entiendo a estas madres que perdieron a sus hijas. Es… no puedo… no puedes empezar a entender realmente lo que están viviendo hasta que estás en esa situación".

El padre de Daniel recibió un disparo y casi muere. Lo liberaron después de que la familia pagara un rescate.

Lo que ocurre en Nigeria tiene repercusiones más profundas

Nigeria presume de ser la mayor economía de África. Sin embargo, los problemas internos pueden tener un efecto en cadena muy amplio.

La actividad rebelde en Nigeria ya se esparció a los países vecinos como Camerún, cuyo gobierno ha advertido que los clérigos han estado reclutando miembros en las mezquitas del país, dijo Orji Uzor Kalu, exgobernador del estado de Abia, en Nigeria.

"En esta era de globalización acelerada, parece que Boko Haram espera alinearse con las fuerzas extremistas de Níger, Mali y tal vez Medio Oriente, lo que invoca al fantasma de la coordinación en el acaparamiento de municiones, obtención de inteligencia y ataques futuros", dijo Kalu.

La respuesta del gobierno nigeriano ha sido débil

Dos días después de los secuestros, las fuerzas armadas nigerianas señalaron que estaban libres todas las niñas excepto ocho. Eso resultó ser falso, lo que provocó que el padre de una de las niñas secuestradas dijera que el gobierno había cambiado la "propaganda descarada" por "la mentira descarada".

El presidente Goodluck Jonathan no dijo nada en tres semanas. Aún no visita la región.

Cuando empezó a hablar de los secuestros, criticó a los padres por no cooperar con la policía y no compartir la información.

"Ha sido horrible, francamente", dijo Richard Downie, refiriéndose a la respuesta del gobierno.

Downie es subdirector y socio del programa para África del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington.

"Secuestraron a estas niñas a mediados del mes pasado y no fue sino hasta anoche que escuchamos los primeros comentarios extensos del presidente, lo que hace creíble la afirmación de que el gobierno no está lo suficientemente concentrado en esta crisis", dijo Downie el lunes.

A eso hay que agregar los supuestos comentarios de la esposa de Jonathan.

"Patience Jonathan, la primera dama, llamó a algunas de las madres a que se reunieran con ella y básicamente les dijo que tenían que quedarse muy calladas y que estaban deshonrando y avergonzando a Nigeria", dijo Lee, del Foro TransAfrica. "Eso ciertamente es un problema".

Las cosas no pueden seguir como si nada hubiera pasado

El gobierno nigeriano está bajo cada vez más presión para encontrar y salvar a las niñas, ya que el miércoles iniciará un Foro Económico Mundial en la capital, Abuja.

El gobierno estadounidense ofreció su ayuda, pero señaló que Nigeria debe encabezar la búsqueda de las estudiantes.

Unos funcionarios dijeron a CNN que el gobierno de Obama está compartiendo información de inteligencia con las autoridades nigerianas y podrían brindar asistencia de otra clase, pero no hay planes de enviar tropas estadounidenses.

Un grupo de senadores estadounidenses de ambos partidos presentó una resolución en la que se llama a Estados Unidos a ayudar al gobierno nigeriano a mejorar la seguridad en las escuelas y a perseguir a Boko Haram.

En la resolución no se pide que se envíen soldados estadounidenses, pero se urge a Estados Unidos y los países africanos aliados a ofrecer "asistencia civil oportuna" para ayudar a rescatar a las estudiantes secuestradas.

Los grupos de derechos humanos se animaron gracias al apoyo creciente y la etiqueta #BringBackOurGirls es tendencia en todo el mundo.

En Los Ángeles y Londres se reunieron multitudes durante el fin de semana.

"Creo que una de las cosas más hermosas que han pasado es que la gente toma la etiqueta, la pone frente a ellos y dicen: 'Regrésennos a nuestras niñas'", dijo Lee. "Creo que la gente lo está haciendo y se está volviendo popular".

Erin Burnett, Janelle Griffin, Martin Savidge, Barbara Starr, Faith Karimi, Tom Cohen, Bill Weir y Aminu Abubakar contribuyeron con este reportaje.

Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×