Los tailandeses despiertan en un país regido por la ley marcial

El Ejército indicó que tomó las calles del país asiático para evitar la violencia de las protestas a favor y en contra del gobierno
Manifestantes resultan heridos en Tailandia
Autor: Hilary Whiteman
(Reuters) -

Eran las tres de la mañana en Tailandia. Probablemente nadie estaba mirando.

Pero el jefe militar del país eligió esa hora para aparecer en el Canal 5, manejado por el Ejército, para declarar la ley marcial en todo el país.

"Esto no es un golpe de Estado", dijo el general Prayuth Chan-Ocha horas antes de que la mayoría de la gente despertara a un nuevo orden público, con soldados en las intersecciones y tanques en las calles.

El Ejército señala que tomó el control para garantizar la seguridad en un país con profundas divisiones políticas, dos semanas después de que el Tribunal Constitucional del país destituyó del cargo a la primera ministra, Yingluck Shinawatra, y a nueve ministros de su gabinete.

El viceprimer ministro y ministro de Comercio, Niwatthamrong Boonsongpaisan, fue nombrado como primer ministro interino.

Reacción del gobierno

Niwatthamrong no ha sido destituido de su cargo, aunque uno de sus ayudantes, que pidió no ser identificado, dijo a CNN que el Ejército no consultó al gobierno para imponer la ley marcial.

"Tenemos que observar y ver si lo declarado por el jefe del Ejército es de buena fe", dijo el funcionario, quien calificó los acontecimientos de esta madrugada como "un golpe de Estado a medias".

Más tarde el primer ministro interino emitió una declaración sobre la imposición de la ley marcial:

"Con referencia a la declaración del Ejército Real de Tailandia de la ley marcial para mantener el orden y devolver la tranquilidad al país, el gobierno desea lo mismo para la paz nacional, y espera que la ley marcial se imponga a través de los medios pacíficos y la igualdad, sin violencia ni discriminación y en el marco del Estado de Derecho y el imperio de la ley que está de acuerdo con la política actual del gobierno", dijo Niwatthamrong.

Larga historia

Los habitantes de Tailandia están familiarizados con los golpes de Estado. El país ha enfrentado al menos 18 golpes militares reales e intentos desde que se convirtió en una monarquía constitucional, en 1932.

El último fue en 2006, cuando el Ejército envió tanques a las calles antes de expulsar el entonces primer ministro, Thaksin Shinawatra, hermano de Yingluck, que ahora vive en el exilio para evitar una condena por corrupción que, afirma él, tiene motivaciones políticas.

Los partidarios de Thaksin, conocidos como camisas rojas, también se han unido en torno a Yingluck, y acusan que su derrocamiento es un "golpe judicial". El movimiento en contra del gobierno incluye a los camisas amarillas.

¿Qué es la ley marcial?

Pocas horas después de declarar la ley marcial, el general Prayuth anunció que dirigirá un nuevo grupo de trabajo de seguridad, el Centro de Comando de Resguardo de la Paz, que incluye a jefes de la armada, la fuerza aérea y la policía nacional.

Los soldados fueron enviados a hacer guardias en las estaciones de televisión. Las estaciones de radiodifusión, incluidos 10 canales de televisión por satélite, recibieron la orden de cerrar "para asegurar que la información se distribuya con razón y para evitar las distorsiones".

Las imágenes publicadas en las redes sociales mostraron soldados que patrullan las calles de Bangkok.

¿Hay otra opción?

La medida del general Prayuth de imponer la ley marcial no es sorpresiva, escribió Saritdet Marukatat, editor digital del Bangkok Post. El jefe del Ejército advirtió la semana pasada que sus fuerzas podrían verse obligadas a actuar para poner fin a las protestas violentas. 

"El país se encamina hacia un posible choque sangriento entre los dos campos, sin dejar opción para el comandante del Ejército, sino tratar de prevenirla. Como general, solo tenía dos opciones: un golpe militar o la ley marcial", escribió Marukatat.

Sin embargo, Sunai Phasuk, de Human Rights Watch Tailandia, dijo que la situación en el país aún no había justificado la intervención del Ejército.

"No hay ninguna prueba concreta de que la situación en Tailandia está fuera de control en la medida en que la ejecución de la ley marcial sea esencial. Con la aplicación de la ley marcial, el Ejército da un paso más hacia la toma del poder por completo de la administración civil".

¿Traerá la paz?

Thitinan Pongsudhirak, profesor de ciencias políticas, dijo que la declaración de la ley marcial en Tailandia rompió el punto muerto entre las partes en conflicto, y el Ejército está ahora en una posición para mediar en una posible resolución.

"Hemos estado paralizados en Tailandia ya que por un lado tenemos a los manifestantes a favor de la sustitución del gobierno, y por otro lado tenemos un gobierno provisional que se niega a renunciar", dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Si el Ejército puede desempeñar un papel mediador en la búsqueda de un compromiso que satisfaga a todas las partes, entonces podemos encontrar una manera de salir de esta crisis. Pero si no es así, si el Ejército tiene un papel partidista, entonces podemos ver mucho más crisis en Tailandia", advirtió.

Kocha Olarn y Tim Hume contribuyeron con este reportaje.

Ahora ve
Las FARC entregan a la ONU las últimas armas que tenían en su poder
No te pierdas
×