Argentina registra inundaciones por la crecida de los ríos Paraná e Iguazú

Al menos 50,000 personas quedaron aisladas en Montecarlo, Puerto Piraí y Caraguataí, tras las lluvias y el aumento en el caudal de los ríos
Cataratas de Iguazu
Cataratas de Iguazu  Cataratas de Iguazu
(Reuters) -

El aumento en el caudal de los ríos Paraná e Iguazú, como consecuencia de las lluvias que afectan al sur de Brasil, causó este miércoles inundaciones en provincias del noreste argentino.

Eso obligó a declarar zona emergencia e iniciar la evacuación de personas, informaron autoridades locales.

Una de las zonas mas afectadas fue el Parque Nacional Iguazú, en la provincia de Misiones, hogar de las cataratas del mismo nombre, que registraron el máximo histórico en su caudal, 46,000 metros cúbicos por segundo. Su acceso al público tuvo que ser cerrado.

Tras alcanzar un incremento récord "el río comenzó a bajar, no ha dejado de bajar, a una velocidad importante y eso nos ha llevado a la rehabilitación de la mayor parte de los paseos en los que habíamos restringido el acceso", informó Ezequiel Bermejo, gerente comercial de Iguazú Argentina.

La crecida del Paraná en Misiones provocó también cortes en rutas y puentes, dejando aisladas a 50,000 personas en las localidades de Montecarlo, Puerto Piraí y Caraguataí.

Leer: Serbia vive las peores inundaciones en 120 años

Además, cuatro familias del barrio Municipal de Puerto Rico tuvieron que ser evacuadas cuando sus viviendas quedaron tapadas por el desborde de un arroyo.

Junto a la de Misiones, las provincias de Corrientes, Chaco, Santa Fe y Entre Ríos resultaron perjudicadas por la crecida de los ríos.

El exceso de agua del Iguazú se trasladó al río Paraná que, sumado a su propia crecida por las precipitaciones en Brasil, forzó a abrir las compuertas de la represa hidroeléctrica Yaciretá, ubicada en la provincia de Corrientes en la frontera entre Argentina y Paraguay.

"Durante el día de hoy miércoles (los niveles de agua) continuarán en ascenso, siendo los valores máximos esperados en la lectura de dicho hidrómetro cercanos a los cinco metros, entre los días jueves 12 y viernes 13", informó la Entidad Binacional Yaciretá, que administra la represa, a través de un comunicado.

El gobernador correntino, Ricardo Colombi, criticó a las autoridades de la represa y aseguró que haber abierto las compuertas fue una decisión "muy dañina" y que "producirá una gran inundación".

En la provincia de Corrientes, donde el mayor pico del Paraná se espera para el próximo fin de semana, 24 familias tuvieron que ser evacuadas de la isla Apipé, cercana a la represa Yacyretá.

En tanto, el Gobierno de la provincia de Chaco prevé que alrededor de 500 familias que viven en zonas ribereñas al Paraná deberán ser evacuadas.

Funcionarios de esta provincia estiman que el próximo domingo el nivel del agua alcanzará un pico máximo de 8 metros de profundidad que llevará al caudal dos metros por arriba del nivel de alerta y 1.5 metros por encima del de evacuación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se cree que un total de 3,000 personas deberán movilizarse de sus asentamientos hacia lugares más altos para esperar el descenso del río que, siempre y cuando cesen las lluvias, demoraría entre 15 y 20 días.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta por lluvias y tormentas fuertes que abarca las provincias de Misiones, Corrientes, Santa Fe y Entre Ríos.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×