¿ISIS será el primer grupo terrorista que establezca un Estado islámico?

Las divisiones sectarias y el vacío de poder en muchas regiones de Iraq fortalecen a ISIS en su búsqueda por fundar un califato islámico
¿ISIS establecerá un Estado islámico en Iraq?
Autor: Tim Lister
(Reuters) -

Un hombre de mediana edad mira seriamente a la cámara. Lleva puesto un traje y corbata y podría pasar por burócrata de nivel medio.

Sin embargo, se trata de la fotografía de Abu Bakr al Baghdadi, quien transformó unas cuantas células terroristas que estaban al borde de la extinción en el grupo militante más peligroso del mundo.

El Estado Islámico de Iraq y Siria (ISIS, por sus siglas en inglés) ha prosperado y cambiado gracias al vacío que dejaron las fuerzas estadounidenses con su salida de Iraq y a la guerra civil en Siria.

Su objetivo es crear un Estado islámico en las regiones sunitas de Iraq y Siria.

Con la toma de Mosul —la segunda mayor ciudad de Iraq— y los avances sobre otras ciudades, ese objetivo parece estar al alcance.

ISIS controla cientos de kilómetros cuadrados de territorio en el que la autoridad se ha evaporado. Ignora las fronteras internacionales y está presente desde la costa mediterránea de Siria hasta el sur de Bagdad.

¿Cómo surgió?

Bajo el implacable mando de Abu Musab al Zarqawi, al Qaeda en Iraq (AQI) sembró el terror en las partes sunitas de Iraq en 2006 mientras trataba de iniciar una guerra sectaria contra la mayoría chiita.

Casi tiene éxito, especialmente tras el bombardeo de la mezquita de al Askari (un importante templo chiita de Samarra) que desató ataques en represalia.

Sin embargo, la muerte de Zarqawi a manos de las fuerzas estadounidenses, los malos tratos de al Qaeda hacia los civiles y el surgimiento de los Frentes Sahwa (Despertar) bajo el mando de los líderes tribales casi destruyeron al grupo.

Casi, pero no totalmente.

Cuando las fuerzas estadounidenses abandonaron Iraq, se llevaron gran parte de sus conocimientos para recabar información de inteligencia.

Las autoridades iraquíes empezaron a hablar de la "tercera generación" de al Qaeda en Iraq.

Hace dos años, un exvocero de las fuerzas armadas estadounidenses en Iraq, el general mayor Jeffrey Buchanan, advirtió que "si las fuerzas de seguridad iraquíes no son capaces de presionarlos, podrían resurgir".

La capacidad de esas fuerzas quedó comprometida fatalmente con la falta de soldados profesionales, la división sectaria de las fuerzas armadas y la falta del equipo necesario para combatir a la insurgencia, tales como helicópteros de ataque y capacidades de reconocimiento.

El nuevo al Qaeda recibió en 2006 el nombre de Estado Islámico en Iraq (ISI, por sus siglas en inglés). Más tarde incluiría a Siria en el nombre.

El grupo se aprovechó de que muchos sunitas sentían que el gobierno del primer ministro Nuri al Maliki los perseguía, los privaba de recursos y los excluía del poder.

El arresto de algunos personajes políticos sunitas prominentes y la dura represión a la disidencia sunita fue la mejor arma de reclutamiento que ISI pudo tener.

¿Quién es el maestro del terror?

Abu Bakr al Baghdadi llegó al puesto más alto en 2010 (a los 39 años) luego de que Abu Omar al Baghdadi muriera en un operativo conjunto de Estados Unidos e Iraq.

En ese entonces, al Qaeda en Iraq (al que renombraron Estado Islámico en Iraq en 2006) estaba en condiciones lamentables. Pero como las fuerzas estadounidenses iban de salida, Abu Bakr se dispuso a revivir al grupo.

Se sabe poco de él, pero en una biografía que se publicó el año pasado en los sitios web yihadistas se dice que hizo un doctorado en Estudios Islámicos en una universidad de la capital.

Formó su propio grupo militante en las zonas de Samarra y Diyala (de donde proviene su familia) antes de unirse a al Qaeda en Iraq. Incluso cumplió una sentencia de cuatro años en un campo estadounidense para insurgentes en Bucca, en el sur de Iraq; es casi seguro que en esa época desarrolló una red de contactos y además refinó su ideología. Lo liberaron en 2009 y puso manos a la obra.

¿De dónde proviene el dinero para el grupo?

Al principio, al Baghdadi se concentró en la discreción y la poca interacción de las células dificultaba aún más encontrar a la dirigencia y al dinero.

La extorsión —exigir dinero a los camioneros y amenazar con hacer estallar los negocios, por ejemplo— fue una de las fuentes de ingresos; robar bancos y tiendas de oro fueron otras.

Parecía que el grupo se había vuelto poco más que una pandilla, pero los ingresos ayudarían a financiar una oleada creciente de ataques suicidas y asesinatos que viciarían la atmósfera política.

También sirvió que reclutaran combatientes sunitas y financiaran ataques espectaculares contra prisiones para liberar a cientos de combatientes, además de ataques contra las patrullas policiales y asesinatos de funcionarios.

Ahora, al Baghdadi tiene una nueva estrategia para generar recursos: ataques a gran escala sobre varios ejes con el fin de capturar y conservar territorios.

Ayham Kamel, del Grupo Eurasia (una firma estadounidense de consultoría), dice que en la siguiente repetición de esta estrategia, ISIS "usará las reservas de los bancos de Mosul, el equipo militar y las bases policiacas que arrebató a las fuerzas armadas y la liberación de 2,500 combatientes presos para apuntalar su capacidad militar y económica".

¿Cuál ha sido la clave de su supervivencia?

Al Baghdadi evitó cometer los mismos errores que Zarqawi. ISIS evitó alienar a los personajes tribales poderosos.

Cuando capturó Fallujah, al oeste de Bagdad, colaboró con los líderes de las tribus locales en vez de izar su propia bandera en la ciudad.

Uno de los ideólogos del grupo, Abu Mohammed al Adnani, reconoció que "en cuanto a nuestros errores, no los negamos. Más bien seguiremos cometiendo errores mientras seamos humanos. Dios no permita que cometamos errores deliberadamente".

¿Qué tratan de lograr?

Quieren establecer un califato o Estado islámico que abarque toda la región.

ISIS empezó a imponer la ley islámica en las ciudades que controla. Se debe separar a los niños de las niñas en las escuelas; las mujeres deben usar en público el velo completo o nicab. Los tribunales islámicos imparten justicia brutal con frecuencia, la música está prohibida y se impone el ayuno durante el Ramadán.

¿Cómo obtiene apoyo?

Básicamente, ISIS trata de capturar y canalizar el resentimiento de los sunitas. Tanto en Siria como Iraq, trata de ganarse el apoyo por medio del dawa (proselitismo islámico): organiza programas de bienestar social e incluso actividades recreativas para niños, reparte alimentos y combustible a los necesitados e instala clínicas.

Una vez más, el dinero importa. El precio que hay que pagar es la aplicación de la ley islámica estricta.

¿En dónde entra Siria?

Un alto funcionario del contraterrorismo estadounidense dijo a CNN esta semana que ISIS considera que Siria e Iraq son "campos de batalla intercambiables y su capacidad para mover recursos y personal a través de la frontera ha fortalecido considerablemente su posición en ambos escenarios".

Es estallido de la violencia en Siria fue un regalo para al Baghdadi.

El presidente de Siria, Bachar al Asad, perdió el control de grandes porciones del norte y de la extensa frontera con Iraq. ISI podría construir un refugio, una base de retaguardia desde la que podría reclutar combatientes extranjeros, organizarse y escapar de cualquier operación militar iraquí.

Es probable que Al Baghdadi haya enviado agentes al otro lado de la frontera desde finales de 2011; el grupo cambió su nombre al agregar al Sham (Siria).

Se movió rápidamente para tomar el control de la provincia siria de Raqqah y le ayudó que el régimen de al Asad se concentró en Homs y Aleppo.

¿Cuál es su relación con otros grupos derivados de al Qaeda?

Conforme aumenta su fuerza, la visión de un califato bajo el control de ISIS se ha extendido.

Su ambición llevó a que declararan, a principios de 2013, que absorberían a otro grupo militante de Siria: el Frente al Nusra. Según algunas versiones, al Baghdadi fue esencial en la creación del grupo y ahora quiere su obediencia.

La declaración —y el rechazo de al Nusra— provocaron un inusual enfrentamiento entre ambos grupos que se consideran parte de al Qaeda.

Desde su escondite en algún lugar de Afganistán o Pakistán, el líder de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, trató inicialmente de mediar entre ambos y luego desconoció a ISIS cuando se rehusó a concentrarse en Iraq.

En vez de buscar una reconciliación, ISIS contraatacó. A principios de este año, el vocero del grupo, Abu Mohammed al Adnani, dijo a Zawahiri en una grabación: "El jeque Osama (bin Laden) reunió a todos los muyahidines con una sola palabra, pero tú los dividiste y los destrozaste".

"Entristeces a todos los muyahidines y haces que el enemigo de los muyahidines se regodee porque apoyas al traídor y haces que el corazón se entristezca", dijo al referirse al líder del Frente al Nusra, Abu Mohammed al Jolani.

Ese fue otro indicio más de la extraordinaria confianza de la dirigencia de ISIS.

A pesar de las rencillas, el éxito de ISIS ante los regímenes despreciables de Siria e Iraq que los militantes sunitas desprecian ha atraído a miles de combatientes extranjeros a sus filas, lo que le ha permitido seguir luchando contra al Nusra en Siria mientras prepara su gran ofensiva en Iraq.

¿Cuál es su estrategia?

Para las agencias occidentales de contraterrorismo, la combinación de fanatismo y organización disciplinada son un escenario de pesadilla e ISIS tiene mucho de ambos.

Mientras el mundo sigue sorprendido por la repentina captura de la ciudad de Fallujah, ISIS seguía concentrado en un premio más grande: Mosul y la provincia de Nínive. Las operaciones en Fallujah y otras partes de la provincia occidental de Anbar tenían el objetivo de alejar del norte a las fuerzas iraquíes… y lo lograron.

Han desarrollado una habilidad para ejecutar operaciones —atentados suicidas, ataques contra las fuerzas de seguridad y apoderamiento de ciudades— en varias regiones a la vez, con lo que desequilibran al desmoralizado Ejército iraquí.

Además, la experiencia de batalla ha creado una fuerza adaptable capaz de ejecutar ataques cada vez más sofisticados.

En los ataques contra Samarra, por ejemplo, sus combatientes usaron maquinaria pesada para quitar barreras que se instalaron durante la ocupación estadounidense.

Algunos analistas esperan que algunas partes esenciales de la infraestructura petrolera de los alrededores de Mosul sean blancos futuros.

¿Cuál es su debilidad?

ISIS corre el riesgo de que su rápida expansión —y la amenaza que representa para el Estado iraquí— sobrepase al grupo. Se retiraron de algunas de las ciudades que tomaron en el norte de Siria tras enfrentarse con al Nusra y otros grupos. Al Nusra se está aliando con otros grupos para formar un frente anti-ISIS.

Además, con la toma de Mosul —ciudad que interesa a los kurdos— podrían provocar que crezca la cooperación del Ejército iraquí con los experimentados combatientes peshmerga kurdos.

Un oficial de los servicios estadounidenses de contraterrorismo dijo a CNN que ISIS "todavía tiene debilidades importantes. Ha demostrado que tiene poca capacidad para gobernar eficazmente, generalmente es impopular y no tiene influencia fuera de la comunidad sunita en Iraq ni en Siria".

Para muchos analistas, eso huele a autocomplacencia.

¿Qué tan grave es como amenaza?

La debilidad de los gobiernos a los que ISIS se enfrenta —y el odio de los sunitas hacia esos gobiernos— implican que con unas cuantas docenas de camiones llenos de combatientes se pueden tomar pueblos y ciudades, pueden derrotar a fuerzas mucho más numerosas tan solo con su ferocidad y experiencia en batalla.

Como señaló el Grupo Soufan, una firma de consultoría sobre riesgos políticos, "ISIS es indiscutiblemente la organización terrorista más eficaz e implacable del mundo".

"Ahora desafía la autoridad de dos de los Estados más grandes de Medio Oriente y ha atraído a cantidades considerables de combatientes no solo de Iraq y Siria, sino también de Arabia Saudita y otros Estados árabes como Jordania".

No queda duda de la confianza y ambición del grupo.

El vocero de ISIS, al Adnani, recurrió el miércoles a Twitter para declarar que "la batalla aún no está en su apogeo, pero lo estará en Bagdad y Karbala. Abróchense los cinturones y prepárense", según la traducción del Grupo de Inteligencia SITE.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Al Adnani se burló abiertamente de al Maliki y dijo que era un vendedor de ropa interior que había provocado que los chiitas perdieran Iraq.

"Perdiste una oportunidad histórica para que tu gente controlara Iraq", dijo. "Los chiitas te maldecirán siempre mientras vivan".

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×