Muerte de un niño por asfixia en un coche en EU: ¿accidente o asesinato?

A Justin Ross Harris le impusieron cargos de asesinato y crueldad por dejar a su hijo en un carro en un día de calor sofocante
Una bebé sobrevive a una milagrosa operación
Joe Sterling
Autor: Joe Sterling
(Reuters) -

Lo que sonaba como el más trágico de los accidentes  —un padre distraído dejando a su niño en el coche en un día caluroso en Georgia— ahora está siendo tratado por la policía como un horrible e intencional crimen.

Los reportes judiciales añadieron nuevos detalles sobre el caso. 

Justin Ross Harris no solo puso a su hijo en el coche minutos antes de llegar al trabajo el 18 de junio, sino que además volvió a su coche horas más tarde, durante su tiempo de almuerzo.

Harris puso a su hijo Cooper de 22 meses de edad en un sistema de retención infantil orientado, en el asiento trasero de su Hyundai Tucson, después de haber desayunado en un restaurante de comida rápida.

Luego se dirigió a su lugar de trabajo, una oficina corporativa de Home Depot.

El padre, de 33 años de edad, regresó al coche durante su pausa para el almuerzo, abriendo la puerta del lado del conductor "para colocar un objeto en el vehículo", según los documentos judiciales de la investigación.

Por la tarde, alrededor de las 16:16 horas, Harris salió de su lugar de trabajo cerca de Vinings, en las afueras de Atlanta.

En cuestión de minutos, acudió a un centro comercial para pedir ayuda con el niño, que había estado en el coche durante unas siete horas en ese punto, según los documentos judiciales.

La temperatura media fue de unos 26 grados ese día, aunque superó los 33 en el punto más caliente del día.

La policía dice que la temperatura era de 31 grados centígrados cuando el niño fue declarado muerto en el lugar.

Al principio, parecía un error.

El testigo Dale Hamilton dijo a la afiliada de CNN WSB-TV que un Harris emocional se detuvo en el centro comercial después de que supuestamente se diera cuenta de que se había olvidado de dejar a Cooper en la guardería a las 8:30 horas.

Según reportes, la guardería está ubicada en la oficina de Home Depot, donde trabaja Harris.

"Colocó su hijo en el suelo, comenzó a hacer primeros auxilio tratando de reanimarlo. Al parecer, el niño no estaba respondiendo", dijo Hamilton a la estación.

La policía vio una multitud, y cuando los agentes comenzaron a investigar, vieron al niño en el suelo. Una vez que quedó claro que Cooper estaba muerto, Harris tuvo que ser contenido físicamente, dijo la policía.

La policía parecía tener empatía al principio, porque Harris aparentemente había olvidado que el niño estaba en la parte trasera del vehículo, mientras estaba en el trabajo.

Cuando Harris fue acusado de homicidio doloso y crueldad infantil, hubo un intenso debate sobre si el padre con el corazón roto tenía que ser castigado.

Sin duda, había sufrido bastante, pensaron muchos.

Pero la historia del padre en desgracia cambió rápidamente cuando la policía dio más detalles, y surgieron algunos puntos sin sentido respecto a la explicación sobre lo ocurrido.

La semana pasada, Harris se declaró inocente de homicidio doloso y cargos de crueldad infantil.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Él hombre está detenido sin derecho a fianza en la cárcel del condado de Cobb y está programado que comparezca ante un juez el 3 de julio.

El funeral de Cooper Harris será el sábado en la Iglesia de la Universidad de Cristo en Tuscaloosa, Alabama. El servicio está abierto al público.

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×