Tribunal Europeo de Derechos Humanos defiende la prohibición de la burka

El alto tribunal europeo desechó la queja que una ciudadana francesa presentó porque la ley francesa viola su libertad religiosa
francia burka  francia burka
Jethro Mullen
Autor: Jethro Mullen
(Reuters) -

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechazó este martes la queja que una joven musulmana presentó contra la ley francesa que prohíbe el uso de burkas y niqabs en público, con el argumento de que viola sus derechos.

La ley francesa que prohíbe el uso de la burka (una prenda de cuerpo completo que incluye una malla sobre el rostro) y el niqab (un velo que cubre el rostro completamente y cuenta con una abertura para dejar descubiertos los ojos) entró en vigor en abril de 2011.

Los defensores de la libertad religiosa se han unido para enfrentar a quienes dicen que el velo islámico denigra a las mujeres y no es coherente con el laicismo que se aplica estrictamente en Francia.

Una mujer francesa de 24 años llevó el caso ante el tribunal europeo de derechos humanos en Estrasburgo porque dice que la prohibición infringe su capacidad de vivir de acuerdo con su creencia religiosa, su cultura y sus convicciones.

Sin embargo, el tribunal anunció que el martes falló que la ley francesa no viola el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

El caso de la mujer musulmana

La mujer es una musulmana devota y no se ha revelado su nombre; trató de fundar su caso en varios artículos del convenio.

Esos artículos contemplan el derecho a que se respete la vida privada y familiar; el derecho a que se respete la libertad de pensamiento, conciencia y religión, y la prohibición de la discriminación.

La mujer dijo que ninguno de sus familiares la ha presionado para que use la burka ni el niqab, prendas que usa en público y en privado, pero no todo el tiempo, explicó.

Las audiencias sobre el caso en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos iniciaron en noviembre.

El debate en Francia

El Consejo Constitucional de Francia señaló en 2010 que la ley no impone castigos desproporcionados ni evita el libre ejercicio de la religión en los sitios de adoración y determinó por lo tanto que "la ley se apega a la Constitución".

Sin embargo, los críticos argumentan que el gobierno no tiene por qué decirle a la gente qué ropa deben usar ni cómo profesar su religión.

La ley provocó las críticas de algunas organizaciones de derechos humanos y religiosas y de algunos musulmanes, quienes la consideran discriminadora.

Francia tiene la mayor población musulmana del oeste de Europa.

La ley francesa impone una multa de 150 euros (unos 2,665 pesos) por usar esas prendas. Se puede pedir a la persona que viole la ley que lleve a cabo servicios a la comunidad como parte de la pena o como alternativa a la multa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cuando la ley entró en vigor, algunos analistas dijeron que era en gran medida un producto de la política interna de Francia, ya que el partido de centroderecha del presidente anterior, Nicolas Sarkozy, buscaba evitar un enfrentamiento con una derecha más radical.

Claudia Rebaza contribuyó con este reportaje.

Ahora ve
Miles de personas disfrutan en la red de un combate entre robots gigantes
No te pierdas
×