Qué hace a ISIS más temible y poderoso que al Qaeda

El grupo militante ha crecido en los últimos cuatro años y ha aprovechado el violento sectarismo chiita-sunita en Iraq y Siria
¿Qué es la ley sharia en Iraq?
| Otra fuente: CNN

En una declaración audaz de su ambición, el Estado Islámico de Iraq y Siria (ISIS) ha aspirado al liderazgo del movimiento islamista global, pidiendo a los musulmanes de todo el mundo que juren lealtad a su líder, Abu Bakr al-Baghdadi.

Al interponer tal preeminencia, ISIS está tratando de opacar a al Qaeda y a su líder Ayman al-Zawahiri, en lo que los analistas ven como el cambio más dramático en el yihadismo militante desde el 11 de septiembre de 2001. Pero ISIS también hace afirmaciones extravagantes –si sus palabras son tomadas literalmente– en relación a que dirige a 1,500 millones de musulmanes y que el mundo, no solo los desiertos de Siria e Iraq, son su nueva etapa.

¿Qué dijo ISIS?  

La declaración fue hecha el domingo en un mensaje de audio de 34 minutos por el vocero de ISIS e ideólogo, Abu Muhammad al-Adnani al-Shami, quien dijo que de ahora en adelante ISIS simplemente sería llamado el "Estado islámico". Eso es mucho más que un cambio de nombre; al mismo tiempo elimina los límites geográficos impuestos por el nombre anterior y destaca el control del movimiento de una amplia franja de territorio de Iraq y Siria. Incluso se sugiere que el grupo debe ejercer su autoridad sobre los lugares más sagrados del islam.

En un desafío directo a al-Zawahiri, al-Shami dijo que ahora "corresponde a todos los musulmanes jurar lealtad al Califa Ibrahim y apoyarlo".

Califa Ibrahim es el nombre ahora dado a al-Baghdadi, una figura secreta nunca vista en la producción voluminosa de propaganda de ISIS. Al-Shami dice que al-Baghdadi ha aceptado el compromiso de la lealtad ofrecida por importantes figuras del "Estado islámico".

"Por lo tanto él es el imán y 'Califa de los musulmanes' en todas partes", concluyó al-Shami con sorprendente brevedad.

Por qué es importante un califato  

Al-Shami dijo que en las zonas ahora controladas por el grupo, la legalidad de todos los Estados y organizaciones se convierte en nula y sin efecto, afirmando que las fronteras de la época colonial del Medio Oriente ya no son válidas. En cambio, serán reemplazadas por un califato derivado de las adquisiciones territoriales recientes de ISIS.

La restauración del califato era el sueño del líder de al Qaeda, Osama bin Laden, en el establecimiento de al Qaeda, pero ISIS se ha apoderado de más territorio y más ciudades, que cualquier afiliado a al Qaeda.

Al Qaeda en la Península Arábiga tomó brevemente el control de una serie de ciudades en el sur de Yemen a principios de 2012, pero fue expulsado de ellas más tarde ese año.

Los métodos de ISIS -especialmente su hábito de ejecuciones sumarias– y su negativa a aceptar la autoridad de al-Zawahiri también han dado lugar a una ruptura muy pública e irreconciliable con la organización matriz. ISIS fue repudiado por al Qaeda en febrero después de desafiar la demanda de al-Zawahiri sobre cesar sus actividades en Siria en favor de otra filial de al Qaeda, Jabhat al Nusra. El Comando General de al Qaeda dijo que ISIS no era "una rama del grupo de al Qaeda... no tiene una relación orgánica con el mismo, y al Qaeda no es responsable de sus acciones".

Pero el éxito del grupo ha cambiado el balance. En un lenguaje que parece burlarse de al Qaeda y Al Nusra, al-Shami dijo el domingo: "ellos nunca reconocieron el Estado Islámico, para empezar, aunque los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia reconocen su existencia. ... ¿Deberíamos consultarle a los que nos han abandonado? ¿A aquellos que nos han traicionado? ¿Aquellos que nos han repudiado e incitado contra nosotros?

Diferente a al Qaeda  

Charles Lister, miembro de Brookings Doha Center, dijo que el impacto de la convocatoria "será global dado que los afiliados de al Qaeda y los grupos yihadistas independientes ahora deben optar por definitivamente apoyar y participar en el Estado islámico u oponerse al mismo".

"A pesar de que ahora es inevitable que los miembros y prominentes partidarios de al Qaeda y sus afiliados se moverán rápidamente para denunciar a al-Baghdadi y este anuncio, son las consecuencias a largo plazo que pueden resultar ser más importantes", afirma Lister.

La disminución de la potencia de al Qaeda en su zona central entre Afganistán y Pakistán, la muerte de bin Laden y la fracturación del grupo en franquicias semiautónomas han dejado una nueva generación de yihadistas que buscan un hogar espiritual, y un campo de combate. ISIS proporciona eso, y tiene una máquina de propaganda habilidosa que produce videos de alta calidad publicados en medios de comunicación social.

Pero Charles Lister dice: "al Qaeda mantendrá un apoyo considerable, y una vez que el polvo se haya asentado, es muy probable que nos encontremos en una posición dualista de tener dos competidores representantes yihadistas internacionales: al Qaeda, con un enfoque ahora más local y un abordaje más gradual hacia el éxito, y el "Estado islámico", con un hambre de resultados rápidos y de hostilidad total para la competencia".

Lister dijo que ISIS se ha desarrollado como un grupo muy controlado con "un nivel casi obsesivo de burocracia, contabilidad y control centralizado, pero una coordinación político-militar implementada localmente". Pero a diferencia de al Qaeda, también ha "desarrollado un modelo cada vez más eficiente de gestión pública, capaz de aplicar simultáneamente la justicia medieval rígida y toda una gama de servicios sociales modernos".

Para Aram Nerguizian, investigador principal en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, la pregunta es: "¿cómo pueden crear estructuras de gobierno que no rozan completamente contra la estructura social de estos pueblos?"

ISIS ha crecido exponencialmente en los últimos cuatro años, aprovechando el espacio no gobernado y el violento sectarismo chiita-sunita para ganar la atención y el apoyo de miles de aspirantes a yihadistas. Ha atraído a cientos y probablemente miles de combatientes de todo el mundo árabe y de Europa. Aun así, sus fuerzas están distribuidas en un área enorme y serían ampliamente superados en número y en posesión de armamento por el Ejército iraquí, en caso de reorganizarse en una fuerza efectiva.

ISIS depende de poderosas tribus suníes al oeste y al norte de Bagdad, como sus anfitriones y socios. Si perciben sus prácticas como demasiado severas o a su califato como si los estuvieran marginando, la tolerancia que han demostrado frente a un enemigo común –el gobierno del primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki– pronto se desvanecerá.

¿Qué sucede en Siria?  

Una de las preguntas más importantes es cómo responden otros grupos en Siria. Una división siria más pequeña, Jeish al-Sahaba, ya ha declarado su lealtad al "califato". Localmente, algunos combatientes de al Nusra prometieron lealtad a ISIS antes que declarara el califato. "Nos unimos a ISIS para parar el derramamiento de sangre y ahorrarle a nuestra región y sus campos el peligro de la guerra y el desplazamiento", dijo el líder de al Nusra de la ciudad oriental de Bokamal.

Sin embargo, otros elementos de al Nusra se enfrentaron el lunes con ISIS en el pueblo y parece que sigue trabajando con otras facciones, incluso el relativamente secular Ejército Libre de Siria, en Deir Ezzor, una provincia donde ISIS es fuerte. La mayoría de los analistas prevén una mezcla inconsistente de competición y coexistencia, e incluso cooperación entre estos dos grupos, cuyas raíces ideológicas son similares.

Pero muchos musulmanes ven la declaración del califato no solo apóstata sino como una ridícula extralimitación del ISIS. El consejo sirio de la oposición de Ghuta Oriental, una importante zona en la batalla contra el régimen de Bashar al-Assad, atacó cualquier idea de que el ISIS pudiera formar un estado.

"El ISIS debe borrar la palabra 'estado' del nombre de la facción y dejarlo en facción yihadista porque el ISIS no tiene estructura tangible o religiosa", dijo el consejo, en una declaración obtenida para el Observatorio de los Derechos Humanos de Siria.

Un portavoz del Ejército Libre Sirio del este de Siria, Omar Abu Leila, describió la declaración del califato como "increíble".

"Hay millones de sirios que no están del lado de ISIS, así que ¿cómo pueden hablar de un califato en nuestra tierra?", dijo.

Raja Razek y Salma Abdelazis de CNN contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×