La madre del niño que murió en un auto en EU: ¿cuál es su rol en el caso?

Las investigaciones sobre el caso de la muerte de Cooper Harris han revelado poco acerca de la madre del pequeño
Justin Ross Harris acudió a una audiencia por la muerte de s  Justin Ross Harris acudió a una audiencia por la muerte de su hijo, a quién abandonó en un auto bajo el sol
Autor: Eliott C. McLaughlin
(Reuters) -

Gran parte de la atención en el caso de la muerte de un bebé por asfixia en un auto en EU se ha dirigido sobre Justin Ross Harris, el padre que no dejó al pequeño en la guardería.

El hombre de 33 años, originario de Georgia, enfrenta cargos por homicidio y maltrato infantil; sin embargo, las autoridades han mencionado repetidamente los actos de la esposa, Leanna. A ella no se le ha imputado delito alguno.

Leanna Harris dijo a CNN al principio de la investigación que un abogado le había aconsejado no hablar con los medios, así que no se sabe mucho sobre ella. CNN obtuvo una serie de órdenes nuevas en las que se detalla que las autoridades se están concentrando en el hardware de una computadora, así como en los expedientes médicos de su hijo y su esposo, aunque no se aclaró cuál es su rol en el caso.

Sin embargo, persisten las dudas.

1. ¿Quién es ella?

Leanna Harris es una nutrióloga de 30 años, según los expedientes. Ha vivido en Georgia desde 2012.

Aunque las filiales de CNN reportan que trabajaba en su casa en Marietta, trabaja para DaVita Inc., una empresa de cuidados para la salud de Alabama.

Antes de mudarse a Marietta vivió en Moundville, Alabama, un pueblo de unos 2,400 habitantes ubicado a unos 27 kilómetros al sur de Tuscaloosa, en donde se encuentra la Universidad de Alabama, en donde ella y su esposo estudiaron.

Se mudó a Moundville en 2007 y al parecer trabajó como nutrióloga para DaVita en algún momento de su estancia en ese pueblo, según los expediente.

2. ¿Su matrimonio es feliz?

Ella y Ross Harris cumplieron ocho años de casados en mayo.

Leanna Harris no ha hablado, aunque Ross Harris dijo a la policía que estaba felizmente casado, según los preámbulos de las muchas órdenes de cateo que se han girado en el caso.

"No obstante, se han obtenido pruebas de que ha tenido comunicaciones sexuales inapropiadas con otras mujeres", señalan las órdenes.

La semana pasada, un detective afirmó en el tribunal que mientras Cooper agonizaba en la camioneta de su padre, Ross Harris intercambió mensajes sexuales explícitos con seis mujeres mientras trabajaba; algunos incluían imágenes de desnudos. Una de las receptoras de los mensajes de Harris es menor de edad, señaló el detective Phil Stoddard, de la Policía del condado de Cobb.

Stoddard agregó que los mensajes que Leanna intercambió con Harris indicaban que ambos tenían problemas económicos y que Leanna se había quejado acerca de algunas compras que Ross había hecho.

No entró en detalles, pero en una orden de cateo se indica que ambos "tenían deudas estudiantiles y un crédito de auto por una cantidad considerable" y que Ross Harris había cargado a su tarjeta de crédito 4,000 dólares (unos 54,000 pesos) en millas de aerolínea.

Sin embargo, un amigo de la pareja, Winston Rowell Milling, declaró ante el tribunal que las cosas parecían normales. Milling y su esposa se reunían con Ross y Leanna Harris durante los festivales, picnics, caminatas y otros eventos familiares. Parecía que ambos padres tenían una relación amorosa con Cooper, dijo.

3. ¿Es sospechosa?

Leanna Harris aún no se considera sospechosa, pero la policía afirmó que se comportó de forma extraña en los días y momentos previos a la muerte de su hijo de poco menos de dos años.

Stoddard dijo que los investigadores pensaron que había sido extraño que:

• Ross y Leanna Harris se turnaran para dejar a su hijo en la guardería y recogerlo; el día en que Cooper murió, Leanna llegó y le dijeron que no habían dejado a Cooper esa mañana.

Supuestamente dijo a los empleados de la guardería: "Ross debe haberlo dejado en el auto".

Los empleados de la guardería dijeron a la policía que habían tratado de explicarle que podía haber muchas razones por las que no hubieran llevado a Cooper ese día, pero ella insistió en que Ross lo había dejado en el vehículo, según declaró Stoddard el 3 de julio en la audiencia de Ross Harris para determinar causa probable.

El abogado defensor, H. Maddox Kilgore, dijo al tribunal que Ross y Leanna se acababan de enterar del programa Look Again (mira de nuevo) del gobernador Nathan Deal, que arrancó a mediados de mayo. El programa pretende "recordar a los padres, cuidadores y al público los peligros de dejar niños en vehículos sin supervisión".

• La defensa también aludió al programa del gobernador para explicar varias búsquedas en internet que Ross y Leanna Harris hicieron en los días previos a la muerte de Cooper.

La policía afirmó que la pareja les dijo que buscaron qué tan caliente tendría que estar un auto para provocar la muerte de un niño y que Leanna específicamente "hizo declaraciones similares respecto a la investigación sobre las muertes dentro de autos y cómo ocurren".

Aún no se conoce exactamente cuándo se hizo la supuesta búsqueda.

En una orden de cateo se establece que Leanna Harris dijo a la policía que perder a su hijo porque lo dejaran dentro de un vehículo caliente era "su peor temor".

"Los investigadores le hicieron más preguntas al respecto. Leanna declaró específicamente que temía que dejaran a su hijo dentro de un vehículo caliente, no perder a un hijo", se señala en la orden.

El abogado de Ross Harris dijo que su cliente olvidó que Cooper estaba en el auto.

• Stoddard afirmó que Leanna Harris había hecho un comentario extraño a su esposo mientras estaban en una sala de entrevistas tras el arresto de Harris.

Ross dijo a Leanna que Cooper lucía apacible y dijo que "tenía miedo de cómo se vería", dijo Stoddard.

Stoddard dijo que en otro momento, Leanna Harris le preguntó a su esposo qué le había dicho a la policía.

"Ella le preguntó… hizo que se sentara y él empezó a repasar esto. Entonces ella lo miró y dijo: 'Entonces, ¿dijiste demasiado?'", según la declaración del detective.

4. ¿La llamaron como testigo en la audiencia de causa probable de su esposo?

Ella no declaró, pero asistió. No se sabe con certeza si la llamarán como testigo, pero según las leyes de Georgia, el privilegio conyugal —que impide que una esposa declare contra su esposo y viceversa— no procede en este caso.

Las leyes de Georgia establecen que el privilegio conyugal "no será aplicable en los procedimientos en los que el esposo o la esposa está acusado de algún delito contra la persona o un menor de edad, pero podrá obligarse a esa persona a dar pruebas solo respecto al acto específico que se le imputa al acusado".

Leanna Harris llegó antes de que el procedimiento iniciara, se sentó con sus familiares y tomó de la mano a una mujer que estaba sentada junto a ella.

Cuando llevaron al tribunal a Ross Harris —quien vestía un uniforme de prisión anaranjado— al parecer se conmovió.

Cuando Stoddard empezó a declarar, ella tomó de la mano a otra mujer que estaba sentada junto a ella y en un momento dado pareció que se enjugaba las lágrimas.

Ella inclinó la cabeza cuando le preguntaron a Stoddard acerca de los mensajes de texto sexuales que Ross Harris envió a otras mujeres. Más tarde, miraba justo al frente con una expresión vacía. Volvió a inclinar la cabeza cuando Stoddard habló de su supuesta conversación con los empleados de la guardería.

Leanna Harris parecía prestar más atención cuando se empezó a hablar de la fianza de su esposo.

5. ¿Habló en el funeral de su hijo?

Leanna Harris dijo a los dolientes en Tuscaloosa que antes de que Cooper naciera, le preocupaba "nunca poder tener un hijo".

Dijo que el pequeño era perfecto y contó que había cambiado su vida y la de Ross Harris.

"Como hacen los niños, puso de cabeza nuestra vida", dijo. "Limpiar, cambiar pañales, la cena, el baño. En resumen, lo que llamaría cosas de mamás. No lo cambiaría por nada".

Dijo que el niño había tenido problemas para dormir últimamente y que había dormido con ella y su esposo las dos noches previas a su muerte y "se acurrucó entre nosotros".

"Recuerdo que me volteé a la mitad de la noche. Su boca estaba abierta y sus labios de niño dejaban salir su aliento sobre mi rostro. Atesoraré ese momento para siempre".

Agregó que estaba "feliz" porque se ahorraría algunas de las decepciones de la vida como su primera decepción amorosa, la muerte de sus abuelos y sus padres y con quién sentarse a la hora del almuerzo en la secundaria.

"Lo extraño con todo mi corazón. ¿Lo traería de vuelta? No. Traerlo de vuelta a este mundo roto sería egoísta", dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Finalmente dijo que no estaba enojada con su esposo y que el niño "era lo más importante del mundo" para Ross, a quien describió como un "papá maravilloso".

Con información de Devon Sayers y Natisha Lance.

Ahora ve
Cinco razones por las que las vacaciones de Trump preocupan a sus asesores
No te pierdas
×