Los deseos de venganza avivan el ciclo de violencia en Jerusalén

Los familiares de los adolescentes asesinados piden a las autoridades isralíes y palestinas que se ponga un alto a la violencia
Una ofensiva del grupo Hamas hacia Israel
Kareem Khadder, Ben Wedeman y Jethro Mullen
Autor: Kareem Khadder, Ben Wedeman y Jethro Mullen
JERUSALÉN (Reuters) -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, habló este lunes con el padre de uno de los adolescentes palestinos a los que quemaron vivos en Jerusalén la semana pasada y manifestó su consternación ante lo que calificó de asesinato "repugnante".

Los ánimos se siguen caldeando por la muerte de Mohammed Abu Khedair, de 16 años; Netanyahu habló por teléfono con el padre, Hussein Abu Khedair; le dijo que llevarán a juicio a los asesinos y "se los procesará con todo el rigor de la ley".

El padre del adolescente dijo a CNN el lunes por la tarde que no recordaba haber hablado con Netanyahu.

"Estuve despierto toda la noche y no dormí nada", dijo Hussein Abu Khedair. Dijo que había hablado con mucha gente, pero no recordaba si Netanyahu había sido uno de ellos.

La policía arrestó a varios judíos israelíes sospechosos de estar relacionados con la muerte del adolescente. Dijeron que había "indicios firmes" de que los atacantes podrían haberse inspirado en el deseo de venganza por la muerte de tres adolescentes israelíes cuyos cuerpos encontraron hace una semana en un terreno en la Margen Occidental.

En el Knesset, el Parlamento de Israel, los legisladores condenaron unánimemente la muerte de los cinco jóvenes (los cuatro judíos israelíes y el adolescente palestino), reportó el diario israelí The Jerusalem Post.

Los acontecimientos de la semana pasada lograron consternar a una región que ha vivido décadas de combates y desconfianza y lograron amargar las relaciones entre israelíes y palestinos.

'Detengan este repugnante ciclo de violencia'

La familia también está furiosa por el trato que la policía israelí dio a uno de los primos de la víctima.

Los familiares dijeron que golpearon brutalmente a Tariq Abu Khdeir —quien estudia la preparatoria en Florida, Estados Unidos— cuando lo detuvieron en las protestas por la muerte de su primo.

El domingo liberaron bajo fianza a Khdeir, quien estaba de vacaciones de verano en Jerusalén. El tribunal decretó arraigo domiciliario durante nueve días en la casa de un familiar, en un vecindario diferente.

Las autoridades israelíes dicen que Khdeir formaba parte de un grupo de jóvenes que atacó a la policía.

"Por lo que entiendo sobre los hechos del caso, no es un transeúnte inocente al que sacaron del patio de la escuela", dijo el embajador de Israel en Estados Unidos, Ron Dermer, en el programa Fox News Sunday. "Estaba con otras seis personas. Estaban enmascarados. Arrojaron bombas de gasolina y cócteles molotov contra nuestros policías. Tres de ellos tenían cuchillos… Eso no justifica el uso desmedido de la fuerza y nuestro Ministerio de Justicia abrirá una investigación".

Khdeir dice que estaba observando a los manifestantes cuando lo abordaron.

"La policía me atacó. Desperté en el hospital", dijo mientras salía del tribunal en Jerusalén el domingo; tenía los ojos morados y el labio hinchado.

"Solo vi que alguien corría hacia mí, así que traté de huir", dijo a los reporteros.

Khdeir dijo que no sabía por qué lo atacaron.

Sus familiares afirman que es el joven al que se ve en dos videos diferentes: unos hombres que usaban el uniforme de las fuerzas armadas israelíes lo sometieron, le ataron las manos y lo golpearon.

El Departamento de Estado de Estados Unidos pidió que se lleve a cabo "una investigación expedita, transparente y creíble y que se rindan cuentas por el aparente uso excesivo de la fuerza".

En días pasados, los israelíes se manifestaron contra el racismo y pidieron que se pusiera fin a la violencia.

Netanyahu llamó a los líderes palestinos y de otros países árabes a que condenen la violencia igual que él.

"Somos diferentes a nuestros vecinos. Allí aceptan a los asesinos como si fueran héroes y nombran plazas en su honor", dijo el domingo; agregó que Israel juzga a los instigadores mientras que la dirigencia palestina incita a la violencia a través de los medios y del sistema educativo.

"No distinguimos entre terrorismo y terrorismo y actuaremos duramente contra ambos. No diferencio la instigación de la instigación en el Estado de Israel… No dejaremos que los extremistas —sin importar a qué bando pertenezcan— traigan la violencia a la región".

Las protestas en las que detuvieron a Khdeir fueron parte de los disturbios en Jerusalén que estallaron tras la muerte de Abu Khedair y en los que los jóvenes palestinos chocaron repetidamente con las fuerzas de seguridad israelíes.

Los enfrentamientos son los peores que se han registrado en la ciudad en una década.

'Demuelan sus casas'

Suha, la madre de Abu Khedair, dice que quiere justicia igual para la gente que lo secuestró la mañana que se dirigía a la mezquita a orar. Murió luego de que lo enterraran vivo y le golpearan la cabeza con un objeto contundente, según las autoridades.

"Si los sentencian y demuelen sus casas y les dan cadena perpetua, tal vez quede un poco satisfecha", dijo Suha Abu Khedair.

Las fuerzas armadas israelíes destruyeron las casas de los dos sospechosos principales de los asesinatos de los tres adolescentes israelíes. Los sospechosos siguen prófugos.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, llamó a Naciones Unidas a iniciar una investigación internacional de los delitos recientes contra el pueblo palestino, incluido el asesinato de Abu Khedair, según reportes de la agencia noticiosa estatal palestina, WAFA.

Algunos funcionarios de ambas partes llamaron a la mesura entre los temores de que continúe el aterrador ciclo de violencia.

Campaña contra Hamas

Las fuerzas israelíes continuaron la campaña contra las operaciones de Hamas en la Margen Occidental; acusan al movimiento militante islámico de estar detrás del asesinato de los tres adolescentes israelíes.

Hamas aplaudió el secuestro de los tres jóvenes judíos, pero negó que fueran responsables de lo que había ocurrido.

Netanyahu juró la semana pasada que "Hamas pagará" por la muerte de Eyal Yifrach, de 19 años; Gilad Shaar, de 16, y Naftali Frankel, de 16, quien también era ciudadano estadounidense.

En la campaña —que inició luego del secuestro de los adolescentes, el 13 de junio— se ha arrestado a cientos de personas, se han ejecutado cateos generalizados de casas y ha habido enfrentamientos letales.

Violencia en Gaza

Al mismo tiempo, las fuerzas israelíes se enfrentan a Hamas en la frontera con Gaza.

Día tras día, los militantes de Hamas (que controla Gaza) han disparado cohetes hacia el sur de Israel. Día tras día, Israel responde con ataques aéreos contra objetivos en Gaza.

Las fuerzas de defensa de Israel señalaron el domingo que al menos 25 cohetes que se dispararon desde Gaza habían hecho blanco en Israel en la víspera y que se reportaron más disparos durante la noche.

Nueve militantes palestinos murieron en 10 ataques aéreos israelíes en Gaza durante la madrugada del lunes, dijo Ashraf Al Qidra, portavoz de Ministerio de Salud de Gaza.

Siete de los muertos son militantes de Hamas, señaló. Dijo que los otros dos eran "ciudadanos".

Un portavoz de las fuerzas de defensa israelíes advirtió el lunes que continuarían los ataques aéreos.

"Seguiremos actuando para debilitar e incapacitar la infraestructura terrorista de Hamas, atacaremos sus bodegas, sus capacidades de fabricación de cohetes y aquello que ponga en peligro el bienestar de los israelíes en el sur del país", señaló el teniente coronel Peter Lerner en un comunicado.

Ben Wedeman y Kareem Khadder reportaron desde Jerusalén; Jethro Mullen reportó y escribió desde Hong Kong. Con información de Michael Schwartz, Diana Magnay, Holly Yan, Josh Levs, Steve Almasy y Talal Abu Rahma.

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×