Obama pide recursos para agilizar las deportaciones de niños migrantes

El presidente de EU solicitó al Congreso 3,700 millones de dólares para pagar más jueces, instalaciones de detención y agentes fronterizos
Crisis de niños migrantes en la frontera de EU
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El presidente estadounidense Barack Obama solicitó al Congreso de su país 3,700 millones de dólares en fondos especiales para atender la oleada de inmigrantes indocumentados, especialmente de niños centroamericanos, informó este martes la Casa Blanca. 

Altos funcionarios del gobierno dijeron que el monto, superior a lo que la Casa Blanca había anunciado que pediría hace una semana, "refleja la exhaustiva estrategia del gobierno para resolver esta situación de una manera agresiva y efectiva". 

Obama dijo la semana pasada que su reforma migratoria -pieza central de su segundo mandato- ha entrado en un punto muerto en la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, y que a partir de ahora gobernará por decreto para intentar aliviar la desbordante situación.

El dinero solicitado por el mandatario estadounidense estaría destinado a varias agencias del gobierno y financiaría el aumento de jueces de inmigración, funcionarios de asilo y agentes fronterizos, instalaciones de detención y la aceleración de deportaciones, señalaron los funcionarios. 

Desde el pasado mes de octubre más de 52,000 niños, en su mayoría provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala, han sido detenidos en la frontera estadounidense, lo que ha provocado una crisis política y humanitaria que el gobierno de Obama intenta gestionar, sin el apoyo de la oposición republicana.

El gobierno estadounidense ha subrayado que los niños que cruzaron la frontera en los últimos meses no obtendrán estatus legal o ciudadanía, y que en cambio son considerados "prioritarios" para ser deportados. 

Parte de los recursos se usarían además en una campaña para informar en Centroamérica sobre los peligros del viaje hacia Estados Unidos, especialmente para los menores, y en iniciativas para impulsar mejoras en seguridad y economía en los países de la región. 

"Estamos tomando un enfoque agresivo desde ambos lados de la frontera", dijo uno de los funcionarios, que habló en condición de anonimato. 

Los menores emigran principalmente de El Salvador, Guatemala y Honduras, huyendo de la violencia en sus países y en busca de sus familias en Estados Unidos.

El vicepresidente Joe Biden y el secretario de Estado John Kerry ya se han reunido con los mandatarios de Centroamérica -de donde huyen los niños por la violencia y la pobreza- para impulsar una solución conjunta. El contacto con México también es permanente. 

Este miércoles el presidente Obama se reunirá en Texas con el gobernador Rick Perry para “discutir la crisis humanitaria y de seguridad a lo largo de la frontera sur”, informó la encargada de prensa de Perry. 

El gobernador afirmó la semana pasada sobre el tema que la decisión correcta es la "expulsión inmediata" de estos niños que llegan cada día por centenares ilegalmente a Estados Unidos, añadió. 

"La afluencia rápida (de menores no acompañados de parientes) ha puesto bajo presión los medios de los vigilantes de fronteras", argumentó, asegurando que "la frontera está menos segura que nunca". 

Mientras que el secretario de Seguridad Interior, Jeh Johnson, que viaja este martes a Guatemala para tratar la crisis, reiteró el domingo que el gobierno pondrá freno a la entrada de menores, al tiempo que agilizará las deportaciones. 

En Texas y Arizona, epicentro de la crisis, los centros de detención y bases militares a donde son trasladados los menores detenidos están saturados, explicó una fuente anónima de la Guardia Fronteriza, y los menores permanecen hacinados a la espera de que las autoridades abran el proceso para devolverlos a su país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La Cruz Roja estadounidense confirmó que ha tenido que proporcionar a los responsables de las dependencias gubernamentales mantas y kits de higiene personal para los detenidos, que llegan exhaustos, hambrientos y sucios tras recorrer miles de kilómetros y sortear decenas de peligros.

Con información de AFP

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×